Público
Público

La Plataforma de Medios Independientes denuncia los ciberataques contra medios como 'La Marea' y 'El Salto' y exige una investigación

Los ataques a medios de comunicación y páginas web de izquierdas llevan produciéndose desde este viernes y este fin de semana se han ido recrudeciendo.

21/11/2021 Los medios 'El Salto' y 'La Marea', tras el ataque informáticos a sus páginas web
Los medios 'El Salto' y 'La Marea', tras los ataques informáticos a sus páginas web

Tercer día consecutivo de ataques informáticos a La Marea, El Salto y otros periódicos y páginas web de izquierdas. Desde la Plataforma de Medios Independientes (PMI) -de la que forman parte Público y los dos diarios afectados-, solicitan que "se investigue el caso" y muestran su solidaridad a todos los proyectos amenazados.

La PMI destaca que el efecto más claro e importante de estos ataques es "el que supone para la libertad de expresión en este país" . Ataques que comparan con los sufridos en el pasado, cuando "grupos de provocadores irrumpieran en las imprentas donde se publicaban periódicos incómodos y atacaran los medios de producción".

Además, añaden que, pese a que el "ataque sea a distancia y anónimo, esto es igualmente grave" y lo enmarcan "en un contexto de empleo de fake news, granjas de bots y trolls que alteran el ecosistema digital" y hace proliferar aún más "los discursos de odio y contra la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos". Por último, reiteran su apoyo a los proyectos amenazados y piden a las autoridades soluciones para que no se repitan ataques de este tipo.

Todo comenzó este viernes con ataques puntuales a ambos periódicos, así como a Kaosenlared. Menos de 24 horas después, se sumaron a ellos AraInfo y el proveedor de servicios en el que se alojan, Nodo50.

Y las consecuencias de lo que califican en el diario liderado por Magda Bandera de "ataque de carácter ideológico que tiene la intención de silenciarnos" van a más: el viernes las caídas de las páginas web fueron puntuales, dificultando a sus lectores acceder a sus informaciones.

El sábado su web fue "tumbada", como confirmaron en sus redes sociales. Y el domingo han podido recuperar algunas secciones del medio, pero "el ciberataque continúa", informa su directora en las redes sociales. En la misma situación se encuentran el resto de proyectos afectados.

La cooperativa de abogados Red Jurídica explicó que son ciberataques de denegación de servicio (DDoS) del tipo L7. Esto, como bien explican desde la PMI, consiste en que desde múltiples direcciones IP y con el uso de bots, se tumba un servidor sobresaturándolo con peticiones de información. Hackeos que el medio La Última Hora lleva recibiendo desde hace más de diez días

A continuación, reproducimos el comunicado íntegro de la Plataforma de Medios Independientes.

Libertad de expresión frente a los ciberataques

Varios medios, entre ellos La Marea y El Salto, están sufriendo ataques anónimos que impiden acceder a sus páginas. Desde la Plataforma de Medios Independientes, a la que pertenecen ambos, pedimos que se investigue el caso y mostramos nuestra solidaridad a todos los proyectos amenazados.

En las últimas dos semanas se han producido ciberataques a distintos medios de comunicación. Se trata de ataques de denegación de servicio (DDoS), un tipo de agresión informática por la que, desde múltiples direcciones IP y con el uso de bots, se tumba un servidor sobresaturándolo con peticiones de información. En el ataque han sido afectados dos medios que forman parte de la Plataforma de Medios Independientes (PMI), La Marea y El Salto, así como el proveedor de servicios en el que se alojan, Nodo50. Asimismo, otros proyectos comunicativos como La Última Hora, Kaos en la Red o Arainfo han sufrido caídas temporales durante esta campaña de ataques.

El ataque contra El Salto y La Marea comenzó el viernes 19 de noviembre y se ha mantenido a lo largo del sábado 20 y el domingo 21. Esto ha impedido a las plantillas de ambos medios trabajar en sus páginas web, y ha negado al público la posibilidad de acceder a ellas durante la mayor parte del día.

Esta campaña tiene distintos efectos, pero el más importante es el que supone para la libertad de expresión en este país. En el pasado, era habitual que grupos de provocadores irrumpieran en las imprentas donde se publicaban periódicos incómodos y atacaran los medios de producción. Hoy su equivalente es un ataque DDoS.

El hecho de que el ataque sea a distancia y anónimo es igualmente grave. Se da en un contexto de empleo de fake news, granjas de bots y trolls que alteran el ecosistema digital, haciéndolo a menudo irrespirable y favoreciendo la expansión de los discursos de odio y contra la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos. Como en el pasado, este ataque afecta a las personas que trabajan en estos medios, desestabiliza económicamente sus proyectos y trastorna la libertad de prensa, un principio irrenunciable para nuestras sociedades.

Desde la PMI pedimos que se investigue el caso adecuadamente, que las autoridades competentes hagan todo lo posible para que no puedan repetirse estos ataques, y mostramos nuestra solidaridad y todo nuestro apoyo a todos los proyectos que han estado amenazados en los últimos días por los autores de este ataque.

Más noticias