Público
Público

Semana Grande de San Sebastián Juan Carlos I, en su burbuja tras el caso Corinna: "Me encanta ir donde haya buenas corridas"

El rey emérito ha reaparecido en la Semana Grande de San Sebastián, después de ausentarse en la Copa del Rey de Vela y en la investidura del nuevo presidente de Colombia por una supuesta lesión en la muñeca.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 8

Juan Carlos I y su hija Elena en San Sebastián/Movistar Plus

"Me encanta ir donde haya buenas corridas". Esta ha sido la primera declaración de Juan Carlos I después de que su "amiga entrañable", Corinna zu Sayn-Wittgenstein, le acusara de usarla como testaferro.

Desde que se desató el escándalo por las conversaciones entre Corinna y el excomisario Villarejo el rey emérito se ha apartado aún más del foco mediático. Juan Carlos I no participó en la Copa del Rey de Vela en Palma, pero tampoco asistió a la investidura del nuevo presidente de Colombia por una supuesta lesión en la muñeca que "afectaba a sus desplazamientos".

Tras estas ausencias, Juan Carlos ha reaparecido públicamente para disfrutar de una de sus grandes aficiones: los toros. Siempre al lado de su hija mayor, la infanta Elena, el rey emérito presenció la cuarta corrida de toros de la Semana Grande de San Sebastián. Aunque es habitual verles, esta vez no les han acompañado los hijos de la Infanta Elena, Froilán y Victoria Federica, grandes amantes y defensores de la fiesta nacional.

"Hay que estar detrás de la fiesta de los toros, hay que potenciarla y estamos todos detrás de ella", insistía el exmonarca desde el palco mientras actuaban los toreros Enrique Ponce y el peruano Roca Rey.

Desde su abdicación, en 2014, para Juan Carlos I se abrió una etapa donde los viajes y el ocio ocupan la mayor parte de su tiempo. El rey emérito dejó de asistir a actos públicos para no "machar" la imagen de renovación de la institución, según señalaban fuentes de la Casa Real. 

A pesar de su poca actividad pública, el salario de Juan Carlos de Borbón alcanzaba los 187.356 euros en 2015 por ser "rey emérito", una figura creada ad hoc para él, puesto que la Constitución no preveía la situación de un rey jubilado. La cantidad asignada a Juan Carlos I, que corresponde al 80% del salario del Jefe del Estado, aumentó en 2016 a 189.228 euros tras la subida del 1% del sueldo de todos los trabajadores públicos.