Público
Público

Brexit ¿Mintió Boris Johnson a la reina de Inglaterra al cerrar el Parlamento? Claves para entender el juicio en la Corte Suprema 

La más alta institución judicial de Reino Unido decidirá en los próximos días si el Primer Ministro británico actuó de forma ilegal para poder suspender el parlamento durante cinco semanas. Un acontecimiento extraordinario en el que ocurrirán cosas extraordinarias: el ex primer ministro John Major tomará la palabra como parte de la acusación.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

Manifestación de partidarios del brexit ante la sede de la Corte Suprema británica. (REUTERS)

A sólo unos pasos del Palacio de Westminster –literalmente en la acera de enfrente– once jueces afrontan estos días el caso más trascendental de su carrera (que no es poco teniendo en neta que son unos veteranos). Deberán dictaminar si el primer ministro británico actuó contra ley. Si Boris Johnson mintió a la reina Isabel II para conseguir la aprobación de ésta y decretar así la suspensión del parlamento durante cinco semanas. Como aseguraba al comienzo de la sesión la presidenta del tribunal, Lady Hale: "Esta es una cuestión de derecho grave y difícil".

¿Qué se está juzgando?

La Corte Suprema debe estimar si la decisión de Boris Johnson de suspender el parlamento es ilegal. La acusación pretende demostrar que el primer ministro actuó "de manera impropia" con una motivación clara: obstaculizar la activad del parlamento pera impedir que pudiera "frustar y perjudicar" sus planes de brexit. Que para lograrlo, mintió a la Reina con el propósito de lograr su aprobación. Los abogados se apoyan en el hecho de que Johnson nunca haya explicado por qué consideraba necesaria una suspensión tan larga –cinco semanas–, la mayor desde los tiempos de la Guerra Civil.

¿Qué es exactamente lo que está ocurriendo?

El más alto tribunal del país está sometiendo a su escrutinio las decisiones de dos tribunales menores que ya se han pronunciado al respecto. En ambos casos, sus conclusiones fueron apeladas y a la Corte Suprema le toca ahora dictaminar si dichos tribunales se esquivaron o no.

¿Por qué es tan importante este proceso?

Porque, aunque en la teoría sólo se trate de un tribunal ante un proceso judicial para tomar una decisión judicial, claramente esto es mucho más que todo eso. Si se demuestra que un primer ministro no sólo actuó de forma ilegal sino que ademas mintió a la reina, las implicaciones políticas serían más que significativas; más aún teniendo en cuenta lo extraordinario de la situación: a 44 días del brexit, sin acuerdo de salida con la UE y con un gobierno en minoría en la Cámara de los Comunes.

¿Por qué todo ocurre en la Corte Suprema?

La Corte Suprema es la más alta institución judicial del país y actúa como último tribunal en un caso de apelación. Pero las situaciones extraordinarias precisan de métodos extraordinarios. Tan importante es el proceso ante el que nos encontramos que, aunque en un primer momento estaba previsto que fueran nueve los jueces que formaran el tribunal, se ha decidido ampliarlo hasta los once –el máximo posible–. Se tata de todos los magistrados de mayor rango de la judicatura salvo uno, para que el número sea impar y siempre haya una mayoría en su decisión.

¿Por qué se diferencia entre justicia escocesa e inglesa?

Este proceso es un reflejo de la diversidad legal entre las distintas naciones que conforman Reino Unido. La Corte Suprema está tomando en consideración las resoluciones de dos tribunales distintos regidos por dos legislaciones distintas: un tribunal escocés que dictaminó que la suspensión era ilegal y otro tribunal inglés que consideró que se trataba de una cuestión política y no le correspondía a los poderes judiciales dictaminar si la suspensión del parlamento fue apropiada o no. De hecho, puede darse el caso de que ahora la Corte Suprema decida que ambas resoluciones son acertadas de acuerdo a legislación vigente en cada uno de dichos territorios. De ser así, se impondría la decisión de ilegalidad.

¿Quiénes ejercen la acusación?

La figura más destaca es la de Gina Miller, la activista y mujer de negocios que ya llevó al gobierno británico ante los tribunales en 2016 también a cuenta del brexit. Entonces ganó el proceso y logró que el gobierno estuviera obligado a someter a la aprobación del parlamento cualquier forma de salida de la UE; que no pudiera decidirlo unilateralmente. Por eso el acuerdo de Theresa May con los líderes europeos tuvo que votarse en la Cámara de los Comunes. En esta ocasión, Miller es quien ejerció la acusación en el caso del tribunal inglés, sosteniendo que la suspensión del parlamento es un "abuso ilegal de poder" y que viola el principio de soberanía parlamentaria.

El momento más esperado

Lo nunca visto: el ex-primer ministro John Major, que respalda a Gina Miller, tomará la palabra para exponer por qué considera que uno de sus sucesores, el actual primer ministro y compañero de partido, actuó de forma ilegal.

¿Veremos también a Boris Johnson ante el tribunal?

No. Se está juzgando una decisión tomada por él pero Boris Johnson no se sentará ante los jueces de la Corte Suprema. Sólo los abogados que ejercen su defensa tomarán la palabra en el proceso.

¿Qué ocurre si dictaminan que la suspensión es ilegal?

Podrían darse dos supuestos: 1) El tribunal considera que la suspensión es nula y que se debe retomar la actividad en el parlamento inmediatamente, como si aquí no hubiera pasado nada. 2) Que el tribunal ordene que los diputados sean llamados a ocupar sus escaños. Paradójicamente, tendría que hacerlo la reina por consejo del propio Johnson.

¿Y si deciden que la suspensión es legal?

Todo se queda como está. El parlamento sigue suspendido hasta el 14 de Octubre y ese día se reanuda su actividad con el discurso de la Reina en el que la monarca expondrá las líneas de acción del gobierno de Boris Johnson para el próximo curso político.

¿Cuándo conoceremos la decisión?

Aún no se sabe con seguridad porque los jueces tienen libertad para tomarse el tiempo que consideren necesario para deliberar. De momento, lo que sí es seguro es que los primeros tres días estarán dedicados a escuchar a las partes. Así que, si lo vieran muy claro, igual el jueves tienen ya un conclusión.

¿Qué dice Johnson de todo esto?

Por supuesto, Johnson niega que mintiera a la Reina. Lo niega tajantemente. Sobre lo que pueda decidir la Corte Suprema y sus posteriores consecuencias, ha dicho: "Esperemos y veamos qué dicen los jueces".