Público
Público

Verano en público Por qué son tan frecuentes los hongos en los pies en verano

El exceso de sudoración en los pies y  el contagio en duchas y piscinas, debido al agua estancada, y el andar descalzo en zonas donde hay alto tránsito de personas son los dos factores más importantes que provocan que tengamos hongos en los pies en verano.

El exceso de sudoración y el contagio en duchas y piscinas son los factores más importantes que provocan que tengamos hongos en los pies en verano.
El exceso de sudoración y el contagio en duchas y piscinas son los factores más importantes que provocan que tengamos hongos en los pies en verano. PIXABAY

Llega el verano, el calor, las piscinas, la playa y es el momento en el que vamos con los pies al aire libre, descalzos o en chanclas y con ello consiguen mejor respiración, pero a la vez sudan más. La estación veraniega se caracteriza por ser la época en la que frecuentemente aparecen los hongos en los pies. ¿Sabes por qué?

Los doctores Joaquín Mir y la doctora Marina Ballesteros, podólogos del Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar y del Centro Médico Quirónsalud Algeciras, indican en una entrevista con el medio Infosalus que los hongos en los pies son muy frecuentes en verano por dos motivos principales:

·El exceso de sudoración en los pies como consecuencia del aumento de las temperaturas produce un ambiente húmedo en esta parte del cuerpo, que provocan la llegada de los hongos.
​·El contagio en duchas y piscinas, debido al agua estancada, y el andar descalzo en zonas donde hay alto tránsito de personas y con ello crece el riesgo de contagiarse.

Los expertos subrayan que en los pies podemos desarrollar hongos en dos zonas principales, sobre la piel y en las uñas: "En la piel recibe el nombre de 'dermatomicosis' y suele cursar con signos y síntomas como el picor, el enrojecimiento, la maceración, las ampollas, el mal olor, o las grietas entre los dedos, etc."

En el caso de las uñas, los doctores de Quirónsalud señalan que estos casos se identifican como 'onicomicosis', y suelen presentarse con despegamiento de la uña, cambios en la coloración (normalmente blanca o amarilla) debilitamiento y rotura de la lámina ungueal, etc.

"Si se dan cualquiera de los signos y síntomas mencionados anteriormente es de vital importancia acudir al Podólogo de manera precoz.El retraso en el diagnóstico y en el tratamiento va a dificultar la resolución de la patología", afirman ambos.

A la hora de prevenir los hongos en los pies, el doctor Joaquín Mir y la doctora Marina Ballesteros recomiendan el uso de calcetines de algodón y de zapatos que transpiren adecuadamente para evitar el exceso de sudoración; al mismo tiempo que en aquellos casos de sudoración excesiva (hiperhidrosis) dicen que el podólogo prescribirá antitranspirantes específicos según cada caso.

Algunos consejos más que aportan los expertos, es hacer un correcto secador de pies después de la ducha o del baño, haciendo hincapié en los espacios entre los dedos, ya que se trata de la zona que suele quedar más húmeda

"Utiliza chanclas propias en duchas públicas y superficies mojadas donde pisan los usuarios. Acudir al podólogo en caso de sufrir un golpe en la uña produciendo un hematoma, ya que suele ser una situación idónea para el desarrollo de hongos al crearse un espacio donde se acumula la humedad y no llega a secarse adecuadamente; al igual que cuando observamos una separación entre la uña y el lecho", aprecian.

Sobre los tratamientos, los podólogos indican que los hongos se tratarán con distintos fármacos antifúngicos que pueden ir desde cremas, polvos y barnices ungueales, hasta medicación vía oral para los casos más severos. 

"En el caso de las onicomicosis (hongos en las uñas) es de vital importancia la realización por parte del podólogo de quiropodias periódicas (corte y fresado de la uña afectada) para sanear la zona y ayudar a los fármacos a penetrar mejor en la zona", agregan.

En última instancia, los expertos llaman la atención sobre el hecho de que con mucha frecuencia acuden a su consulta pacientes con onicomicosis de largo tiempo de evolución que se han tratado con remedios caseros no efectivos y que no han consultado al especialista previamente.

"En estos casos suele haber afectación de gran parte de la lámina ungueal e incluso de varias uñas, los cual dificulta el tratamiento. Es por ello determinante el diagnóstico precoz", sentencian.

Más noticias