Público
Público

Pleno del CGPJ Carmen Lamela, nueva magistrada del Tribunal Supremo

Ha sido la más votada por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial. También han resultado elegidos Susana Polo y Eduardo de Porres, que pasan también a ser nuevos magistrados de la Sala Segunda, y Dimitri Berberoff, que pasa a la Sala Tercera del Supremo.

Publicidad
Media: 1.86
Votos: 7

La juez Carmen Lamela, en un imagen de archivo. (EFE)

Carmen Lamela es ya nueva magistrada de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, según ha informado en un comunicado el Consejo General del Poder Judicial. Lamela, conocida por haber instruido en la Audiencia Nacional casos como el procés —antes de que pasara al propio Tribunal Supremo— o el de los jóvenes de Altsasu, estaba adscrita desde 2015 al Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional. 

Lamela llega al Supremo tras cerrar el procesamiento por sedición y organización criminal del que fuera jefe de los Mossos Josep Lluís Trapero y sus jefes políticos, Pere Soler y César Puig. Además, Lamela ha conseguido 13 de los 21 votos de los vocales del pleno del CGPJ.

El CGPJ también ha elegido para la misma Sala al presidente de la Audiencia Provincial de Madrid Eduardo de Porres y a la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Susana Polo, en tanto que Dimitry Berberoff, magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), será el nuevo juez de la Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo.

El pleno del Consejo ha cubierto las tres vacantes de la Sala de lo Penal convocadas por el nombramiento de Cándido Conde-Pumpido como magistrado del Constitucional, el fallecimiento de José Manuel Maza y el nombramiento de Julián Sánchez Melgar como fiscal general del Estado, aunque en este último caso se ha reincorporado al Supremo tras cesar como responsable de la Fiscalía.

Lamela es la figura más conocida entre los nuevos nombramientos. Ella fue la primera jueza que se encargó del caso del procés antes de que pasara al Tribunal Supremo y, a diferencia del juez Pablo Llarena, consideró que los hechos ocurridos fueron constitutivos de un delito de sedición, pero no de rebelión. Lamela fue quien dictó las primeras órdenes de prisión contra los Jordis, Oriol Junqueras y varios exconsellers.

También es la magistrada que procesó por delitos de terrorismo a los agresores de los guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) y que mantiene en prisión preventiva al expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell desde mayo de 2017 por delitos de blanqueo y organización criminal.

Ha sido instructora de varias piezas abiertas por la intervención de la CAM, investigó las indemnizaciones de Abengoa y archivó sin ver delito la causa contra varios exministros y el presidente de ACS, Florentino Pérez, por la construcción del almacén subterráneo de gas Castor.

Lamela, jueza por oposición desde 1986, llegó a la Audiencia Nacional en 2014 al quedar vacante la plaza del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional tras la marcha a París como juez de enlace de Javier Gómez-Bermúdez.