Público
Público

El divorcio británico de la UE El fallo del Tribunal de Justicia de la UE alienta a los detractores del brexit

Los partidarios de mantenerse en la UE dicen que el TJUE "envía un mensaje de que hay una manera de salir de este lío" ante la decisiva votación de este martes en el Parlamento británico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manifestación en el centro de Londres a favor de la salida del Reino Unido de la UE. REUTERS/Dylan Martinez

El máximo tribunal de la Unión Europea dictaminó este lunes que el Gobierno británico puede revocar su decisión de abandonar el bloque sin consultar a los demás estados miembros, una decisión bienvenida entre los partidarios de detener el brexit.

En la sentencia, emitida con carácter de emergencia justo un día antes de que el Parlamento británico vote sobre el acuerdo para el Brexit acordado con la UE por la primera ministra Theresa May, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dijo: "El Reino Unido es libre de revocar unilateralmente la notificación de su intención de retirarse de la UE".

El fallo está en línea con una opinión emitida la semana pasada por un asesor legal del tribunal, que había aumentado las esperanzas entre los opositores al Brexit en Reino Unido de que se celebre un nuevo referéndum que pueda impedir la salida de Reino Unido de la UE, programada para el 29 de marzo de 2019.

May se enfrenta a una fuerte oposición en el Parlamento británico ante su acuerdo sobre el Brexit y muchos creen que sufrirá una derrota en la votación, lo que tensaría más aún las conversaciones con la UE cuando la mandataria vaya a Bruselas el jueves para una cumbre de líderes nacionales.

Alyn Smith, miembro nacionalista escocés del Parlamento Europeo y uno de los detractores del brexit que presentaron el caso al tribunal solicitando una aclaración sobre el artículo 50 del tratado de la UE, dijo:

"La decisión de hoy envía un mensaje claro a los parlamentarios del Reino Unido antes de la votación de mañana de que hay una manera de salir de este lío. Una luz al final del túnel para la economía, para los puestos de trabajo y para la posición del Reino Unido en el escenario mundial. Ahora está en manos del Reino Unido".

"Si el Reino Unido decide cambiar de opinión sobre el Brexit, en ese caso revocar el Artículo 50 es una opción y la parte europea debería hacer todo lo posible para darle la bienvenida al Reino Unido con los brazos abiertos".

El ministro de Medio Ambiente de May, Michael Gove, quien hizo campaña a favor del brexit, restó importancia al fallo al repetir el mensaje del Gobierno de que no revocaría su decisión de salir.

El TJUE dijo en su declaración que Reino Unido no debería sufrir penalizaciones si detiene el proceso del Artículo 50 que May activó el año pasado después del referéndum de junio de 2016: "Tal revocación, decidida de acuerdo con sus propios requisitos constitucionales nacionales, tendría el efecto de que el Reino Unido permanezca en la UE bajo términos que no han cambiado".

Los líderes de la UE han insistido durante mucho tiempo en que agradecerían que Reino Unido cambiara de opinión, pero muchos responsables de la UE y expertos legales creían que sería necesaria la aprobación de todos o la mayoría de los otros 27 estados miembros para detener el Brexit.

Algunos altos cargos de la UE también han dicho que debería permitirse que Reino Unido permanezca, pero que se le pida que renuncie a algunos de los términos especiales que ha adquirido en las últimas cuatro décadas, en particular el elevado descuento en sus pagos al presupuesto del bloque.

Existe una gran incertidumbre sobre si Reino Unido podría organizar un nuevo referéndum o cómo lo haría, especialmente teniendo en cuenta el poco tiempo que le queda para el Brexit.

Si May gana la votación del martes, es probable que la retirada proceda según lo acordado con Bruselas el mes pasado. Si pierde, su propio cargo podría estar en peligro, podría haber un movimiento en favor de unas elecciones anticipadas, o para celebrar un nuevo referéndum.

Muchos advierten, sin embargo, que la cancelación de la salida podría provocar malestar social.

Más noticias de Internacional