Público
Público
Únete a nosotros

El Papa arremete en plena selva amazónica contra la "cultura machista" que impide a las mujeres tener un papel protagonista

Francisco también ha cargado contra la corrupción política criticando a los "falsos dioses" que con "el brillo prometedor de la extracción del oro" exigen "sacrificios humanos". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Papa durante su visita en Perú./ REUTERS

El Papa ha denunciado la esclavitud "para el trabajo", "sexual" y "para el lucro" a la que se ven reducidas las mujeres de la región de la Amazonía, donde está de visita en su viaje a Perú, y ha arremetido contra la "cultura machista" que les impide tener un papel protagonista.

"Duele constatar cómo en esta tierra, que está bajo el amparo de la Madre de Dios, tantas mujeres son tan desvaloradas, menospreciadas y expuestas a un sinfín de violencias. No se puede naturalizar la violencia hacia las mujeres, sosteniendo una cultura machista que no asume el rol protagónico de la mujer dentro de nuestras comunidades. No nos es lícito mirar para otro lado y dejar que tantas mujeres, especialmente adolescentes, sean pisoteadas en su dignidad", ha subrayado.

Francisco ha hecho estas declaraciones en la explanada del Instituto Superior Tecnológico (IST) Jorge Basadre, en la ciudad de Puerto Maldonado, situada en la región amazónica, una de sus citas de la segunda etapa de su sexto viaje a América Latina. Según han informado medios locales, la agenda papal se vio modificada por motivos atmosféricos y la cita con el presidente, Pedro Pablo Kuczynski, y con las autoridades civiles y diplomáticas, será cuando regrese a Lima, aunque estaba previsto para esta mañana.

Además, ha vuelto a referirse a la cultura del descarte, de la que ha dicho "que no se conforma solamente con excluir, sino que avanza silenciando, ignorando y desechando todo lo que no le sirve a sus intereses". El pontífice ha deplorado esa "cultura anónima, sin lazos, sin rostros" que sin una madre "lo único que quiere es consumir".

"La tierra es tratada dentro de esta lógica. Los bosques, ríos y quebradas son usados, utilizados hasta el último recurso y luego dejados baldíos e inservibles. Las personas son también tratadas con esta lógica", ha remachado. Y por ello ha añadido: "No la usen como un simple objeto descartable, sino como un verdadero tesoro para disfrutar, hacer crecer y transmitirlo a sus hijos".

Durante su primer baño de masas en Perú, ha criticado "el onsumismo alienante" que no logra "dimensionar el sufrimiento asfixiante de otros" y usa a la tierra y las personas "hasta el cansancio" y después las deja como "inservibles" .

Condena a la corrupción

El Papa también ha centrado su discurso en los falsos dioses que con "el brillo prometedor de la extracción del oro" exigen "sacrificios humanos". Para el Papa, los "falsos dioses, los ídolos de la avaricia, del dinero, del poder, lo corrompen todo. Corrompen la persona y las instituciones, también destruyen el bosque".

Así ha arremetido contra la corrupción en un país en el que esta situación está asfixiando el escenario político tras las revelaciones que implican al jefe de Estado en la red de sobornos que Odebrecht extendió por toda América Latina y después del indulto concedido al ex presidente Alberto Fujimori.

"Jesús decía que hay demonios que, para expulsarlos, exigen mucha oración. Este es uno de ellos", ha dicho en referencia precisamente de la corrupción política. Así, el Papa ha invitado a los fieles a seguir a Jesús y no a las "falsas promesas deslumbrantes que, prometiendo vida, llevan a la muerte". En este sentido, ha dispuesto que la "salvación no es genérica, ni abstracta" y ha determinado que "las comunidades cristianas han de ser reflejo de esta mirada, de esta presencia que crea lazos, genera familia y comunidad".

Más noticias en Política y Sociedad