Público
Público

Cargas policiales en Barcelona Los enfrentamientos entre manifestantes y Policía vuelven a Barcelona y dejan al menos 46 heridos y varios detenidos

Según ha informado el SEM ningunp de ellos es de carácter grave. 44 tuvieron lugar en Barcelona y otros dos en Mataró. También hay un Mosso herido, hospitalizado en estado grave por una fractura de pierna al caer de un furgón policial.

Un antidisturbios de los Mossos d/Equadra golpea con la porra a los manifestantes independentistas en Barcelona.- REUTERS/ALBERT GEA

agencias

Agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra y de la Policía han cargado poco después de las 21:00 horas contra un grupo de manifestantes convocados por los Comités de Defensa de la República (CDR) frente a la Jefatura de la Policía Nacional en Via Laietana en Barcelona que habían retirado las vallas de protección.

La concentración, que se ha iniciado hacia las 19.30 horas y ha congregado a unas 10.000 personas, según la Guardia Urbana, se ha iniciado en un clima de cierta calma, pero posteriormente, se han producido diversos momentos de tensión que han acabado con estas cargas y varias detenciones, según fuentes policiales.

Después de que un grupo de encapuchados tirara las vallas que les separaba de un grupo de agentes y se encararan con ellos, agentes de los Mossos han salido de las furgonetas y han cargado con dureza contra los manifestantes, que a su vez han empezado a lanzarles todo tipo de objetos.

La Agencia Efe habla ya de una batalla campal entre policía y manifestantes, con fuertes cargas policiales y lanzamientos de objetos por parte de los concentrados.

El sistema de Emergencias Médicas de la Generalitat (SEM) ha efectuado un total de 46 asistencias sanitarias en los incidentes ocurridos, la gran mayoría de ellos en Barcelona. Según ha informado el SEM en su cuenta de Twitter, de las 46 asistencias, ninguna de ellas de carácter grave, 44 tuvieron lugar en Barcelona y otras 2 en Mataró.

Según han informado fuentes policiales, un mosso d'Esquadra ha resultado herido grave durante y ha sido trasladado al hospital después de que sufriera una caída del vehículo policial que le ha provocado una fractura de rodilla. Otros tres agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) han resultado heridos, según han informado a Efe fuentes policiales.

La Policía Nacional ha detenido a tres personas tras las cargas, mientras que los Mossos, por el momento, no han realizado arrestos, añaden las mismas fuentes.

El punto de mayor tensión se ha localizado en la confluencia de la Vía Laietana con la calle Comtal, en las inmediaciones de la Jefatura y después de que un grupo de manifestantes, muchos de ellos encapuchados, derribara una vallas y lanzara objetos a los agentes. La Policía les ha advertido de que cargaría si no cesaba la lluvia de objetos.

Pasadas las 22.15 horas, los incidentes se han extendido al inicio del paseo de Gràcia, cerca de la plaza Catalunya, al arder una barricada hecha con cartones, vallas e incluso alguna moto. Hasta ese punto se han trasladado un gran número de efectivos policiales y se han producido carreras detrás de algunos activistas, mientras los Mossos ha disparado de foam.

Pasadas las 21.00 horas, agentes antidisturbios han salido de las furgonetas apostadas junto a la Jefatura —entraron lentamente abriéndose paso entre la multitud alrededor de una hora antes— y han empezado a cargar para dispersar a los manifestantes, y se ha desencadenado una batalla campal en esta zona.

Furgones policiales se abren paso entre los manifestantes concretados en Via Laietana, en Barcelona.- CAPTURA

Muchos de los manifestantes han lanzado botellas y todo tipo de objetos a la policía y estos les repelían con fuertes cargas con sus defensas y con el lanzamiento de proyectiles de 'foam'.

Algunos jóvenes encapuchados han intentado agredir a algunos de los agentes y han lanzado objetos contundentes contra la línea policial.

Tras varios minutos de refriega, los agentes de antidisturbios de los Mossos han logrado dispersar a los manifestantes por las calles adyacentes, y la Vía Laietana se ha vaciado en su tramo central.

La concentración, que se ha iniciado hacia las 19.30 horas y ha congregado a unas 10.000 personas, según la Guardia Urbana, se ha iniciado en un clima de cierta calma, pero posteriormente, se han producido diversos momentos de tensión que han acabado con estas cargas.