Público
Público

Pelotazo de Florentino Pérez Florentino Pérez hace negocios a costa de Carmena: vende por 130 millones de euros dos parcelas que Madrid le cedió por 90

Dragados, constructora que pertenece al grupo ACS, recibió hasta siete parcelas en compensación por la rescisión de mutuo acuerdo de una operación urbanística en la zona norte de la capital a la que la empresa ponía obstáculos y pegas

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

El presidente de ACS, Florentino Pérez, durante la junta de accionistas del grupo de construcción y servicios. E.P.

Florentino Pérez ha hecho un negocio redondo a costa del Ayuntamiento de Madrid. El diario Vozpópuli informa de que la empresa Dragados, integrada en ACS, ha vendido dos parcelas urbanizables en el norte de la ciudad de Madrid por 130 millones de euros cuando hace apenas un año recibió estos terrenos del Ayuntamiento de Madrid como compensación por la rescisión  de la concesión para urbanizar la zona del Paseo de la Dirección, en el distrito de Tetuán, en el noret de la ciduad, lugar en la que se ubican los suelos. Entonces, hace un año, los terrenos fueron valorados en 90 millones de euros

La plusvalía alcanza los 40 millones de euros —un 44%—. La operación, siempre según Vozpópuli, se ha cerrado con el fondo Stoneweg. 

El origen de la operación urbanística se remonta a 2007. Cuenta Vozpópuli que aquel año el Ayuntamiento de Madrid, con Alberto Ruiz Gallardón de alcalde, "adjudicó a Dragados una concesión para urbanizar uno de los extremos del distrito de Tetuán, en la zona norte de la capital, delimitado por el Paseo de la Dirección, la calle Marqués de Viana y el Parque Rodríguez Sahagún". Aquella concesión establecía que la empresa constructora se encargaría de "costear tanto las obras como los trámites de expropiaciones de terrenos y realojos que había que llevar a cabo". A cambio, Dragados recibiría como compensación parcelas en la zona por un valor de 176 millones de euros. 

Pero la crisis provocó que Dragados reclamara cambios en las condiciones de la concesión, por lo que paralizó los trabajos en repetidas ocasiones. El proyecto se modificó en dos ocasiones, la última poco antes de las elecciones municipales de 2015. Tras el cambio de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid, "la nueva corporación encabezada por Manuela Carmena decidió dar un ultimátum a Dragados para culminar las obras y, ante la imposibilidad de cumplirlo, ambas partes se sentaron a negociar una rescisión anticipada de la concesión", relata Vozpópuli.

Empezó entonces a elaborarse un inventario para determinar la inversión que había hecho Dragados y se alcanzó un acuerdo a finales de 2016 aunque no se formalizó hasta noviembre de 2017. Los gastos de Dragados se establecieron en 130,38 millones de euros, por lo que la constructora recibió un total de siete parcelas valoradas en esta cantidad. Entre ellas, las de más valor son las que Dragados acaba de vender. 

Dice Vozpópuli que "con la operación, la filial de ACS ya ha visto compensado todo el gasto que realizó en la concesión". Y aún le quedan parcelas por vender: otras cuatro valoradas en unos 35 millones de euros. Sin embargo, su calificación es de vivienda protegida, por lo que el margen de beneficio será menor. Pese a todo, el negocio para Florentino Pérez es redondo.