Público
Público

Sucesos Prisión sin fianza para el delincuente que mató a un guardia civil en Granada

El presunto autor de los hechos es un delincuente habitual de 40 años, con antecedentes por violencia machista, robo y amenazas, que fue arrestado horas después de cometer el crimen.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen del funeral por el guardia civil José Manuel Arcos Sánchez. EFE

El juez ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido el lunes pasado como supuesto autor del disparo que mató a un agente de la Guardia Civil de 47 años durante un control en Huétor Vega (Granada).

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el detenido, que ha prestado declaración ante el juez de guardia, está investigado por los delitos de homicidio, atentado, tenencia ilícita de armas y robo y uso de vehículo a motor.

El Juzgado de guardia se ha inhibido a favor del de Instrucción número 5, que será el encargado de la investigación judicial.

El presunto autor de los hechos es un delincuente habitual de 40 años, con antecedentes por violencia machista, robo y amenazas, que fue arrestado horas después de cometer el crimen cerca del centro comercial Serrallo, en Granada capital, por donde se desplazaba en una furgoneta que acababa de robar.

Los hechos ocurrieron sobre las 4.20 horas del lunes pasado cuando el guardia civil José Manuel Arcos Sánchez y una compañera en prácticas se encontraban en un punto de identificación durante un control.

Los agentes interceptaron a un vehículo que circulaba a gran velocidad e identificaron a su único ocupante, que supuestamente acababa de cometer un robo en un bar de Las Gabias (Granada).

Tras identificarlo se produjo un forcejeo entre el guardia civil y el detenido, que antes de huir arrebató el arma al agente y le disparó en la zona baja del abdomen, lo que lo dejó gravemente herido y le causó la muerte en el hospital PTS hasta donde fue trasladado.

El arrestado también disparó contra la guardia civil en prácticas que acompañaba en la patrulla al agente, aunque no logró alcanzarla.

José Manuel Arcos Sánchez fue despedido el martes pasado en un multitudinario funeral en la catedral de Granada, al que asistió el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras recibir a título póstumo la Cruz de la Orden al Mérito con distintivo rojo de la Guardia Civil

Más noticias en Política y Sociedad