Público
Público

La lluvia y el trabajo incesante de los bomberos logran contener los incendios activos en Navarra, Catalunya y Aragón

La vuelta de las altas temperaturas, la escasa humedad y el viento preocupan a las autoridades, que piden cautela y no descartan que se desaten nuevos focos.

Varios bomberos trabajan en un incendio en Sant Pere de Ribes, a 21 de junio de 2022, en Sant Pere de Ribes, Barcelona, Cataluña (España).
Varios bomberos trabajan en un incendio en Barcelona, a 21 de junio de 2022. Lorena Sopêna / Europa Press

La ansiada lluvia ha llegado durante la noche de este martes a diferentes puntos del país y ha ayudado a contener los incendios forestales que continúan activos. La Comunidad Foral de Navarra, Catalunya y Aragón, las regiones que más preocupaban por la agresividad de las llamas, ya han dado por estabilizados, incluso controlados, todos los fuegos.

Los equipos de emergencias, los bomberos, el Seprona, Protección Civil y Cruz Roja han sido algunas de las entidades que han estado al pie del cañón trabajando noche y día para garantizar la seguridad de los vecinos, amenazados por el denso humo y las llamas, así como para evitar la expansión de la quema.

Todos ellos han denunciado la falta de prevención y de recursos para evitar que tengan lugar estas catástrofes, así como la precariedad de los trabajadores y la falta de profesionalización. Algunos equipos de bomberos incluso han convocado huelgas advirtiendo de la situación de los montes y reclamando una mayor implicación, tanto por parte de los gobiernos autonómicos como del Gobierno central. 

Ante esta situación, y después de que la reserva de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, se viera arrasada por el incendio más virulento de los últimos diez años, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha promulgado un Plan de Lucha contra los incendios forestales de cara al año que viene.

Las precipitaciones amainan las llamas en Navarra

El dispositivo de extinción continúa trabajando en los focos que aún quedan de unos incendios que comenzaron el sábado en la Comunidad Foral y que se han ido reproduciendo estos días en puntos aislados, dejando un balance provisional de más de 10.000 hectáreas afectadas. Tanto los campos de cultivo como la masa forestal se han visto afectados y más de una decena de poblaciones han sido desalojadas.

Según informa el servicio de emergencias, los 15 litros por metro cuadrado de lluvia registrados sobre las dos de la madrugada han permitido contener el fuego en aquellas zonas en las que se encontraba más activo. A última hora de la tarde del martes, preocupaba especialmente la evolución de las llamas de San Martín de Unx y de Gallipienzo.

Ante esta evolución favorable, el Gobierno de Navarra ha decidido desactivar el Plan Territorial de Protección Civil y ha levantado la prohibición de realizar labores agrícolas y forestales con maquinaria como cosechadoras, empacadoras o trituradoras.

Teruel da por estabilizado el fuego

El incendio cerca de la residencia de Burbáguena (Teruel), que obligó a desalojar a 80 personas este lunes, se declaró como estabilizado alrededor de las 13.00 horas de la tarde del martes.

El director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, ha asegurado que la evolución de las llamas es positiva ya que se ha trabajado "muy bien durante la noche". Aunque, según las previsiones meteorológicas, la vuelta de las altas temperaturas y el viento podrían dificultar su extinción.

El incendio en El Garraf quema casi 24 hectáreas

El jefe de intervención de los bombers de la Generalitat, Joan Rovira, ha explicado que el incendio de Sant Pere de Ribes (Barcelona) ha entrado en fase de estabilización tras haber quemado casi 24 hectáreas.

El incendio se ha iniciado en el fondo de un valle sobre las 15.00 horas de este martes y ha ido remontando la ladera de la montaña, lo que ha permitido confinarlo con fuego táctico y líneas de agua. Las condiciones ambientales, más favorables que en días anteriores, también han contribuido a su detención.

El equipo de bomberos prevé que en las próximas horas pueda darse por controlado. Rovira ha mostrado su preocupación por la situación de los bosques en "toda Catalunya", especialmente por el Parque Natural del Garraf.

Más noticias