Público
Público

Florentino Pérez seguirá como presidente de ACS al menos cuatro años más

KPMG releva a Deloitte como auditor del grupo, que repartirá un dividendo complementario de 1,44 euros, un 53% más que el año anterior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de ACS, Florentino Pérez, en la última junta de accionista de la constructora. E.P.

Florentino Pérez se mantendrá como consejero ejecutivo y presidente de ACS al menos cuatro años más, toda vez que la junta general de accionistas que el grupo ha convocado para el próximo 10 de mayo ratificará su reelección en el cargo para este periodo de tiempo.

El presidente y primer accionista de la compañía, de 72 años de edad, mantendrá así su función en la constructora que el pasado año nombró consejero delegado a Marcelino Fernández Verdes, designado por el propio Pérez como su futuro sucesor al frente de ACS.

Entre el resto de puntos del orden del día de la asamblea de ACS figura la reelección también en su puestos de consejero de gran parte de los vocales de este máximo órgano de gestión, un total de doce de los 18 que lo componen.

Además, la compañía aprobará designar a KPMG como nueva auditora de en sustitución de Deloitte, firma que ha ejercicio este papel durante los últimos 16 años, desde 2002.

Se trata de la primera junta que ACS celebrará después de que a finales del pasado año culminara la operación de compra de Abertis junto con la italiana Atlantia. La vuelta al capital al grupo de autopistas que fundó a comienzos de este siglo junto con CaixaBank permitirá a ACS alcanzar por vez primera la cota de los 1.000 millones de euros de beneficio en 2019.

Eleva el 'pay out' desde el 55% al 65%

ACS repartirá 1,44 euros brutos por acción como dividendo complementario que tradicionalmente reparte en el mes de julio, importe que supone un incremento del 53% sobre el de 0,936 euros abonado el año anterior. El grupo que preside Florentino Pérez abonará así un dividendo total de 1,89 euros por acción con cargo al ejercicio 2018, monto un 37% superior al del año precedente.

ACS ya pagó a finales del pasado año un dividendo a cuenta, que tradicionalmente abona en noviembre, y que en este caso fue de 0,450 euros por título.

La compañía paga desde hace años todas estas retribuciones a los accionistas mediante scrip dividend, sistema por el que da a los socios la posibilidad de cobrar esta remuneración en acciones, en efectivo en una combinación de ambas alternativas.

La constructora aprobará en la junta de accionistas convocada para el próximo 10 de mayo este dividendo que, tal como había avanzado el grupo, supone una "notable subida" en concordancia con los resultados de 2018 y "las buenas perspectivas para 2019" por la evolución de sus negocios y la aportación de Abertis.