Público
Público

Diagnosticado con déficit de atención y solo necesitaba gafas: así es la pobreza visual en España

El 8,59% de los menores padece pobreza visual y uno de cada tres fracasos escolares está relacionado con problemas en la vista.

Un niño comprueba un dispositivo móvil durante una clase en un colegio.
Un niño comprueba un dispositivo móvil durante una clase en un colegio. AFP/PHILIPPE HUGUEN

Corría el año 2008 cuando Fidel Castro y Hugo Chávez, presidentes de Cuba y Venezuela, curaron la ceguera de miles de personas. No es un juego de palabras. Se trató de la llamada Operación Milagro. Aunque el nombre apela a la fe, todo era cuestión de ciencia e inversión. Ambos gobiernos enviaron médicos por América Latina para tratar problemas oftalmólogos en personas con pocos recursos. Cinco años después, más de medio millón de latinoamericanos recuperaron la vista. Personas que se creían ciegas tan solo necesitaron atención sanitaria para recobrar la mirada. 

En España esos problemas no son tan agudos ni extremos, aunque el 8,59% de los menores sufre situaciones de pobreza visual. Esos son los cálculos de la Asociación Visión y Vida en su informe Radiografía de la pobreza visual infantil en España. Eso significa que unos 700.000 niños y niñas sufren en sus familias escasez de recursos económicos para la compra de los equipamientos ópticos necesarios.

La pobreza siempre trae problemas añadidos, y uno de ellos son las dificultades en la escuela. Los menores de familias con menor renta tienen 5,6 veces más probabilidades de repetir curso, según datos de Eurostat. Datos que desmontan mitos sobre la meritocracia y habla de lo mucho que influye la familia de origen en el puesto que se ocupa en el mundo.

"Descubrimos que los que tienen problemas de visión tenían peores resultados en la escuela y detestaban leer"

Y la pobreza y las malas notas vuelven a remitir a problemas en la vista. Uno de cada tres fracasos escolares tienen que ver con una mala visión en clase, según datos del proyecto Ver para aprender. "Hicimos varias pruebas optométricas a menores y descubrimos que los que más fallaban eran los que tenían peores resultados en la escuela y los que más detestaban leer", asegura Salvador Alsina, presidente de Visión y vida y partícipe del proyecto.

¿Qué es exactamente la pobreza visual?

La pobreza visual es toda aquella dificultad o barrera relacionada a limitaciones en el acceso a material o tratamientos optométricos. No se puede simplificar a que los jóvenes no tengan acceso a unas gafas, ya que se trata también de no tener acceso a operaciones o consultas de oftalmólogos.  

Las comunidades más afectadas son Ceuta (19,84%), Extremadura (11,52%), Asturias (10,73%), Andalucía (10,56) y Melilla (10,11%). Les siguen Canarias (9,49%), País Valencià (9,40%), Galicia (9,10%) y Murcia (9,06%). Las más saneadas en este aspecto son Euskadi (5,02%), Navarra (5,38%) y Aragón (5,69%). 

Tabla cedida por la Asociación Visión y Vida.
Pobreza visual infantil en España. Tabla cedida por la Asociación Visión y Vida.

"Cuando se detecta un niño con miopía no solo necesita gafas, también necesita tratamiento para frenar el crecimiento de la miopía. Hay tratamientos nocturnos, lentes especiales..., cada caso tiene una necesidad diferente", comenta Alsina, que además apunta como un problema en aumento en Occidente. 

Desde la asociación piden algún tipo de inversión para paliar las limitaciones a las que muchas familias se ve sometidas. Un ejemplo de ello es el Gobierno de Italia, que a principios de 2021 tramitó el llamado "Bonus Vista", que ofrece una ayuda de 50 euros para equipamiento óptico a personas con ingresos inferiores a 10.000 euros anuales. 

En esa línea, el Ayuntamiento de València aprobó el pasado junio ayudas para cubrir necesidades básicas en la adquisición de productos audioprotésicos y ópticos a las personas que acudan a los centros municipales de servicios sociales. 

Los profesionales del sector animan a que el Gobierno regule y financie las carencias que el sistema nacional de salud tiene en torno a los problemas oculares. En este sentido, el pasado junio el Senado aprobó una moción que insta al Gobierno a elaborar un Plan Nacional de Salud Visual y Prevención de la Ceguera, ya que entre la población mayor de 65 años hay casi 800.000 personas que padecen degeneración macular, según datos de la Asociación Mácula Retina.

Malos diagnósticos por no barajar problemas de salud

Además de problemas en la finaciación, también aparecen conflictos en torno a la detección de casos de problemas de visión. En España, el 72,8% de los casos detectados han sido gracias a la intervención de los padres o profesores, según una investigación de Visión y Salud del año 2019. En el 15,8% de las ocasiones ha sido el propio menor. La Atención Primaria, precarizada y desbordada, no es capaz apenas de identificar el problema. 

Tabla cedida por la Asociación Visión y Vida.
Pobreza visual por comunidades autónomas.  Tabla cedida por la Asociación Visión y Vida.

Son comunes los casos en los se relacionan problemas de visión con un alumno problemático. Entre los casos más extremos, Elisenda Ibañez, optometrista, ha descubierto durante su carrera casos como el de un niño que fue diagnosticado con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) cuando en realidad tenía un problema de la vista. 

"Nos complicamos la vida a veces pensando que es problema psicólogo o logopeda y es un simple problema de visión"

La trabajadora ha comprobado cómo problemas de visión impiden un desarrollo completo de los niños incluso en cuestiones sociales: "Conozco el caso de un niño que decían que no le gustaba subirse a los columpios, que no le gustaba el deporte..., pero era porque no tenía desarrollo de visión espacial y se caía y era algo torpe. Hay muchos niños con problemas de visión que no han sido diagnosticados".

Ibañez identifica problemas en la detección de casos, que si se diagnosticaran correctamente, podrían aliviar la carga de trabajo de muchos sectores de la sanidad. Es inusual barajar como primera opción que un niño tenga problemas de vista, enseguida se elevan las preocupaciones a elementos más graves: "Nos complicamos la vida a veces pensando que los niños tienen problemas psicólogos o logopeda y es un simple problema de visión", zanja.

Más noticias