Público
Público

Por qué fallan los mercados

José Luis Rodríguez Zapatero versus Tomás Gómez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es frecuente escuchar dos versiones tan contrapuestas sobre la Gran Recesión y la salida de ella en España como las que expresaron, con un día de diferencia, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general del partido en Madrid y entonces precandidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, en las primarias, los pasados 1 y 2 de octubre.

Zapatero explicó a Radio Nacional de España (RNE) el programa de austeridad y reformas del mercado laboral y las pensiones que impulsa no como un desenlace inevitable de la situación creada por los mercados y las instituciones internacionales sino como la única vía posible para que España pueda superar la crisis y crecer de forma sólida.

Zapatero y Gómez dan dos versiones de cómo luchar contra la crisis

La seguridad de Zapatero, por cierto, era precedida por un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), el pasado jueves, 30 de septiembre, en el cual advertía que los actuales programas de reducción del déficit en marcha pueden suponer caídas del 1% del Producto Interior Bruto y que, se diga lo que se diga, no van a ayudar al crecimiento.

El pasado sábado, en su discurso de cierre de campaña, Tomás Gómez, tras analizar las elecciones primaras como un símbolo del 'modelo de partido' que apoya él y, según creía, los militantes de Madrid, enjuició el 'modelo económico' que ha entrado en crisis en España y en el mundo: 'El modelo', según dijo, 'de la derecha'. Gómez explicó que el capitalismo es un sistema que reproduce de forma regular y sistemática las crisis y que, después de superada la presente, habrá una más y otra y otra. Gómez cree que es necesario limitar los aspectos más suicidas del capitalismo puro y duro, el capitalismo salvaje, mediante una renovada apuesta por la regulación y el Estado del bienestar. No es casual que en su exposición hiciera una alusión al nuevo líder del Partido Laborista británico, Ed Miliband, vinculándole de manera evidentemente forzada a Zapatero.

Gómez abogó por limitar los aspectos más suicidas del capitalismo

Todo esto nos remite a la depresión. En un libro que acaba de publicar RBA, el periodista y economista británico afincado en Estados Unidos John Cassidy intenta explicar la lógica de los desastres financieros precisamente desde la naturaleza intrínseca del sistema capitalista. En Por qué quiebran los mercados (traducción de How markets fail) Cassidy sitúa la Gran Recesión iniciada en 2007 en el contexto de la teoría económica. Y en esta sitúa en su justo e importante papel a un gran economista norteamericano muerto en 1996 y 'olvidado' por sus ideas progresistas: Hyman Minsky.

Según Minsky, los mercados financieros sin regulación siempre tienden a reproducir la inestabilidad y la crisis. Tras ellas, las expectativas de los inversores vuelven a ser positivas. El apetito por el riesgo aumenta. Al tiempo, las defensas contra la próxima crisis se debilitan. La euforia, sin regulaciones, estimula los excesos especulativos y se inflan las burbujas como la de vivienda y del crédito. Según Minsky, la única manera de frenar estas burbujas en mercados sin regulación es dejándolas estallar. Vuelve la crisis y la depresión. Según Minsky, sin estas, la economía de mercado no posee otra vía para desalentar la tendencia natural de los inversores a tomar cada vez más riesgo en busca de mayores beneficios.

El libro de John Cassidy, lejos de ser un manual para iniciados, debe ser de lectura obligatoria para el gran público, por la amplitud y profundidad que hay en su manera de enfocar la crisis, y porque, precisamente, contribuye a divulgar la figura de Minsky.