Público
Público

Tauromaquia La plaza de toros de Bilbao acumula pérdidas por medio millón de euros

En el periodo comprendido entre 2014 y 2017, el coso de la capital vizcaína acumuló números negativos. La oposición reclama que el nuevo pliego, ahora en fase de redacción, permita revisar el uso de ese espacio público.

Publicidad
Media: 4
Votos: 8

Concentración antitaurina en Bilbao el pasado mes de agosto. / DANILO ALBIN 

La tortura de animales arroja números rojos. Entre 2014 y 2017, la Plaza de Toros de Bilbao ha acumulado pérdidas que rondan los 500 mil euros, a lo que se suman los cuarenta mil euros anuales que el ayuntamiento gasta en entradas para repartir entre partidos políticos –sólo las aceptan PNV, PSE y PP- y asociaciones de la tercera edad. El ritual de la Semana Grande de la capital vizcaína, con 54 toros muertos cada año, ya no sale rentable.

Este sábado, militantes antitaurinos han protagonizado una performance en pleno centro de Bilbao para reclamar, de una forma inédita, el fin de esta sangría: a través de un stand de una pancarta que ponía “Vista Alegre Plaza de Vida”, han repartido dos mil manzanas entre los transeúntes. El acto ha estado a cargo de cincuenta activistas que llevaban una camiseta en la que podía leerse “Bilbao Antitaurina” en rojo. “No queremos que se torturen y maten animales en un espacio público, y tampoco queremos que se siga despilfarrando dinero de esta manera”, comentó a este periódico Kontxi Reyero, portavoz del Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia (CAAB), el grupo que organiza la acción de este fin de semana, patrocinada por CAS Internacional y Animal Guardians.

No han elegido un momento cualquiera para hacer esta protesta: actualmente, el ayuntamiento de Bilbao –gobernado por el PNV en coalición con el PSE- prepara las bases del nuevo pliego de contratación para la gestión de la Plaza de Vista Alegre. Los plazos apuran, ya que a final de año caducará el contrato suscrito en 2014 entre la Junta Administrativa del coso y la empresa Martínez Flamarique, propiedad de la familia Chopera.

De momento, poco y nada se sabe sobre el estado del trámite. Antes del verano, el ayuntamiento hizo saber a los medios que tiene intención de privatizar la gestión de esta plaza, que únicamente acoge corridas durante los nueve días de Semana Grande. Tanto los antitaurinos como los grupos políticos de izquierda reclaman que este espacio se destine a otros fines, pero PNV, PSE y PP se mantienen como garantes de la tauromaquia. De hecho, EH Bildu, Udalberri, Goazen Bilbao y el Partido Animalista intentaron que se celebrase una consulta sobre el futuro de esta plaza, pero peneuvistas, socialistas y populares lo impidieron.

“Aquel contrato se adjudicó sin concurso ni licitación, vulnerando la ley de contratos del sector público”, indicó a este periódico la concejala de EH Bildu Aitziber Ibaibarriaga, quien califica ese acuerdo como un “auténtico chollo” para la empresa: “Triunfe o no la feria de Semana Grande, Flamarique tiene garantizados unos beneficios mínimos de 70 mil euros”, relató.

Concentración antitaurina en Bilbao el pasado mes de agosto. / DANILO ALBIN

Consultar a la ciudadanía

Con estos datos a la vista, EH Bildu llevará al pleno del próximo día 27 una moción para reclamar al equipo de gobierno que consulte a la ciudadanía “los usos que se deben incluir en el pliego de condiciones que licitará la gestión de la plaza de Vista Alegre”. En ese texto, la coalición abertzale advierte sobre “los cada vez peores resultados de estas corridas”. Los datos que se conocen sobre las corridas de agosto pasado no son precisamente alentadores: este año, la feria perdió otros 10 mil espectadores en relación a 2017. El último sábado de la feria, varios asistentes increparon y amenazaron a los militantes antitaurinos que protestaban contra los espectáculos taurinos fuera de Vista Alegre.

Concentración antitaurina en Bilbao el pasado mes de agosto. / DANILO ALBIN

“A la mayoría social no le gustaría saber la cantidad de dinero que estamos regalando para que se diviertan unos señoritos”, dijo Reyero a Público mientras preparaba los últimos detalles de la performance de este sábado, que se realizará a partir de las 13.00 frente al Palacio de la Diputación Foral de Bizkaia (Gran Vía 25). “La puesta en escena será muy novedosa y de un alto impacto visual, en el que se hará partícipes a los ciudadanos que circulen en ese momento por la ciudad”, adelantaron los organizadores. El objetivo: reivindicar el espacio de Vista Alegre “como un lugar donde la vida sea celebrada y disfrutada por las ciudadanas y ciudadanos de Bilbao”. Hoy ocurre justamente lo contrario.

Más noticias en Política y Sociedad