Público
Público

El dueño de Zara Amancio Ortega recibirá este año 1.626 millones después de que Inditex gane 3. 444

Las ventas totales del grupo sumaron 26.145 millones de euros; sin embargo, la compañía repartirá sólo 32 millones de euros entre los aproximadamente 92.000 empleados que tienen más de dos años de antigüedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El reflejo de una mujer en el escaparate de una tienda de Zara, la principal enseña de Inditex, en el centro de Barcelona. (REUTERS | Albert Gea)

El grupo Inditex, dueño de Zara, logró un beneficio neto en su último ejercicio fiscal, cerrado en enero, de 3.444 millones de euros, el 2,2% más que un año antes. La cifra, espectacular, se explica en gran parte por el aumento de las ventas, que repuntaron el 3,2 % y sumaron 26.145 millones.

Aunque en términos absolutos el beneficio y la facturación marcaron récords, en cifras relativas (comparativa interanual), la evolución del resultado neto fue la peor para el periodo desde 2013 y la facturación registró el menor aumento desde que cotiza en Bolsa y publica cuentas (2001).

Y es que las cuentas de la compañía, que propondrá un incremento del dividendo del 17% (0,88 euros), se vieron fuertemente lastradas por el efecto divisa, ya que a tipos de cambio constante el avance del resultado sería del 12% y el de las ventas del 7%. 

Tras conocer estos resultados, las acciones de Inditex se desploman más de un 5% en el índice del Ibex 35. Los analistas consultados han explicado que el mercado ha acogido de forma negativa las cuentas de Inditex tras incumplir las previsiones de los expertos en las principales magnitudes de la cuenta de resultados.

Pese a ello, el fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, ingresará este año 1.626,2 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía, por encima de los 1.386 millones que percibió por este concepto el año pasado. 

En esos 1.626,2 millones de euros que ingresará Ortega este año se incluye, además del dividendo ordinario, el dividendo extraordinario de un euro por acción a repartir en tres años que la firma textil propondrá a la junta de accionistas.

Además, en línea con los planes de la compañía de participación de los empleados en el crecimiento de los beneficios, la compañía repartirá 32 millones de euros entre los aproximadamente 92.000 empleados que tienen más de dos años de antigüedad, dentro del segundo ciclo del Plan 2017-2018, que reparte un 10% del incremento del beneficio.

Inditex amplía la distancia

Las ventas comparables (tiendas que llevan abiertas más de un año) subieron el 4% (hasta el 82% del total) y crecieron en todas los territorios; en tanto que el negocio online repuntó el 27% y sumó 3.200 millones de euros, el 12% del total.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 5.457 millones con un incremento interanual del 3% (a tipos constantes la subida fue 11%).

Con estas cifras, Inditex amplía la distancia con sus máximos competidores en la lucha por el cetro de la moda, como H&M, Uniqlo o Gap.

España aportó el 16,2% de las ventas del grupo, un décima menos que un año antes; Asia se mantuvo en el 23,2%, Europa (sin España) subió del 44,9 al 45,1% y América bajó un décima y concentró el 15,5%.

Por cadenas, Zara y Zara Home facturaron 18.021 millones de euros, el 3,2 % más; Pull&Bear 1.862 (+6,6 %); Massimo Dutti 1.802 (2 %); Bershka 2.240 (0,5 %); Stradivarius 1.534 (3,6 %); Oysho 585 (2,6 %) y Uterqüe, 101 millones (4,1 %).

A 31 de enero, Inditex tenía 7.490 tiendas, quince más que un año antes, tras contabilizar 370 aperturas, 355 absorciones y 226 reformas. El espacio bruto en ubicaciones clave subió el 8 % y la compañía prevé elevarlo este ejercicio entre el 5 y el 6 % con 300 aperturas y 250 absorciones.