Público
Público

155 de la Constitución El Gobierno cesa a Trapero y nombra a su 'número dos', Ferrán López, como Mayor de los Mossos

El BOE ha publicado de madrugada los cinco decretos aprobados por el Consejo de Ministros que cesan a todo el Govern catalán, cierra las embajadas y convoca las elecciones. El ministro del Interior ha sido el primero en utilizar el nuevo poder que le otorga el desarrollo del artículo 155 de la Constitución para destituir a Trapero.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 8
Comentarios:

El comisario Ferrán López (izda) acompañó a Josep Lluís Trapero (c) cuando fue a declarar en la Audiencia Nacional como imputado de sedición. REUTERS/Juan Medina

El Gobierno ha cesado a Josep Lluís Trapero como Mayor de los Mossos d'Esquadra, un cargo que ha dejado de ejercer desde que esta madrugada se ha publicado ese cese en el Boletín Oficial de Estado (BOE). En su lugar nombrará a su 'número dos', el comisario Ferrán López, como el nuevo jefe de la policía autonómica.

Trapero es investigado por sedición en la Audiencia Nacional como supuesto responsable de la inacción del cuerpo el 1-O.

El cese del mayor de los Mossos se ha adoptado mediante una orden del Ministerio del Interior firmada por el titular de este departamento, Juan Ignacio Zoido, quien ha sido el primero en ejercer que le otorga el desarrollo del artículo 155 de la Constitución que hace referencia a la asunción de las competencias de este área en la Generalitat de Catalunya.

Esta medida no fue adelantada el viernes en el paquete de iniciativas anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en aplicación en Catalunya del artículo 155 de la Constitución y tras el preceptivo aval del Senado.

Sí se había comunicado el cese del consejero de Interior junto al resto de miembros del Govern presidido por Carles Puigdemont, así como el de otros dos responsables de departamentos de su consejería.

En concreto, el del secretario general de Interior de la Generalitat, Cèsar Puig, y el del director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler.

Esos ceses han sido ratificados en los reales decretos que ha publicado también esta madrugada el BOE, junto al cierre de las embajadas catalanas y la convocatoria de elecciones.

Fuentes del Gobierno habían avanzado previamente que la decisión sobre el cese de Trapero no había sido acordada "de momento", pero apuntaron la posibilidad de que también fuera inminente.

La orden publicada en el BOE para esa destitución se limita a recordar que se hace efectiva al amparo del artículo 155 de la Constitución.  

López, un comisario de consenso siempre en la sombra 

 Siempre en la sombra, el hasta ahora número dos de los Mossos d'Esquadra, el comisario Ferran López, afronta el reto de sustituir a Trapero en un momento crítico para la policía catalana, en que será clave su espíritu de corredor de fondo y su búsqueda del consenso.

López, de 50 años, ha alcanzado en los últimos años altas cotas de poder en la cúpula de la policía catalana, pero su talante discreto, por el que siempre ha rehuido el protagonismo, le ha relegado a la sombra del hasta ahora todopoderoso Trapero, un mando con un perfil más personalista.

Quienes mejor le conocen destacan que López, que ingresó en la policía catalana en 1990, es una persona dialogante que se ha ganado el apoyo interno del cuerpo de los Mossos d'Esquadra porque siempre busca el consenso y le gusta rodearse de su equipo para tomar las decisiones tras escuchar todas las opciones.

Diplomado en Ciencias de Educación y con un posgrado en dirección y gestión de la seguridad pública, López, fiel a su estilo de corredor de fondo, ha ido progresando en el escalafón interno de la policía catalana de forma paulatina y sin estridencias, ya que sus compañeros resaltan que nunca se ha postulado para ganar poder.

Fue el máximo responsable de los Mossos d'Esquadra durante el tripartito, Josep Milán, quien lo aupó a la cúspide de la policía catalana, donde varias fuentes consultadas por Efe aplauden ahora que haya sido el elegido para sustituir a Trapero, por su perfil pactista y porque no supone un cambio traumático para el cuerpo.

En pleno pulso entre la Generalitat y el Gobierno por la convocatoria del referéndum del 1-O, el entonces mayor Trapero recurrió a López para que fuera él quien asistiera a las reuniones de coordinación del dispositivo policial para impedir la votación, que estaban dirigidas por el alto cargo del ministerio de Interior Diego Pérez de los Cobos.

López acompañó a Trapero cuando éste tuvo que comparecer en dos ocasiones ante la Audiencia Nacional acusado de sedición por la supuesta pasividad de los Mossos durante al asedio a la comitiva judicial que el 20 de septiembre estaba registrando la consellería de Economía en una operación contra el 1-O.