Publicado: 25.05.2015 23:14 |Actualizado: 25.05.2015 23:30

Barones del PP reaccionan por su cuenta al 24M ante la tibieza de Rajoy

El presidente del Gobierno no se moverá de su estrategia hasta las generales. Una mayoría del PP cree que se encaminan hacia un desastre mayor.

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP celebrada el lunes en Madrid.- EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP celebrada el lunes en Madrid.- EFE

MADRID.- Los dirigentes territoriales del PP estaban desolados a su llegada a la sede nacional del partido en la tarde del lunes 25 de mayo, hace unas horas. Ahora, además, están enfadados. El presidente del Gobierno y del partido los ha decepcionado a todos -al menos, a todos los que hablaron al término del encuentro, la mayoría- con su discurso a puerta cerrada en la reunión del Comité y con la rueda de prensa posterior, la primera en tres años tras la del 28 de mayo de 2012.

Barones/as como Luisa Fernanda Rudi (Aragón), José Ramón Bauzá (Baleares), Arantza Quiroga (Euskadi), José Manuel Soria (ministro de Industria y presidente del PP canario), José Antonio Monago (Extremadura), Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Alberto Fabra (Comunitat Valenciana) o Alicia Sánchez Camacho (Catalunya) pedían ayer públicamente "tomar nota", "reconocer errores", asumir el "rechazo" que genera la "marca PP", virar la "estrategia", asumir que la "corrupción" les ha hecho "mucho daño" (Mariano Rajoy no la mencionó en toda la campaña electoral) o ir más allá de la economía en el discurso político.



El líder del PP,ha descartado cambios y ha insistido en el discurso económico como estrategia

El líder del PP, sin embargo, ha descartado cambios y ha insistido en el discurso económico como estrategia: su Gobierno se encontró una situación pésima y el "desgaste" tratando de resolverla les ha provocado la pérdida de votos en las elecciones europeas, autonómicas y municipales. Con todo, Rajoy aceptó en su excepcional rueda de prensa que la corrupción ha hecho daño al PP, aunque no fue más allá ni mucho menos, le dio la categoría de principal problema para conservar los apoyos que se escapan a los conservadores por todos los territorios.

Rajoy, según quienes le conocen bien, no contempla giros ni cambios de caras o estrategias, principalmente, porque considera, por un lado, que "no hay tiempo" hasta las elecciones generales y, por otro, que "no hay más alternativa" que reivindicar la recuperación económica como baza electoral. Ante esta falta de iniciativa, los dirigentes territoriales del PP han regresado hoy a sus casas meditando sobre su margen de actuación al margen, a su vez, de la calle Génova, de La Moncloa y del propio Rajoy.

Debate en las juntas regionales

En Baleares, por ejemplo, el líder conservador y aún presidente de las Illes, José Ramón Bauzá, ha convocado una Junta Directiva Regional Extraordinaria para las 19:00 horas de hoy 26 de mayo. Previamente, Bauzá dará una rueda de prensa. El descalabro en Baleares ha sido muy grande y el presidente no está en absoluto satisfecho. Ha sido, de hecho, de los más explícitos en su autocrítica: "En algo nos hemos equivocado", repitió una y otra vez, para tener estos resultados.


Rudi y Fabra han sido duros y contundentes en sus reproches a la estrategia del PP, además de reconocer el presidente valenciano que la "corrupción" ha sido el principal problema

Por su parte, el dirigente extremeño, José Antonio Monago (que ha perdido, incluso, la posición de primera fuerza política tras sólo cuatro años de Gobierno), ha pedido en el Comité un pacto con el PSOE a nivel estatal para lograr conservar los gobiernos. Sin embargo, no ha tenido demasiado éxito. Monago, además, se ha lamentado a puerta cerrada en la calle Génova sobre el nivel de exigencia de los ciudadanos con el PP en materia de corrupción, "muy superior" al que tienen con otros partidos. También el PP extremeño ha convocado mañana a la Junta Directiva Regional, donde ratificará su intención de dejar gobernar a la lista más votada, la socialista de Guillermo Fernández Vara.

Renovación autonómica

Rudi y Fabra han sido duros y contundentes en sus reproches a la estrategia del PP, además de reconocer el presidente valenciano que la "corrupción" ha sido el principal problema. Otras fuentes territoriales del PP se han alineado más tarde con Fabra en esta tesis, al concluir que los casos Gürtel, Bárcenas o Rus, entre otros, les han quitado toda la "credibilidad" necesaria para ganar y, sobre todo, gobernar.

En el PP no descartan que aquellos de sus barones que no logren gobernar (Rudi, Fabra, Monago, Bauzá, Diego o Cospedal) comiencen a abordar sus procesos de relevo al frente de los partidos autonómicos. "El batacazo ha sido tremendo, hay que renovarse en todos los sentidos", razona un diputado nacional. Este mismo interlocutor recuerda asimismo, lo que Feijóo reflexionaba sobre el liderazgo del PP: habrá que hablar si es el resultado es muy malo. Y lo ha sido.