Público
Público

Cambio en la cúpula de Interior El PSOE negó validez al título de la URJC de Pereiro, al que ahora asciende a comisario general de Información

Cuando el anterior ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, nombró a Eugenio Pereiro como comisario general de Extranjería y Fronteras, el Grupo Parlamentario Socialista protestó que su grado de Criminología obtenido en la Universidad Rey Juan Carlos mediante un curso exprés no es reconocido como la titulación exigida para ocupar un puesto directivo de la Policía Nacional

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Eugenio Pereiro Blanco, al jurar su cargo anterior de comisario general de Extranjería y Fronteras, en diciembre de 2017.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, está ordenando destituciones y ascensos en la cúpula policial que están claramente dirigidos a acabar con las cloacas de Interior que medraron durante los mandatos de sus antecesores Juan Ignacio Zoido y Jorge Fernández Díaz. Pero algunas de sus decisiones parecen estar mal aconsejadas, según subrayan a Público fuentes policiales.

Una de ellas podría ser el ascenso a comisario general de Información de Eugenio Pereiro Blanco, cuya titulación fue puesta en cuestión hace menos de un año por el propio PSOE hoy en el Gobierno cuando fue designado por Zoido al puesto de comisario general de Extranjería y Fronteras. En aquella ocasión, el anterior ministro del Interior culminó en plenas festividades navideñas una larga maniobra para reconstruir las cloacas de Interior con hombres afines a la ministra Cospedal, también con el nombramiento de Germán Rodríguez Castiñeira como nuevo Comisario General de Información, quien acaba de ser reemplazado por Pereiro.

Aquella jugada final de Zoido y Cospedal en la cúpula de Interior fue protestada por el Grupo Parlamentario Socialista, que negó validez a los títulos de tres de los nombrados para jefaturas policiales, entre ellos el propio Pereiro, porque obtuvieron su titulación mediante un grado online en Criminología que impartió la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), la misma institución investigada por los títulos irregulares otorgados a Cristina Cifuentes, Pablo Casado y la exministra Carmen Montón.

Un sindicato policial denunció en abril a la Fiscalía los títulos de la Universidad Rey Juan Carlos para 200 jefes de la Policía

De hecho, la Alternativa Sindical de Policía (ASP) presentaría meses después, en abril, una denuncia ante la Fiscalía por los títulos que recibieron unos 200 jefes de Policía en aquellos cursos a distancia impartidos por la URJC entre 2013 y 2015, que sólo duraban un año académico y constaban de 60 créditos, frente a los 240 créditos en cuatro o cinco años que se deben cursar para obtener un graduado universitario.

Según la ASP, la Rey Juan Carlos impartió esos cursos "con el único objetivo de que los integrantes de las Escalas Superiores de la Policía, Inspectores y Comisarios, obtuvieran, posiblemente de manera fraudulenta, una titulación suficiente y necesaria para ascender a los más altos cargos de la administración policial".

En diciembre del año pasado, tras la última batería de nombramientos de Zoido en la cúpula policial, el diputado socialista por Salamanca David Serrada Pariente presentó dos preguntas al Gobierno, como portavoz de su grupo parlamentario, planteando "¿cuántos de los nombrados incumplen los requisitos exigidos por la Ley de Personal [la Ley Orgánica 9/2015, de 28 de julio] para ocupar el cargo para el que han sido designados?"

El Gobierno de Rajoy argumentó que "el reconocimiento de estos títulos por las autoridades competentes no es necesario"

La respuesta del Gobierno de Rajoy, transmitida al Congreso de los Diputados el 27 de febrero, reconoció que tres de los ascendidos –incluido Pereiro– contaban con el Grado en Criminología de la URJC. Una titulación que esa universidad tuvo que dejar de otorgar porque en 2016 la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional sentenció  –avalando la resolución de mayo de 2015 del Ministerio de Educación– que no se podía asimiliar en ningún caso a una Diplomatura, ni en estructura ni en carga lectiva ni contenido, que permitiese declararla equivalente a ningún título o diplomatura de nivel universitario.

No obstante, el Ejecutivo del PP alegó que "el reconocimiento de estos títulos por las autoridades competentes no es necesario, toda vez que el propio título es el documento habilitante para disfrutar de los derechos que le otorgan las disposiciones vigentes".

A la espera de que se resuelva la denuncia de la ASP, el Gobierno de Pedro Sánchez parece haber decidido acogerse a tan peregrina argumentación jurídica, ya que el ministro Marlaska ha decidido confiar a Pereiro uno de los más altos cargos de la cúpula policial, con importantísimas responsabilidades en la lucha antiterrorista.

Eloy Quirós sigue de comisario general de Policía Judicial

No obstante, algunos de los nombramientos efectuados por Marlaska están empezando a crear malestar entre los que confían en que ponga fin a las actividades de las cloacas que ha heredado en Interior, según ha podido saber Público. Por ejemplo, mantiene en el poderosísimo puesto de comisario general de la Policía Judicial a Eloy Quirós, quien ha sido durante muchos años amigo íntimo del comisario de Barajas, Carlos Salamanca, imputado en la Operación Tándem como cómplice de la organización criminal que presuntamente dirigía el comisario José Manuel Villarejo, hoy en prisión acusado de blanqueo, cohecho y otros delitos.

También fue Quirós quien apadrinó la carrera ascendente de Pereiro durante la etapa de Fernández Díaz, por lo que muchos lo consideran cercano al PP y a los mandos policiales que participaron de la brigada política que Público sacó a la luz en junio de 2016, al desvelar las grabaciones del ministro, en su despacho oficial, conspirando contra partidos y políticos rivales.

Más noticias en Política y Sociedad