Público
Público

La OPEP, Rusia y sus aliados reducirán en enero la producción de crudo en 1,2 millones de barriles para que suba el precio

Venezuela, que asume la presidencia rotativa y anual del cártel de los productores, rechaza el intento de Trump de influir en las decisiones de la OPEP

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El logo de la OPERP en una banderola en su sede en Viena. REUTERS/Leonhard Foeger

La OPEP y sus productores aliados, con Rusia a la cabeza, anunciaron este viernes que han pactado reducir su producción de petróleo en 1,2 millones de barriles diarios (mbd) durante todo el primer semestre de 2019.

En el caso de los miembros de la OPEP, el recorte es de un total de 0,8 mb/d, que se repartirán por igual entre los países, aunque Libia, Venezuela e Irán quedan exentos del acuerdo, mientras que los países no OPEP reducirán su bombeo en 0,4 mb/d.

Irán no deberá recortar por el peso de las sanciones estadounidenses en su contra, mientras que Venezuela y Libia tienen problemas para mantener sus niveles de producción.

El ministro ruso del Petróleo, Alexander Novak, dijo en rueda de prensa junto a su homólogo saudí, Jalid al-Falih, que "con este recorte el mercado podrá estabilizar de forma más rápida".

Creo que es una señal muy fuerte para aquellos que pensaban que esta cooperación no funciona. El mecanismo OPEP+ (OPEP y No OPEP) ha demostrado que pueden dar resultados", dijo Novak.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, con el presidente de turno de la OPEP y ministro del Petróleo de los Emiratos Árabes, Suhail Mohamed Al Mazrouei, con el secretario general del cártel, Mohammad Barkindo, en la reuníón de los productores de crudo en Viena. REUTERS/Leonhard Foeger

Al Falih, por su parte, destacó que su país, el más potente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), "siempre está comprometido con la estabilidad del mercado".

Precisó que a partir de enero la producción saudí será de 10,2 mb/d, 500.000 barriles menos que en diciembre, "para empezar el año con el pie correcto".

La reunión hoy entre 15 países de la OPEP y 9 no miembros de la OPEP estuvo precedida por seis horas de sesión de la 175 conferencia ministerial de la organización, que pospuso ayer la adopción de una decisión definitiva y la supeditó a la adhesión de sus aliados. La próxima conferencia ministerial de la OPEP será el 8 de abril de 2019 en Viena. 

Presidencia de Venezuela

De otro lado, la 175 conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) eligió en Viena al ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, como presidente de turno para 2019. La decisión estaba prevista, ya que la presidencia de la OPEP es un cargo rotativo con un mandato de un año, cuya principal función es coordinar, inaugurar y presidir los encuentros de los ministros.

Quevedo, quien también preside la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), sustituirá en el puesto al titular emiratí del ramo, Suhail bin Mohamed Faraj al Mazuei.

Por otro lado, el ministro venezolano rechazó el intento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de influir en las decisiones de la OPEP. "Nosotros somos una organización independiente, respondemos a los fundamentos del mercado petrolero mundial, (...) no respondemos a ninguna instrucción política, venga de donde venga", resaltó.

Estados Unidos mantiene una estrecha relación con Arabia Saudí, su principal aliado árabe en Oriente Medio y líder natural de la OPEP por ser de lejos su mayor productor, y ha aumentado en los últimos meses su presión sobre los productores.