Diario Público
Diario Público

El eurodiputado de Vox ¿Qué hace Hermann Tertsch al día siguiente de ser condenado por intromisión ilegítima en el honor? Difundir un bulo

Un día el Tribunal Supremo te condena por intromisión ilegítima en el honor y al día siguiente difundes un bulo en las redes sociales: es la vida del eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch. Siempre aportando a la sociedad.

Relacionada: Hermann Tertsch, un hombre dispuesto a pulverizar el récord de condenas por ‘bocachancla’

Este martes, como decimos, el Supremo ratificó la condena al político del partido ultraderechista por intromisión ilegítima en el honor, por llamar "criminal" al abuelo de Pablo Iglesias. Deberá pagar 12.000 euros a sus familiares y correr con las costas.

Ante una condena así, parecería lógico ser prudente ¿no? Al menos durante unas semanas o unos días. Pues...

En las últimas horas, Tertsch está desplegando una actividad frenética en las redes sociales, con decenas y decenas de tuits y retuits, como si quisiera aprovechar la repercusión de su nombre en los medios. Entre ese maremagnum de tuits, ha retuiteado en varias ocasiones un bulo (tampoco es su primera vez para esto) y en una de esas veces incluso se ha permitido hacer un comentario.

Se trata de una imagen muy llamativa (así funciona mejor) de dos barcos atrapando a un tercero entre ambos. Los tuits que Tertsch ha difundido aseguran que se trata de dos buques de la armada australiana bloqueando "un carguero lleno de ilegales tras negarse a responder a la orden de detención". Los mensajes dicen que "los ilegales fueron deportados. La tripulación detenida. Y el carguero desmantelado para chatarra". Según Tertsch "este es el camino de un gobierno democrático de defensa de los suyos, de la legalidad, la seguridad y el sentido común".

La realidad de la imagen es bien diferente: ni Australia, ni armada, ni carguero, ni ilegales, ni deportación. Todo mentira.

Captura del diario 'The New York Times'

Se trata de una imagen tomada en 2012 por el fotógrafo Masataka Morita, del periódico japonés Yomiuri Shimbun y distribuida por la agencia Associated Press. Lo que se ve son dos patrulleras japonesas rodear un barco con activistas chinos en el archipiélago de las Senkaku, en el Mar de China Oriental, en medio de un conflicto territorial por la soberanía de las mismas y motivado por los derechos de pesca en la zona. Aquí se puede ver la imagen en un artículo de The New York Times que informaba en su día de este conflicto.

En resumen, uno más de los bulos difundidos por la ultraderecha para avivar el rechazo a los migrantes. Que aunque les pillen les compensa. Noticias falsas que encuentran su acomodo en las redes sociales y en las apps de mensajería, como ya hemos explicado en varias ocasiones.

Estos mensajes falsos, creados en este caso para atacar al Gobierno y la ONG Open Arms, han tenido respuestas de diversos tuiteros informando de su falsedad:

Lo último en Tremending

En este artículo