Público
Público

Las cloacas de Interior Pino insinúa que la policía realiza investigaciones que no quedan registradas 

La “mano derecha” policial del ex ministro Fernández Díaz se niega a explicar todo lo relacionado con el viaje a Suiza sobre la cuenta bancaria falsa del ex alcalde Xavier Trías

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El ex director adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino (c), durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que investiga el supuesto uso político de los medios del cuerpo por parte del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz. A su izquierda, el presidente de la comisión, Mikel Legarda. EFE/Mariscal

El ex Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía durante el mandato de Jorge Fernández Díaz en el ministerio del Interior, el comisario Eugenio Pino, ha insinuado que en la cúpula policial se realizan investigaciones de todo tipo sin que existan registros documentales ni autores identificables. “No es necesario que (los documentos de informes) tengan una identificación (…), la firma (de los autores) no es necesaria”, ha dicho Pino esta tarde.

Así se ha manifestado en un momento de sus declaraciones en su comparecencia ante la comisión parlamentaria de investigación sobre el uso partidista de los recursos del ministerio del Interior bajo el mandato de Fernández Díaz en ese departamento.

Este ex alto cargo policial, auténtico “mano derecha” policial del ministro, ha sido el segundo funcionario policial – ya jubilado en estos momentos – tras hacerlo esta mañana su antiguo jefe de gabinete, José Ángel Fuentes Gago. Pino se ha acogido a su derecho a no declarar para preservar su derecho a la defensa por estar investigado en dos causas judiciales.

El ex DAO, que ha estado acompañado de su abogado sentado a su derecha durante toda su comparecencia de más de tres horas de duración, ha esgrimido esa facultad tras múltiples preguntas de los diferentes portavoces de los grupos parlamentarios.

El ex director adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino (i), durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que investiga el supuesto uso político de los medios del cuerpo por parte del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz. A su lado, el presidente de la comisión, Mikel Legarda. EFE/Mariscal

Esa ha sido su actitud al ser preguntado sobre lo relacionado con los detalles del viaje de su subordinado Fuentes Gago a Suizadesvelados hoy por Público en exclusiva – con la excusa de supervisar “un error tipográfico” en la información sobre una supuesta cuenta en ese país del ex alcalde de Barcelona Xavier Trías. No obstante, ha admitido que ese viaje contó con su autorización expresa. 

“No voy a contestar a eso”, ha repetido una y otra vez sobre esa cuestión ante la insistencia del diputado del PDeCAT Sergi Miquel. Pero esa misma actitud la ha manifestado ante buena parte de las preguntas formuladas por parte de los comisionados a lo largo de la tarde, especialmente durante el interrogatorio de la portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Irene Montero.

Esta portavoz le ha preguntado de forma insistente sobre detalles relativos al denominado informe PISA en el que se intentaba vincular a Podemos y su líder, Pablo Iglesias, con prácticas ilegales de financiación. Pino tan solo ha acertado a decir que no fue él quien ordenó elaborar ese informe y en algún momento se mostró dubitativo para justificar la ausencia de registro alguno y de firma, pese haber sido remitido al Tribunal de Cuentas para que investigara la financiación de la formación morada. 

En no pocas contestaciones este ex alto cargo policial ha responsabilizado a otro comisario, Marcelino Martín-Blas, ex jefe de la unidad de Asuntos Internos de la policía, de muchas de las filtraciones que han dado pie a polémicas sobre actuaciones policiales. Y lo ha justificado por su enemistad con otro comisario, José Manuel Villarejo, con quien llegó a tener serias diferencias que “han trasladado fuera de la policía”, en alusión a filtraciones periodísticas.

“Todo fue a raíz de que Martín-Blas incluyese a un hijo de Villarejo en su informe de las investigaciones sobre Gao Pin – un empresario chino procesado por numerosas ilegalidades – con la apreciación de que no era policía, pero sí hijo de un policía. No sé por qué lo hizo”, ha explicado Pino para justificar las polémicas.

El ex director adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino (d), pasa ante Irene Montero y Xavier Domènech, a su llegada a su comparecencia en la comisión parlamentaria que investiga el supuesto uso político de los medios del cuerpo por parte del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz. EFE/Mariscal

En todo momento ha negado la existencia de una estructura paralela para actuar como policía “política o patriótica”. “No es posible, todo está estructurado en la policía”, ha dicho. Sin embargo, ha justificado la adscripción nominal de su segundo Fuentes Gago a la unidad operativa de la Casa Real “porque era un puesto vacante, aunque operativamente estaba adscrito a Asuntos Internos para realizar funciones diversas”. En otro momento, en tono paternalista, ha dicho que era difícil explicar “cómo funcionan las cosas en la Policía”, dando a entender que hay un alto grado de discrecionalidad operativa que poco tiene que ver con el catálogo formal de puestos de trabajo y que en buena parte dependía de él como DAO.

El interrogatorio plantado por el portavoz el ERC, Gabriel Rufián, ha estado presidido por una gran tensión. Fiel a su estilo inquisidor y al margen de las formalidades con clara intención provocadora, el parlamentario independentista ha logrado sacar de sus casillas puntualmente al compareciente, aunque sin lograr obtener información alguna. El presidente de la comisión ha llamado la atención a Rufián un par de veces por este motivo.

La intervención del portavoz del grupo popular, José Alberto Martín-Toledano, se ha limitado a realizar un alegato contra el resto de grupos parlamentarios por haber impulsado la comisión “porque ha quedado demostrado que no hay razón para ello, ni brigada política que valga”, ha dicho. También ha recibido las admoniciones del presidente por entender que se salía del marco de la comparecencia. La portavoz Montero ha protestado por su actitud.

Esta comisión de investigación debe finalizar sus actividades a finales de julio por lo que es muy difícil que se produzcan nuevas comparecencias, según fuentes parlamentarias dadas las divergencias entre varios grupos políticos.

Unidos Podemos va a solicitar la presencia ante los comisionados de los comisarios José Manuel Villarejo y Marcelino Martín-Blas, al comisario Losada responsable de la Policía Judicial y la de los periodistas de Público Carlos Enrique Bayo y Patricia López, autores de las más importantes investigaciones sobre la existencia de la policía política para operaciones contra el proceso soberanista catalán o adversarios políticos. Estos dos periodistas ya han comparecido ante el Parlament de Catalunya.