Público
Público

España necesita mil técnicos de laboratorio para hacer las PCR a tiempo

Desde hace semanas hay graves retrasos a la hora de dar los resultados de las PCR. Madrid tiene el mayor problema por la falta de personal y de reactivos: "Llevo nueve días confinado. Lo peor de la espera es el miedo a perder el trabajo".

Una joven es atendida por un profesional sanitario en un Centro Cívico de barrio de Balàfia LLeida, donde el departamento de Salud realiza cribados masivos de PCR. EFE/ Ramon Gabriel/Archivo
Una joven es atendida por un profesional sanitario en un Centro Cívico de barrio de Balàfia LLeida, donde el departamento de Salud realiza cribados masivos de PCR. EFE/ Ramon Gabriel/Archivo

Hace tres semanas se incrementaron los problemas con los retrasos a la hora de obtener los resultados de una PCR. Las mayores demoras se acumularon en la Comunidad de Madrid y en Castilla y León, pero la Comunitat Valenciana, Aragón, Murcia y Galicia también tuvieron problemas por la falta de personal y por la falta de reactivos para hacer las pruebas. Según los cálculos de la Asociación Española de Técnicos de Laboratorio (Aetel), España necesita mil técnicos de laboratorios para agilizar este proceso.

Comunidades como Castilla y León han solventado el problema en buena parte, mientras que Murcia, Andalucía, Aragón y Madrid continúan teniendo problemas por la falta de trabajadores. Pero, además, en la Comunidad de Madrid siguen los problemas por la falta de reactivos. Los mayores retrasos se localizan en el Hospital Clínico San Carlos, uno de los hospitales más grandes de la región y que atiende a una población de 374.814 personas. 14 centros de salud del sur de la capital dependen de este hospital.

A Luis (nombre ficticio) le realizaron una PCR el pasado lunes 31 de agosto en el centro de salud de Campamento (Latina), dependiente del Clínico. "Estuve de vacaciones y el sábado llegué a Madrid. Me incorporaba al trabajo el martes, pero empecé a notar síntomas: malestar general, fiebre, dolor de cabeza... Esperé un poco, pero el lunes llamé al centro de salud. Contactar con el centro fue muy difícil, seis horas llamando cada cinco minutos sin parar. Al final conseguí hablar con mi doctora y el mismo lunes me hicieron la PCR. Desde entonces estoy esperando el resultado", relata a Público

La espera se hace frustrante y no es única para Luis porque se acumulan los casos. Ana (nombre ficticio) comenzó a tener síntomas cuando estaba de vacaciones en Zahara de los Atunes (Cádiz). Llamó a un centro que encontró por Internet, pero no se lo cogieron y se fue a su ciudad natal en coche, Sevilla. A los dos días le hicieron una PCR pero en su hospital de referencia, el Virgen del Rocío, también está teniendo problemas: "Me han dicho que han tenido que repetir muchas PCR a varios pacientes por problemas en el laboratorio y ahora tienen sobrecarga de trabajo. Llevo esperando el resultado una semana", comenta. El Diario de Sevilla ha publicado este martes que "una cadena de errores" ha provocado la repetición de pruebas PCR en este hospital.

Ambos coinciden en que lo más les preocupa es la situación laboral. Los dos jóvenes tienen contratos temporales, a los dos le han hecho un justificante en los centros de salud para sus empresas, pero la presión existe. "No tienes seguridad alguna. Contactar con el centro de salud es una odisea pero lo peor de la espera es que genera mucho temor a perder el empleo, sobre todo si no tienes un trabajo fijo o unas condiciones dignas. Entiendo que haya personas que puedan llegar a pasar y saltarse el confinamiento porque hay presiones de las empresas y no te puedes permitir perder el puesto de trabajo", explica Luis.

Mientras que Ana denuncia que ha recibido amenazas directas de su jefa. Es camarera de un bar de Sevilla: "Este lunes me dijo que no podía esperar más tiempo y que como siguiera así iba a tomar medidas. Parece que piensa que esto es divertido para mí. Yo le recordé que ya le había entregado un justificante pero me echó en cara el fin de semana que no he trabajado y me dijo que como el resultado fuera negativo ya recuperaría las horas perdidas de alguna forma".

Falta de personal y falta de reactivos

El Hospital Clínico San Carlos reconoce los problemas de stock: "Se han incrementado notablemente las peticiones para la realización de pruebas PCR, pero la respuesta por parte de los proveedores no ha sido tan rápida en relación con el volumen de peticiones. Aun así no hemos dejado de hacer PCR en ningún momento, si bien con técnicas más lentas durante un tiempo lo que tal vez haya podido ocasionar algún problema puntual", indican a este medio. Sin embargo, señalan que no les consta retrasos de hasta ocho días.

Pero este tiempo de demora no sorprende ni a médicos ni a técnicos de laboratorios. Juan Carlos Rodríguez, presidente de la Asociación Española de Técnicos de Laboratorio (Aetel), señala tres causas de la demora en Madrid, donde se localiza el principal problema: la falta de técnicos, la falta de reactivos y la sobrecarga de trabajo en Atención Primaria

"Antes de la pandemia, en los laboratorios de microbiología trabajaban muy pocas personas. Abrían solo por las mañanas y algunas tardes de manera excepcional, pero ahora trabajan 24 horas. Se han reforzado las plantillas, pero no lo suficiente para los puestos que necesitan. En Catalunya, Valencia, Andalucía, Aragón y Murcia también hay problemas con la contratación de personal", explica a Público. Rodríguez señala, frente a estas, otras comunidades que han contratado más personal en las últimas semanas, destacando Castilla y León, Cantabria y Galicia.

Los hospitales han ido solventando la falta de reactivos al aumentar los equipos y acuerdos con proveedores

El segundo problema, el de la falta de reactivos, se ha ido solventando principalmente en las últimas semanas. "Madrid tiene que diversificar. ¿Cómo es posible que se tengan que derivar las PCR de profesores a un laboratorio privado? Porque no hay capacidad en la sanidad pública", lamenta el presidente. 

Rodríguez explica cómo han ido trabajando las comunidades: había hospitales que sólo tenían una casa comercial y esto provocaba que, si había un problema de stock, se quedaban sin ellos. Esos hospitales, hablando con la casa comercial, han llegado a acuerdos para que deje abierto el analizador de forma que puedan utilizar distintos tipos si la casa comercial principal se queda sin stock. Además, están comprándose más equipos distintos al inicio de forma que los laboratorios pasan de tener un equipo a dos de distintos tipos o de dos a tres para "tener más capacidad". "En Madrid falta hacer esto", insiste.

Para la Asociación Española de Técnicos de Laboratorio, así como para los propios trabajadores, desde que comenzó la pandemia ha habido una "desorganización terrible": "En los hospitales ahora hay mascarillas y EPIs para dos meses, pero resulta que no vamos a poder hacer pruebas suficientes porque se han olvidado de comprar los materiales y no han contratado lo suficiente. Parece que los laboratorios no hemos existido, pero los técnicos son necesarios y trabajaban con el virus".

Más noticias