Público
Público

Violencia de Género Condenado a 14 años y 9 meses por violar y maltratar a su novia menor de edad

Los hechos se produjeron entre 2014 y junio de 2017, a lo largo de la relación de dos años y siete meses en los que la pareja convivió en casa de una hermana del acusado

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Policía Nacional. Europa Press

Un joven de 21 años ha sido condenado a penas que suman 14 años y nueve meses de cárcel, y 20 días de localización permanente, por maltratar y violar en dos ocasiones a su compañera sentimental, una menor de edad que estaba embarazada cuando se produjo una de las agresiones y que abortó, sin que se haya podido probar que fuera a consecuencia de los golpes recibidos.

El juicio por estos hechos, que tuvo lugar el pasado 11 de febrero, fue celebrado a puerta cerrada en la Sección Tercera de la Audiencia de Gipuzkoa.

Según la sentencia del caso, los hechos se produjeron entre 2014 y junio de 2017, a lo largo de la relación de dos años y siete meses en los que la pareja convivió en casa de una hermana del acusado, en una localidad de la comarca de Donostialdea.

La resolución precisa que los episodios de maltrato comenzaron desde el inicio de la relación

La resolución precisa que los episodios de maltrato comenzaron desde el inicio de la relación, cuando la menor tenía 14 años, y consistieron en "puñetazos, bofetadas, empujones y tirones de pelo", y a veces el procesado la golpeaba "con el palo de la escoba" y con las sillas de la vivienda.

El inculpado controlaba, además, la "manera de vestirse" de la chica, la impedía relacionarse con sus amigos, controlaba sus redes sociales y la amenazaba con frases como "si no estás conmigo no vas a estar con nadie" y "si estas con alguien te vas a arrepentir".

El texto señala que, en ocasiones, "ante la negativa de la joven a mantener relaciones sexuales", le propinaba golpes y "la agarraba con fuerza del cuello hasta que perdía el conocimiento", circunstancia que luego aprovechaba para violarla.

El acusado le propinaba golpes y la agarraba con fuerza del cuello hasta que perdía el conocimiento

Esta situación, según la sentencia, ocurrió en dos ocasiones, la primera de ellas en el verano de 2016 en el domicilio de la madre de la menor, y otra en enero de 2017.

Un Juzgado de Instrucción dictó una orden de protección que también fue violada por el acusado, lo que provocó en la chica una afectación psicológica, indicadores de nerviosismo y ansiedad, deficiente autoestima y miedo a encontrarse con el procesado "compatibles con una situación de desigualdad de las situaciones de violencia de género, de las que ha precisado tratamiento psicológico".

Según la sentencia, los hechos son constitutivos de un delito continuado de agresión sexual con la agravante de parentesco; un delito de maltrato habitual; tres delitos de maltrato no habitual; un delito leve de coacciones, un delito leve continuado de amenazas y un delito leve de vejaciones.

La sentencia también condena al acusado a mantenerse alejado de su víctima y a no comunicarse con ella durante 22 años y dos meses, y le obliga a compensarla económicamente con 20.000 euros por los daños sufridos.

Más noticias en Política y Sociedad