Público
Público

Ciudadanos La elaboración de listas de Cs: pucherazos, dimisiones y críticas a la política de fichajes

Rivera presume de liderar una formación que da "estabilidad", que ejerce una política sin sobresaltos, pero los 'naranjas' han mostrado sus flaquezas con la convocatoria anticipada de elecciones

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en la II Escuela de Verano.

Ciudadanos es un partido acostumbrado a medirlo y controlarlo todo: los tiempos, las palabras y la estrategia. Ahora, en plena precampaña atraviesan una de sus peores crisis desde su nacimiento. Rivera presume de liderar una formación que da "estabilidad", que ejerce una política sin sobresaltos, pero los 'naranjas' han mostrado sus flaquezas con la convocatoria anticipada de elecciones. El partido ha tenido que celebrar unas primarias exprés que han desembocado en un fraude electoral en Castilla y León -que ha arrastrado la sospecha a otros territorios- con dimisiones en masa y con críticas en el seno del partido y por parte de la militancia a la política de fichajes.

El pucherazo en las primarias, que dio el triunfo a la candidata del aparato, Silvia Clemente -que hasta hace un mes militaba y proyectaba su carrera política en el PP, y cuyo entorno se enfrenta a varios escándalos que han desembocado en procesos judiciales- abrió las costuras en el partido, que ya criticaba este fichaje. Francisco Igea diputado en el Congreso y miembro de la ejecutiva nacional de Cs, al conocer que su partido habilitó la candidatura de la 'expopular' como "independiente", convocó una rueda de prensa de urgencia en la que reconoció que dejaba el Congreso y concurría a las primarias movido por el "rechazo" a alguien que "no encaja" con los valores del partido como la "regeneración".

Tras una votación especialmente disputada, Clemente ganó. Y así se mantuvo hasta que Igea denunció ante el Comité de Garantías y Valores "irregularidades evidentes" en el sistema informático. Las sospechas de fraude se confirmaron y, finalmente, la comisión impugnó hasta un total de 82 votos atribuidos a Clemente por no poder identificar al emisor de estos sufragios. Este giro dio la victoria a Igea, anunciada por el secretario general del partido, José Manuel Villegas, que había apoyado la candidatura de Clemente.

La cúpula de Ciudadanos ocultó el pucherazo hasta que el sector crítico encabezado por Francisco Igea amenazó con ir al juzgado.

Este episodio reabrió el debate interno sobre el sistema de votación, que voces del partido consideran "poco fiable", una preocupación que se ha trasladado en diversas ocasiones en el pasado. Este voto se realiza telemáticamente a través de la web del partido, con un programa informático sin auditoría externa. Por su parte, Villegas, presumió de la "robustez" del sistema y aunque se detectó el fallo, la cúpula ocultó el pucherazo hasta que el sector crítico encabezado por Francisco Igea amenazó con ir al juzgado.

Tras lo ocurrido, dimitieron tres personas en el seno del partido, a nivel autonómico. La coordinadora de Ciudadanos en Valladolid, Raquel Alonso, la candidata de la formación naranja a la Alcaldía de la capital vallisoletana, Pilar Vicente, y el secretario autonómico de Comunicación de Cs, Pablo Yáñez. Nadie de la dirección nacional ha asumido responsabilidades por el pucherazo, y señalan que les resultará "prácticamente imposible" saber quien está detrás. Esperan zanjar así un polémico asunto que les lastra para toda la campaña. 

La sospecha de pucherazo se extiende a otros territorios

En Cantabria, Madrid, Murcia, Toledo y Valencia han pedido una revisión del proceso de primarias. El sector crítico del partido en Toledo, reclama una revisión del proceso de primarias, del que salió vencedora la candidata propuesta por la dirección, Carmen Picazo, tras una serie de "irregularidades detectadas". Así lo ha denunciado públicamente uno de los candidatos de las primarias que se celebraron en la formación naranja castellano‑manchega para elegir a su candidato a la Presidencia de la Junta, José Ramón de Lorza.

Esta nueva denuncia llega tan solo días después de que media Junta Directiva de la agrupación local de Ciudadanos en Talavera de la Reina dimitiese en bloque a causa del "ninguneo" a su trabajo por parte de los responsables provinciales y regionales del partido al 'colocar' como candidata a la Alcaldía a una exconcejala del PP que vive a más de ochenta kilómetros de la ciudad frente a Orlena de Miguel, la portavoz regional de la formación, que dio "un paso al lado" y renunció, a petición del partido, algo que se sumaba a la decisión desde Madrid del cierre de la sede local de Cs y al aterrizaje de Juan Carlos Girauta en la provincia toledana para encabezar la lista del partido al Congreso.

En Cantabria, Madrid, Murcia, Toledo y Valencia han pedido una revisión del proceso de primarias. Critican el sistema de votación, que consideran "poco fiable", una preocupación que se ha trasladado en diversas ocasiones en el pasado

José López, el candidato que se enfrentó a Félix Álvarez (Felisuco) en las primarias de Ciudadanos Cantabria para elegir al cabeza de lista en las elecciones regionales, ha denunciado que éste recibió "hasta 20 votos en una misma IP, 13 votos en otra, o 9 en otra, y varias de 8 y 7 votos en cada una", algo que "sólo puede generar dudas -dice- tratándose del ejercicio de un derecho personal y privado". López ha solicitado a Garantías "información adicional y detallada sobre esa concentración de votos en pocas IPs, pidiendo se le facilite el momento exacto en que se ha emitido cada uno de los votos". Y también ha pedido una auditoría externa porque como candidato, no puede acceder a los datos de emisión de voto de los afiliados.

