Público
Público

¿Quién es Agapito García, el ciudadano que más dinero debe a Hacienda?

Se trata de un empresario que perdió una batalla judicial de 25 años con la Agencia Tributaria por una operación realizada en 1989 y en la que ganó 22,7 millones. A día de hoy, todavía debe al fisco 15,9 millones.

Agapito Iglesias encabeza la lista de morosos de la Agencia Tributaria - EFE

PÚBLICO

Este jueves la Agencia Tributaria publicó los nombres de aquellas personas o empresas que adeudan al menos un millón de euros. Un total de 4.028 deudores que suman más de 14.100 millones de euros de deuda. Un listado con nombres tan conocidos como los de Mario Conde, Rodrigo Rato, Sito Pons o Patricia Conde.

Pero en la cúspide de este negro listado se encuentra el empresario Agapito García Sánchez, que vuelve a aparecer de nuevo como la persona física que acumula una mayor deuda con Hacienda con un total de 15,97 millones de euros. Con respecto a la pasada lista, Agapito García ha logrado reducir en un millón su deuda, que llegó a ser de más de 26 millones en 2015, cuando se publicó la primera lista de morosos.

Pero, ¿de dónde viene esa inmesa deuda al fisco? Pues hay que remontarse al año 1989, cuando Agapito vendió cuatro empresas de fabricación de hormigón y materiales de construcción al grupo británico Steetley. A cambio recibió 22,7 millones de euros.

Con tal cantidad de dinero en el banco, comienzo a realizar inversiones. Es nombrado vicepresidente de la entidad de custodia de valores Bancoval, donde se hizo con la mitad de sus acciones. También invierte en Interdin, el corredor de bolsa de Banco Madrid, filial española de Banca Privada d'Andorra (BPA), que fue intervenida en marzo por el Banco de España. Y se introduce en el negocio de las bodegas de vino entrando en Hispanobodegas y Garcigrande. 

Pero Haciendo vigiló la operación con Steetley y consideró que el empresario se había servido de una sociedad instrumental para pagar sólo el 13% de impuestos en lugar del 56 % como le habría correspondido por la aplicación del IRPF. A partir de ahí, se inició un periplo judicial que ha durado unos 25 años.

El fisco le reclamó 20 millones de euros en 1990. La cifra incluía el capital que Hacienda consideraba que había eludido y una sanción del 70%. El empresario se negó a pagar tal cantidad y la Agencia Tributaria activó todo el proceso jurídico.

La vía penal se agotó en 2002, cuando la Audiencia de Madrid le absolvió del delito fiscal pero por el camino contencioso administrativo la batalla llegó hasta el Tribunal Supremo, que en 2012 terminó fallando a favor de Hacienda. Así, obligó a Agapito García a pagar 31,7 millones. Desde entonces, Agapito tiene sus cuentas congeladas y trata de reducir como puede reducir su deuda. De hecho, su deuda ha ido bajado año tras año y ha pasado de los más de 26 millones en 2015 a los  15,97 actuales.