Público
Público

La Policía registra el domicilio del exjefe de seguridad de BBVA que cobró comisiones por contratos con Villarejo

Anticorrupción instó al juez de la Audiencia Nacional a que requiriese a Julio Corrochano para que le entregara un documento, en la investigación de los contratos del comisario con el banco.

El que fuera jefe de seguridad de BBVA Julio Corrochano, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por la macrocausa ‘Tándem’. E.P./Isabel Infantes
El que fuera jefe de seguridad de BBVA Julio Corrochano, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por la macrocausa ‘Tándem’. Isabel Infantes / EUROPA PRESS

Agentes de la Unidad de Asuntos Internos se han personado este miércoles en el domicilio del que fuera director de Seguridad de BBVA Julio Corrochano donde ha practicado un registro después de que se le requiriera sin éxito un documento por mandato del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, donde se investigan los distintos trabajos que realizó José Manuel Villarejo para la entidad bancaria, dentro del sumario del caso Tandem, sobre los negocios del comisario jubilado.

Se trata de la "operación Trampa", novena pieza del caso, sobre los supuestos servicios de espionaje a políticos, empresarios y periodistas que el banco habría encargado a Villarejo desde 2004, cuando la constructora Sacyr inició, sin éxito, un movimiento para tratar de tomar el control de la entidad.

Corrochano jugó un papel esencial en la contratación de Villarejo por BBVA, donde era uno de sus principales interlocutores. En el escrito que el propio banco envía al juzgado sobre los contratos suscritos con el comisario jubilado, el exjefe de Seguridad aparece como supervisor de los servicios o autorizante de pagos. En el sumario hay indicios sólidos de varios trabajos de Villarejo para BBVA por los que Corrochano se llevó un 5% de comisión.

El magistrado de refuerzo Joaquín Gadea había acordado la entrada y registro del domicilio del exjefe de Seguridad del banco si no se lograba su colaboración para la entrega del citado documento (cuya naturaleza se desconoce). La Audiencia Nacional acordaba esa petición de documentación después de que Corrochano declarara ante el juez el pasado martes como imputado.

La petición de documentación se acordaba después de que el exdirectivo del BBVA no respondiera a las preguntas de Anticorrupción durante el interrogatorio.

El nombre de Corrochano, que en su primera declaración ante el juez se negó a declarar, aparece en contratos suscritos con Cenyt (la sociedad de Villarejo) y en intervenciones telefónicas consta una conversación suya en la que asegura que el "presi" le llamaba cada diez o quince días, en supuesta alusión a Francisco González, lo que supondría que éste estaba al corriente de los negocios con el comisario jubilado.

Corrochano, que solo contestó a su defensa, ratificó el escrito enviado a la Audiencia el pasado mes de octubre, declarando que fue González quien le hizo directamente el encargo de hacer una investigación sobre los temas que en ese momento preocupaban al BBVA. En ese escrito precisó que el ex consejero delegado Ángel Cano, su "superior inmediato", le avisó el día anterior de que González quería verle avanzándole ya el mismo día que el asunto a tratar sería "la necesidad de contratar un servicio de información e inteligencia en relación a una OPA que se estaba organizando".

El ex consejero delegado del BBVA Ángel Cano a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por la macrocausa ‘Tándem’. E.P./Isabel Infantes
El ex consejero delegado del BBVA Ángel Cano a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar por la macrocausa ‘Tándem’. Isabel Infantes / EUROPA PRESS

El martes también declaró como imputado ante el juez Gadea Ángel Cano, quien, al igual que hiciera Corrochano, declaró que se contrató a Cenyt porque el entonces presidente del banco, Francisco González, requirió los servicios de una empresa de investigación ante las maniobras hostiles de Sacyr.

El ex consejero delegado de BBVA aseguró que la decisión de contratar a empresas vinculadas al  comisario jubilado procedía de Francisco González con el que nunca habló de ello. Cano, que  respondió al juez, a la Fiscalía y a su propio abogado, explicó que de la contratación de Cenyt, empresa que conocía pero de la que ignoraba que tuviera relación con Villarejo, se encargó el que fuera jefe de Seguridad del banco.

El ex número dos del banco explicó que la relación entre Corrochano y González era "bilateral", y que él no intervino en la contratación de Cenyt ni nunca habló con el presidente del asunto. Lo que sí hizo fue firmar las facturas, en su calidad de director de Recursos Humanos (en el año 2004), con cargo al centro de costes de la junta de accionistas; si se hubieran cargado a Seguridad, se habría sobrepasado el presupuesto y no hubieran podido cobrar la retribución variable.

Más noticias de Economía