Público
Público

Elecciones EEUU Biden adelanta a Trump en Pensilvania y Georgia y se queda a un paso de la victoria

El candidato demócrata mantiene su ventaja en Arizona y Nevada, aunque por poco margen. El equipo del mandatario insiste en sus acusaciones: "Biden depende de estos estados para reivindicar de forma mentirosa la Casa Blanca".

Un hombre pasa junto a un escaparate en Nueva York con un informativo sobre la disputa electoral entre Biden y Trump.
Un hombre pasa junto a un escaparate en Nueva York con un informativo sobre la disputa electoral entre Biden y Trump. Justin Lane / EFE

PÚBLICO / AGENCIAS

Vuelco significativo en el recuento de votos en Estados Unidos. Joe Biden ha adelantado a Donald Trump en la pugna por Pensilvania y Georgia, dos de los seis estados que aún quedan por adjudicar desde las elecciones del martes y que podrían dar la victoria al candidato demócrata de confirmarse la tendencia.

Pensilvania ha contado unos 30.000 nuevas papeletas, de las que un 87% fueron a favor de Biden, de manera que actualmente el exvicepresidente tiene una ventaja de 5.587 votos sobre Trump, de acuerdo a los últimos datos publicados por la autoridad electoral de ese estado. De esa forma, Biden lidera con un 49,4% de los votos frente al 49,3% de Trump con el 95% escrutado. Una victoria en Pensilvania aportaría a Biden los 20 delegados necesarios para proclamarse vencedor de estas elecciones.

En las últimas horas, Biden ya había acortado distancias con Trump, quien llegó a tener 750.000 votos de margen durante la noche electoral. Esa ventaja se ha ido esfumando a medida que Pensilvania contaba los votos por correo, un recurso que han utilizado los demócratas en mayor proporción en estos comicios para evitar aglomeraciones en el contexto de la pandemia, mientras que una mayoría de republicanos esperó a la jornada electoral.

Las leyes de Pensilvania establecen que los votos por correo no se pueden procesar hasta la jornada electoral, lo que ha ralentizado el proceso. Las autoridades calculan que quedan unos 200.000 votos por contabilizar y quieren concluir el escrutinio este viernes. En las elecciones de 2016, Trump obtuvo los 20 votos electorales de Pensilvania con una diferencia de 40.000 votos sobre Hillary Clinton.

Georgia hará un recuento de los votos, lo que puede provocar que no se sepa quién es el vencedor en el  estado hasta finales de noviembre

De terminar no ganando en Pensilvania, las otras opciones para Biden pasan por Arizona, Nevada y Georgia. En este último estado, el demócrata también se ha puesto en cabeza en las últimas horas. Los resultados más recientes anunciados en medios locales dan a Biden una ventaja sobre Trump de 1.098 votos con el escrutinio completado al 99%, una diferencia mínima, pero significativa porque ha ido progresivamente cerrando el margen que le llevaba el gobernante. 

Las autoridades locales han anunciado que, ante lo ajustado de los resultados, realizarán un recuento de todos los votos, lo que puede provocar que no se sepa quién es el vencedor en el territorio hasta finales de noviembre. La ley estatal de Georgia permite solicitar un recuento de los votos si el margen de victoria del candidato ganador es de menos de 0,5%. La ventaja de Biden por ahora ni siquiera llega al 0,1%.

El recuento tendrá que solicitarlo formalmente uno de los dos candidatos presidenciales, pero eso no puede ocurrir "hasta que se haya certificado el resultado de las elecciones" después de una auditoría del proceso, ha explicado Gabriel Sterling, el encargado de la implementación del sistema de votación. La cadena Fox News ya ha actualizado su mapa para indicar que Georgia parece inclinarse del lado demócrata. Una victoria del exvicepresidente sería todo un hito puesto que en Georgia no ha ganado ningún candidato demócrata desde 1992, cuando lo hizo Bill Clinton. El estado es uno de los que ha sido objeto de demandas por parte del equipo de campaña de Trump.

Una victoria de Biden en Georgia sería todo un hito. No ha ganado ningún candidato demócrata desde 1992, cuando lo hizo Bill Clinton

En Georgia hay en juego 16 votos electorales, que serían suficientes para dar la victoria en las elecciones a Biden si finalmente consigue también los 11 votos de Arizona, como algunos medios como Fox y la agencia Associated Press le otorgaron ya la noche electoral. Los candidatos necesitan 270 votos electorales para proclamarse ganadores. Trump, quien el jueves insistió en sus denuncias de que es objeto de un fraude electoral, sin presentar pruebas, tiene 214 compromisarios asegurados en el Colegio Electoral.

A la campaña de Trump para tratar de evitar la victoria de Biden en las urnas se ha unido el Partido Republicano, que hasta ahora no se había pronunciado de manera oficial. La formación ha lanzado un tuit en el que acusa a los demócratas de querer "robar" las elecciones y en el pide dinero para financiar las batallas legales que el equipo del mandatario pretende emprender. "El presidente Trump te necesita para dar un paso adelante y defender la integridad de nuestras elecciones", dice el mensaje en la red social

Sin embargo, el apoyo entre los republicanos a las acusaciones de Trump no es, ni mucho menos, unánime. De hecho, todo lo contrario. En las últimas horas, importantes líderes del partido se han desmarcado de las declaraciones del mandatario, que solo ha encontrado apoyo en su entorno más cercano. Algo que vuelve a poner de manifiesto las diferencias que siempre han separado a Trump del Partido Republicano que dice representar.

Mientras, el equipo de campaña del magnat insiste en sus acusaciones y se niega a tirar la toalla. El asesor Matt Morgan ha subrayado en un comunicado que las proyecciones que dan ya a Biden por ganador son "falsas" y se basan en la evolución de cuatro estados donde el recuento "está lejos de concluir".

En este sentido, ha apuntado que en el caso de Georgia el escaso margen entre los dos candidatos da pie a un nuevo recuento en el que confía que se pueda demostrar que se contabilizaron votos de forma "inapropiada", mientras que en Pensilvania ha asegurado que hubo "muchas irregularidades". "Biden depende de estos estados para reivindicar de forma mentirosa la Casa Blanca, pero una vez que hayan terminado estas elecciones, el presidente Trump será reelegido", ha remachado.

El equipo de Trump asegura que las proyecciones que dan como ganador a Biden son "falsas"

Morgan también ha subrayado que Trump "está en camino de ganar Arizona" después de que algunos medios diesen a Biden ya como vencedor de forma "irresponsable" y "errónea". Lo que es cierto es que estado está registrando una tendencia contraria a la de Pensilvania y Georgia. Durante la noche electoral, el demócrata lideraba el recuento por 200.000 votos, un margen que se ha reducido hasta los 43.779 actuales. El mandatario, que sí lidera el recuento en Carolina del Norte y Alaska, necesita desesperadamente los 11 delegados de Arizona para poder optar a la reelección. 

Mientras, en Nevada Biden lidera el escrutinio con un 49,4% frente al 48,5% de Trump, una pequeña diferencia de 11.438 sufragios a favor del demócrata. Sin embargo, de los 190.000 votos que quedan por escrutar, la mayoría son de Las Vegas y sus suburbios, que se presumen demócratas.

En otras circunstancias algunos medios habrían dado a Biden como ganador en Nevada, pero la situación actual con la proyección ahora dudosa de Arizona haría que esa decisión fuese definitiva en favor del demócrata. Los 6 delegados de Nevada le auparían hasta los 270 necesarios. El equipo de Trump también ha cuestionado los datos de este estado.

Más noticias de Internacional