Publicado: 28.05.2015 19:26 |Actualizado: 28.05.2015 23:30

El líder de Ciudadanos en Madrid dice que no rechaza pactar con
PSOE y Podemos

"A día de hoy, no tengo nada que hablar con Cifuentes", explica Aguado  'Público', a la espera de que se confirme el archivo de la querella contra el número siete de la lista popular.

Publicidad
Media: 5
Votos: 8
Comentarios:
El líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en una imagen de archivo. EFE

El líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. Archivo EFE

MADRID.- Ni un imputado en listas. Ciudadanos sigue firme con su compromiso anticorrupción, que pondrá encima de todas las mesas de negociación en las que sea la llave para formar Gobiernos, como en Murcia, Castilla y León, La Rioja y Madrid.

Es precisamente en esta última Comunidad donde el hasta ahora casi evidente pacto entre los naranjas y el PP ha empezado a tambalearse. De hecho, a día de hoy, Ignacio Aguado estaría casi más cerca de apoyar un Gobierno de PSOE y Podemos, antes que teñir el centro de azul, tal y como él mismo ha reconocido en una conversación con este diario. 

La imputación del número siete de la lista de Cristina Cifuentes ha enmarañado los posibles pactos entre ambos dirigentes, antes incluso de que se hayan sentado a hablar. Este mismo jueves, tras conocerse que Álvaro Ballarín llevaba imputado desde enero, según informaciones de El Mundo y ABC, la empresa querellante (Cadena de Moteles S.A.) retiró la acusación contra el edil de Moncloa. Sin embargo, lo que podía presuponerse como un alivio para Cifuentes a la hora de ver facilitada su investidura no se ha confirmado todavía. "Queda por ver qué decide la Fiscalía", apostilla Aguado a Público, recordando que aún hay un plazo de cinco días para saber si el Ministerio Fiscal recurre o no el archivo de la causa. 



"A día de hoy no tengo nada de qué hablar con Cifuentes", continúa el líder madrileño de Ciudadanos, que deja en el tejado del PP su apoyo a la líder conservadora. Si Ballarín sigue finalmente imputado y su jefa de lista no le expulsa, los conservadores no tendrán a los naranjas de su lado. "Ni hablaremos ni pactaremos con ninguna formación que lleve imputados en sus listas", incide Aguado una y otra vez.

Si se confirma, en cambio, el archivo de la causa, será Cifuentes la primera en ser llamada a negociar. "Respetamos el protocolo, por eso queremos que sea la lista más votada la que inicie las conversaciones; se trata de 'respeto institucional'", explica. "Pero no cerramos la puerta a nada ni a nadie", agrega, siguiendo el discurso que Albert Rivera ha mantenido siempre en campaña.

Así, Aguado seguirá la ruta marcada por la dirección nacional de su partido en cuanto a los pactos se refiere: proponer a todos los partidos un "exigente" documento con "líneas rojas" y condiciones a cumplir. Ello incluye las directrices acordadas el pasado martes por el Comité de Pactos Postelectorales que preside el diputado José María Espejo. Esto engloba medidas de transparencia, regeneración democrática y reactivación de políticas económicas y sociales tales como impulsar una reforma de la Ley de Partidos que les obligue a realizar primarias, prohibir las donaciones de empresas a los partidos, eliminar aforamientos o eliminar las trabas burocráticas a los emprendedores, entre otras cuestiones. 

¿Lo innegociable? Firmar el Compromiso por la Regeneración Democrática donde se incluye la expulsión de los imputados.
Es por ello por lo que, hasta que se resuelva el 'caso Ballarín', Ciudadanos estaría más cerca -al menos mientras continúen con las premisas de "diálogo con todos" marcadas en cada mitin- de PSOE y Podemos que del PP.

CONDICIONES PARA TODOS

Pese a todo, Aguado asegura que está terminando de definir sus propia lista adaptada a la Comunidad de Madrid, que presentará "a todos los partidos: PP, PSOE y Podemos", insiste. "Seremos muy exigentes", advierte tanto a Cifuentes como a Ángel Gabilondo y José Manuel López, respectivamente. "Si ellos -no tiene por qué ser Cifuentes, aclara de nuevo- firman ese documento, abriremos un segundo nivel de negociación para definir la investidura", explica. Una vez confirmado el pacto de Gobierno ("con quien sea"), si el gobernante en cuestión no cumple, los naranjas lo tienen claro: amenazan con mociones de censura a todo aquel que rompa sus compromisos.

Pero hasta que se puedan producir esos momentos, aún quedan todos los pasos previos para conformar los gobiernos en los que Ciudadanos será bisagra. Uno de ellos tendrá lugar el próximo lunes, fecha en la que Aguado, pese a todo, mantendrá una reunión con Cifuentes . "Pero es para hablar de cuestiones técnicas de organización de la Mesa de la Asamblea de Madrid", aclara, "no de la investidura, mientras no se resuelva lo de Ballarín".

Preguntado, además, sobre si aceptaría una propuesta -similar a la que lanzó Esperanza Aguirre a Begoña Villacís en el Ayuntamiento- para ser él el presidente de la Comunidad, responde rotundo: "No, no preveo ese escenario y, de todas, todas, no lo aceptaría: cumpliré mi palabra de no gobernar sin haber sido la lista más votada", concluye.