Público
Público

Podemos advierte al PSOE de la urgencia de una reforma fiscal ambiciosa tras el aviso de aplazamiento de Hacienda

El grupo de expertos que ha estudiado los cambios tributarios y el Ministerio de Hacienda avisan de que antes de abordar la reforma "hay que consolidar la recuperación" económica a raíz de la guerra de Ucrania. La formación morada considera que precisamente es la situación económica provocada por el conflicto lo que hace más urgente un cambio en la fiscalidad.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero; y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, durante una reunión para abordar las líneas generales del anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, en Madrid (España) a 1 de s
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero; y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en una imagen de archivo. Moncloa / Europa Press

La guerra en Ucrania también afecta a la fiscalidad, aunque las dos formaciones que conforman el Gobierno de coalición miden su impacto de una manera distinta. Este jueves el comité de expertos en derecho y economía creado por el Ministerio de Hacienda ha entregado a este departamento el 'libro blanco' en el que debía basarse la revisión del sistema tributario español.

La reforma fiscal es uno de los compromisos pendientes más importantes del acuerdo de coalición firmado entre el PSOE y Unidas Podemos, y su contenido (que busca avanzar hacia una mayor progresividad en los impuestos para que no sigan siendo las familias y las pequeñas y medianas empresas las que sostengan el peso impositivo) genera un debate de calado en el Gobierno.

La entrega de este documento era muy esperada, ya que de facto suponía el inicio del debate y de las negociaciones (no solo entre los socialistas y el espacio confederal, sino también con las comunidades autónomas y con los agentes sociales) para abordar la ansiada reforma fiscal.

Sin embargo, tanto los expertos como el Ministerio de Hacienda (que creó el grupo) ya han advertido de que la guerra de Ucrania podría aplazar el cambio en el sistema tributario, ya que el impacto económico del conflicto va a dejar una situación de inestabilidad que no acompasa a las grandes reformas.

"Nos planteamos la conveniencia y la necesidad de consolidar primero la recuperación económica antes de acometer las reformas", aseguró este jueves Jesús Ruiz-Huerta, coordinador del grupo de expertos, apuntando a un aplazamiento.

Sin embargo, en Podemos apuntan hacia todo lo contrario: es precisamente el impacto económico de la invasión de Rusia a Ucrania lo que hace más urgente que nunca un cambio en el sistema tributario y una reforma fiscal que, apuntan desde la formación morada, debe ser ambiciosa.

Diferencias en los plazos, pero también en los contenidos

Para el partido dirigido por Ione Belarra, deben ser las grandes empresas y las grandes fortunas las que tienen que tributar de una manera más justa para acercarse a la media de la justicia fiscal de la Unión Europea y contribuir con un aumento de ingresos.

Sobre todo, defienden, en un momento en el que la economía es más imprevisible que nunca debido a la guerra en Ucrania, para sostener la respuesta y las políticas sociales ante una posible afectación a la situación económica de las familias y de las personas más vulnerables.

El debate sobre los plazos de la reforma no es nuevo, y Hacienda ya ha aplazado esta iniciativa en varias ocasiones. El pasado año, desde el ministerio dirigido por María Jesús Montero se apuntó que entonces no era el mejor momento para abordarla, debido al impacto que provocaba la pandemia del coronavirus en la economía.

Posteriormente, se volvió a aplazar este debate cuando Hacienda decidió conformar, en abril del pasado año, el grupo de expertos para sentar las bases de la transformación del sistema tributario. Desde entonces, cada vez que se ha intentado reabrir este asunto, el departamento dirigido por Montero lo ha emplazado al momento en el que los expertos entregasen sus conclusiones.

Pero más allá de la cuestión de los tiempos, también hay discrepancias muy importantes entre el PSOE y Unidas Podemos respecto al contenido de la reforma y a su alcance. Hace unas semanas, el espacio confederal presentó su propuesta en esta materia, en la que se estima una recaudación de 30.000 millones de euros a través de tributos como un impuesto a las grandes fortunas, a la vivienda vacía y a las eléctricas.

El grupo de Unidas Podemos llevó esta iniciativa al Congreso a través de una proposición no de ley para comprobar qué apoyos podría recabar y la propuesta fue tumbada con los votos en contra del Grupo Socialista

Con poco más de año y medio de legislatura por delante, el despliegue de una reforma fiscal de calado (como pide Podemos) que venga precedida de un debate entre partidos, agentes sociales y comunidades autónomas, podría carecer de tiempo suficiente. La guerra de Ucrania y la recuperación económica obligan, para el PSOE, a retrasar de nuevo la transformación del sistema tributario, mientras que para Podemos es probable que no haya recuperación si no se acomete una reforma ambiciosa.

Más noticias