En declaraciones a eldiariocantabria, ha manifestado que las sensaciones que tiene ante este hecho son de contrariedad, "en ningún momento he pensando que se ha falsificado nada, solo es necesario que se aclare esta intranquilidad, solo quiero que se explique". Por su parte, ha solicitado a Garantías "una versión individualizada de los votos que se hayan emitido para ver a las horas que se han producido" y critica también "la precipitación" con la que se han hecho los anuncios.

Los candidatos que quedaron en segundo lugar en de la Comunidad de Madrid (Juan Carlos Bermejo) y la Región de Murcia (Leonardo Pérez), también pidieron la revisión de sus actas al Comité de Garantías. Ciudadanos emitió un comunicado poco después en el que aseguraron que tras pasar "toda la información" pedida por Bermejo y Pérez, la comisión resolvió que no había "ninguna incidencia" y aseguraba que no existe "ningún tipo de denuncia ni queja", en los casos de Madrid y Murcia. Sin embargo, ninguno de ellos ha dado por zanjado el caso.

En València, Fernando Giner, candidato 'oficial' respaldado por la dirección, obtuvo 175 votos. Sus rivales, Andrés Sánchez Pérez y Fernando Sánchez Cervera, que consiguieron 3 y 18 apoyos respectivamente, no tuvieron opción. Según adelanta Valencia Plaza, Fernando Sánchez ha decidido iniciar el revisado de los datos referentes a las votación. Ha pedido, al igual que sus compañeros de partido, un informe de los votos emitidos: las IP, y la hora y minuto en que se emitieron.

A pesar de las críticas internas a la falibilidad del sistema, Ciudadanos no se plantea el cambio. Además de las revisiones en masa -que dejan en evidencia la desconfianza en el proceso- la última queja 'oficial' que recibieron los 'naranjas' fue el pasado 1 de febrero, en una reunión del Consejo General de Ciudadanos, cuando el concejal de Pozuelo (Madrid), Miguel Ángel Berza, presentó una enmienda al reglamento de primarias del partido para proponer un sistema de votación más seguro, que se desestimó.

Girauta aseguraba este mismo lunes en una entrevista en TVE que algunos militantes han aprovechado que "ha habido una noticia en ese sentido" en Castilla y León, para "hacer más daño" y ha señalado que en todo los proyectos "hay gente que persigue solo su interés personal".

Críticas internas a la política de fichajes

Algunos fichajes tampoco han acabado de sentar bien entre la filas 'naranjas'. Aunque los de Rivera aprovechan cada oportunidad que se les presenta para cargar contra el bipartidismo, al mismo tiempo 'fichan' a expolíticos de PP y PSOE para engrosar sus filas. Es el caso de Joan Mesquida, un histórico del PSOE que fue exdirector de la Policía con José Luis Rodríguez Zapatero, elegido cabeza de lista al Congreso por Baleares; el del expresidente de las islas baleares con el PP, José Ramón Bauzá, que se encarga de asesorar a su nuevo partido en temas como la defensa de la Constitución o la "discriminación lingüística" y el de la exalcaldesa de Cabezón de la Sal (Cantabria) y senadora del PP, Esther Merino, que será la candidata de Cs en el municipio.

El expresidente balear por el PP, José Ramón Bauzá . EFE

Además, Ciudadanos ha elegido a tres independientes: Marcos de Quinto, Sara Giménez y Edmundo Bal como los números 2, 3 y 4 en las listas por Madrid. Precisamente en el momento en el que afiliados y voces internas critican a Rivera por no dar "prioridad a los suyos".  Hay cierto malestar en el seno del partido, que consideran que la incorporación de algunos independientes "invisibilza" el trabajo de perfiles no tan mediáticos durante esta legislatura. 

Girauta reconoce que hay cargos o representantes de Ciudadanos que piensan que tienen "más derecho que otros" a formar parte de las listas por "llevar un tiempo" en el partido, lo cual le parece un sentimiento "muy humano y muy natural". Sin  embargo, ha subrayado que la formación de preside Albert Rivera no va a estar "con tonterías de si este llevaba aquí tres años y el otro acaba de llegar. Lo que vale es quién sabe hacer mejor ese trabajo, y de ahí vienen los fichajes recientes de personas tan válidas como Sara Giménez, Marcos de Quinto o Edmundo Bal", advirtiendo de que "quien esté pensando en las listas, no irá en las listas".

En 2016, Ciudadanos consiguió 6 diputados por la circuscripción madrileña. Consiguieron escaño, además de Rivera, Francisco de la Torre, Marta Rivera de la Cruz, Miguel Ángel Gutiérrez, Patricia Reyes y Fernando Maura. Ahora Ciudadanos ultima sus listas, a la espera de que todos ellos, repitan (a excepción de Maura). Rivera de la Cruz lo intentará de número uno por A Coruña, uno de los feudos históricos del PP. El resto, lo intentará de nuevo por Madrid, donde se prevé que Vox aterrice con fuerza.

El mismo Girauta, que encabeza la lista por Toledo, tampoco tiene seguro revalidar el escaño. Aunque en 2015 la formación sí consiguió representación en esta provincia, lo perdió en junio de 2016 en favor del PP. El actual secretario de organización de la formación, Fran Hervías, que sí consiguió escaño en 2015 tampoco revalidó en 2016, y ahora irá de número 1 por Granada. La repetición de elecciones perjudicó, especialmente, a Ciudadanos, que obtuvo 8 escaños y 400.000 votos menos.

Más noticias en Política y Sociedad