Público
Público

Más de un centenar de muertos en ataques terroristas en dos
mezquitas en Yemen

Cuatro terroristas suicidas se inmolaron en sendos templos chiies en Saná durante las oraciones del viernes. El Estado Islámico ha reivindicado la autoría del atentado. 

Los cadáveres de las víctimas del ataque a la mezquita de Saná. REUTERS/Khaled Abdullah
Un hombre traslada el cuerp de un niño víctima del ataque terrorista a una mezquita en Saná (Yemen). REUTERS/Khaled Abdullah
El cadaver de una de las víctimas del ataque terrorista en una mezquita en la capital yemení de Saná.. REUTERS/Khaled Abdullah
Un grupo de personas auxilian a uno de los heridos en el ataque terrorista a una mezquita en la capital yemení de Saná.. REUTERS/Khaled Abdullah
Uno de los heridos por los ataques a las mezquitas chiies de Saná. REUTERS/Khaled Abdullah
Varios heridos por los ataques terroristas a las mezquitas hiíes de Saná son trasladados en una camioneta.. REUTERS/Khaled Abdullah
Dos yemenís permanece junto a varias de las víctimas de los ataques con explosivos contra dos mezquitas chiíes en el norte y el centro de Saná, recibe atención médica en un hospital de la capital de Yemen. EFE/YAHYA ARHAB
Un joven yemení que resultó herido en el ataque contra una mezquita chií en Saná (Yemen). EFE/YAHYA ARHAB
Yemeníes observan los cuerpos de las víctimas de varios ataques con explosivos contra dos mezquitas chiíes en el norte y el centro de Saná. EFE/YAHYA ARHAB

AGENCIAS

SANÁ.-  Al menos 137 personas perdieron la vida este viernes en Yemen cuando cuatro atacantes suicidas se inmolaron en dos mezquitas en la capital yemení, Saná, durante las oraciones del viernes, según fuentes oficiales que cita la cadena CNN. Además, estas señalaron que al menos 300 personas resultaron heridas en los atentados.

Las mezquitas en el centro de Saná son conocidas por ser frecuentadas principalmente por los partidarios del grupo chií de los hutíes, que se ha hecho con el control del Gobierno. Yemen sufre una lucha de poder entre los hutíes, respaldados por Irán, en el norte y el presidente Abd Rabu Mansur Hadi, reconocido por la ONU y con el apoyo del Golfo Pérsico, en el sur.

El Estado Islámico ha reivindicado la autoría del atentado. En un mensaje de audio difundido por la radio del grupo yihadista, Al Bayan, que emite por Internet, un locutor leyó un comunicado que señala que los ataques forman parte de "una serie de hazañas llevadas a cabo diariamente por los soldados del califato contra los enemigos de Alá y de su religión".

El mensaje precisó que los ataques fueron perpetrados por cinco suicidas que llevaban cinturones explosivos.

El primer ataque ha tenido lugar en la mezquita de Badr, situada en un barrio de la capital densamente poblado, donde han hecho estallas dos bombas. La primera fue en el interior del recinto; la segunda tuvo lugar instantes después, a la entrada, para terminar de rematar a los supervivientes de la primera detonación que intentaban escapar del lugar.

El otro ataque ha tenido lugar media hora después en la mezquita de Al Hashahush. Dos suicidas han detonado sus cinturones explosivos dentro y en los aledaños del templo. Esta mezquita está frecuentada por los dirigentes del grupo chií rebelde de los hutíes, y el mismo imán del lugar Taha Ahmed al Mutauakil es miembro de la ejecutiva de dicho grupo y fue ingresado en un hospital tras resultar herido a causa de la explosión. 

Conflicto político

Tras unas infructuosas conversaciones de paz, Yemen se encuentra inmerso en una crisis política de primer orden. Los huthis han forzado al presidente Abd Rabbu Mansur Hadi a abandonar la ciudad y a establecer una sede de Gobierno temporal en la ciudad de Adén. Hadi sospecha que detrás de la ofensiva de los huthi se encontraría su predecesor en el cargo, Alí Abdulá Salé, a quien ha acusado esta semana de intentar perpetrar un golpe de Estado al atacar su complejo presidencial en la ciudad costera.

Un avión militar atacó este jueves el palacio donde se ha instalado Hadi desde que huyó, en febrero, de Saná. La capital permanece tomada desde septiembre de 2014 por los rebeldes huthis, a los que ha respaldado Salé.

Más noticias de Internacional