Público
Público

La reconstrucción de Haití costará entre 6.000 y 10.000 millones de euros

El BID considera que el seísmo ha sido el desastre más destructor de la Historia Moderna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El terremoto de Haití ha sido el desastre más devastador ocurrido en la era moderna, según un informe divulgado este martes por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Este organismo ha calculado el coste de la reconstrucción, situándolo entre 8.100 y 14.000 millones de dólares, aproximadamente 6.000 y 10.000 millones de euros. Las conclusiones del informe tienen su base en el número de muertos (217.000 confirmados de manera oficial), la población (alrededor de 8 millones de personas) y el PIB (el más bajo de América Latina: no llegaba a los 7.000 millones de dólares en 2008).

Los daños producidos por el seísmo suponen más del 100% del PIB haitiano. De ahí, que se trate de la tragedia 'más destructiva' de la era moderna, por encima del tsunami de Indonesia de 2004 y de los ciclones que afectaron a Honduras en 1974 (Fifi) y en 1998 (Mitch). El tsunami contabilizó 168.825 muertes y 5.197 millones de dólares en daños, esto es, el 2% del PIB indoneso. El ciclón Fifi, por su lado, causó 8.000 muertes y unos daños que supusieron el 59% del PIB hondureño, mientras que el huracán Mitch se llevó por delante el 81% del PIB y 14.600 personas.

Tras Haití, el BID considera que el terremoto de Nicaragua de 1972 ocupa el puesto número dos.

Es necesario poner en marcha 'mecanismos extraordinarios para asegurar la transparencia y la rendición de cuentas', alerta el BID.

Asimismo, esta organización ha adelantado las conclusiones de otro estudio que verá la luz próximamente. En él se indica que los países afectados por desastres de semejante magnitud sufren contradicciones económicas que pueden prolongarse durante años: a pesar de los grandes flujos de ayuda exterior, el PIB per cápita suele resultar un 30% más bajo diez años después de la tragedia.

'Por supuesto esto no significa que la asistencia no dé resultados, simplemente resalta los retos a los que se enfrentan Haití y la comunidad internacional', añade el informe.