Público
Público

Lo que debes saber sobre la nube de azufre del volcán de La Palma

Según el meteorólogo José Miguel Viñas, cuando la lava llegue al mar "habrá una emisión bastante importante de gases tóxicos, como el dióxido de azufre".

22/09/2021 nube tóxica volcán
La nube de ceniza y dióxido de azufre que expulsa el volcán de La Palma, desde el núcleo urbano de Tacande, en el municipio de El Paso, en la isla de La Palma. Kike Rincón / Europa Press

Una de las grandes preocupaciones en torno a la erupción de La Palma es qué sucederá una vez la lava llegue al mar. Las autoridades contemplan que se puedan generar explosiones y la emisión de gases nocivos y han advertido a los vecinos que no se acerquen a la zona.

¿Los volcanes emiten gas?

Durante una erupción los volcanes emiten elementos líquidos, sólidos (como el magma y los piroclastos), pero también gaseosos. La cantidad de gases presente en el magma es la responsables de que la erupción sea más o menos explosiva (violenta). Ascienden en forma de columna hasta el punto en el que alcanzan la misma temperatura que la atmósfera, según explica Protección Civil. Esta columna puede arrastrar una gran cantidad de piroclastos y materiales sólidos a lo largo de su ascenso por el conducto del volcán, que pueden ser o bien proyectados o bien incorporados a la columna dependiendo de su tamaño. 

En la erupción de La Palma las últimas estimaciones distribuidas por Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por riesgo Volcánico de la Comunidad Autónoma de Canarias (PEVOLCA) indican que "los gases volcánicos emitidos pueden alcanzar los 3000 metros de altura (según el Centro Consultivo de Ceniza Volcánica de Toulouse, Francia)". 

¿Es ese gas nocivo?

Los principales componentes del gas volcánico son agua (casi el 80% del total), pero también dióxido de carbono (CO2), anhídrido sulfuroso (SO2), que es tóxico, y ácido sulfhídrico (H2S), que también es tóxico. 

Cuando la lava de la erupción de La Palma llegue al mar "habrá una emisión bastante importante de gases tóxicos, como el dióxido de azufre", según ha explicado el meteorólogo José Miguel Viñas en un encuentro virtual organizado por Meteored. Viñas ha advertido de que esos materiales dan tanto al agua como al aire "un contenido ácido de toxicidad" y ha señalado que cuando lleguen esos vapores "se acordonará un perímetro bastante alto". 

22/09/2021 restos erupción
Ana Rodríguez limpiando un coche en Los Llanos de Aridane tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja en la isla de La Palma. Borja Suarez / Reuters

¿Podrá convertirse este gas nocivo en lluvia ácida? 

La lluvia ácida es una precipitación con un grado de acidez anormal (pH menor de 5) y está causada por las emisiones de óxidos de nitrógeno y de azufre de fábricas, centrales térmicas y vehículos, que se transforman en soluciones ácidas al mezclarse con el vapor de agua del aire y caen a la superficie terrestre con la lluvia, según el Instituto Geográfico Nacional. Este tipo de precipitación provoca graves daños en la vegetación, suelos, ecosistemas acuáticos e incluso en construcciones y también importantes problemas respiratorios. 

Viñas ha reconocido que "se está especulando si en algún momento" los gases provenientes de la erupción de La Palma "podrían generar nubes que pudieran dar lugar a una precipitación de carácter ácido", ha apuntado que en estos momentos en la zona hay una situación de régimen de vientos alisios, caracterizados por la estabilidad atmosférica, que "no favorece las lluvias". 

¿Hasta dónde se extenderá la nube de azufre? 

El Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus pronostica que el dióxido de azufre empezará a avanzar por el Mediterráneo el viernes 24 de septiembre a las 09:00 UTC (10:00 hora canaria, 11:00 hora peninsular). El sistema calcula que afectará a gran parte de la Península e Islas Baleares; sur de Francia; norte de África; Córcega, Cerdeña y Sicilia, así como oeste y sur de Italia. 

Más noticias