Público
Público

Ciudadanos La nueva batalla por la derecha: Rivera frente a Casado

La victoria de Pablo Casado para liderar el PP articula un nuevo escenario en la derecha española. Ciudadanos confía en que el nuevo presidente se sitúa en el ala más radical de la derecha y que deja un espacio de centro que ellos pueden ganar.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el nuevo presidente del PP, Pablo Casado / Imagen de archivo - EFE

La victoria de Pablo Casado frente a Soraya Sáenz de Santamaría lleva a un nuevo rumbo del PP que no sólo afectará a los conservadores. El fin del 'marianismo' articula un nuevo escenario y hace que Ciudadanos se enfrente, por primera vez, a un nuevo líder que promete una regeneración de los conservadores y que mueve al partido hacia el ala más dura de la derecha. Un movimiento del que se alegran en Ciudadanos ya que confían que deja un espacio en el centro que los naranjas pueden ganar

A pesar de las primeras apariencias y similitudes que se pueden dar entre Pablo Casado y Albert Rivera, la realidad es que hay una importante diferencia en torno al argumentario. Esto, llevará a la derecha a una nueva batalla a nivel ideológico que Ciudadanos asegura que ganará. Este lunes, desde el partido reconocían que enfrentarse a Santamaría hubiera sido mucho más difícil: la centralidad que les discutía la exvicepresidenta es mucho mayor que la del actual presidente, que lo sitúan más a la derecha y en un ala más conservador. Por esto mismo, a nivel electoral creen que Albert Rivera tiene posibilidades de ganar a Casado. 

Sí reconocen un buen entendimiento entre ambos líderes de los partidos. Además, las similitudes en las formas y en las apariencias son obvias: pertenecen a la misma generación, tienen un gran dominio del lenguaje político, la apariencia o la puesta en escena ante los medios de comunicación. Ambos cuentan con el respaldo de José María Aznar, a diferencia de Mariano Rajoy. Y ambos estarán en la misma situación de oposición frente a un PSOE que está dejando entrever su debilidad en el Congreso. 

Este lunes, Rivera también decía ante los medios de comunicación que ni el PP ni Casado son sus adversarios: "Nuestros verdaderos enemigos son los populistas y los nacionalistas". Sin embargo, no dejarán de ser competidores electorales y Ciudadanos tiene claro que aprovechará las flaquezas de Casado para mantener la fuerza que han ganado en los últimos meses. 

El nuevo escenario de la derecha

Casado representa a la ala más conservadora y dura de la derecha del PP. Durante los primeros días de campaña, él mismo reconoció que aspiraba a aglutinar "todo el espacio a la derecha del PSOE", desde Vox hasta Ciudadanos. Algo que desde el partido naranja ni entienden ni contemplan ya que ellos sostienen que aspiran a ganar el espacio del centro. En este sentido, desde el partido también sitúan a Casado en la derecha radical más cercana a Vox que a su proyecto.

De hecho, los guiños y las referencias de Casado al sector más duro de su partido han sido constantes. Y el apoyo de los compromisarios, tras un discurso que puso esto sobre la mesa, ha dejado claro que batalla ideológica ha ganado dentro de la formación. 

Conservadores vs liberales

Ciudadanos consideran que Casado representa una ideología más conservadora frente a su proyecto liberal. Una dicotomía que creen que también les beneficia al sostener que ellos han crecido como partido por presentar un proyecto nuevo y regenerador que en ningún caso puede liderar el nuevo presidente del PP. 

Cs no apoya el cambio en la ley de aborto que propone Casado y apoyó la toma en consideración de la ley de eutanasia del PSOE

Por ello, en el tiempo de la campaña interna, se ha dejado ver que las mayores diferencias están entre las medidas más sociales. Ambos dirigentes defienden la libertad individual, pero Ciudadanos no está en contra de derechos ya reconocidos como el aborto. Este lunes, Rivera ha sostenido que no entiende a qué viene "el cambio" de Casado en cuanto a esto, alegando que no se ha intentado cambiar en los últimos años de Gobierno del PP y que este debate "no es una prioridad" ya que no lo es para "la sociedad española". 

También hay otros temas en los que Ciudadanos se muestra más avanzado que el PP. Por ejemplo, en la ley de la eutanasia. Esta reforma, impulsada por el PSOE, ha sido rechaza rotundamente por Casado, mientras que la formación naranja dio su apoyo a la toma en consideración de la ley en el Congreso.

La batalla por Catalunya

Casado marca una línea más dura frente al proceso independentista en Catalunya que la que marcaron Rajoy y Santamaría durante el Gobierno. El nuevo líder ha asegurado que si por él hubiera sido, habría mantenido el artículo 155 de la Constitución. Una posición contraria a la que llevó su partido, y que defendió Ciudadanos y Rivera reclamó ante Rajoy. 

Rivera considera "más democrática"  su reforma del umbral del 3% frente a la ilegalización de los partidos independentistas

Aunque este mismo lunes, el líder de Ciudadanos también ha sostenido que tienen propuestas "más democráticas" respecto a Catalunya. Preguntado durante la rueda de prensa de la Ejecutiva del partido por su posición ante la propuesta de Casado de ilegalizar los partidos independentistas, Rivera ha sostenido la reforma de Ciudadanos de la ley electoral que fija un umbral del 3% a nivel nacional para tener representación parlamentaria. Para él, es una medida "más democrática" y que plantea mejores soluciones. 

La batalla en Catalunya se prevé que sea un frente y que Casado intente ganar votos con su posición frente al proceso independentista. De hecho, destaca que la primera ejecutiva del nuevo presidente sea en Barcelona. Sin embargo, a Ciudadanos no es una estrategia que les preocupe ya que confían en que sus posiciones y, tras el trabajo hecho hecho hasta ahora, el PP no conseguirá un trasvase de votos con esta nueva postura. 

La corrupción del PP: "No es una renovación"

Aunque el argumento más utilizado entre Ciudadanos es que Casado no es ninguna renovación ni regeneración. Sostienen que ya formaba parte de la Ejecutiva de Rajoy siendo el portavoz y que mantiene tras sus espaldas el caso del máster. 

Esto fue lo que sostuvo el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, al conocer la victoria de Casado: es "la persona que defendió públicamente a los corruptos del PP, que defendió la política del PP de no afrontar esa corrupción y no hacer limpieza". "En el PP tenían que elegir entre el portavoz de la ejecutiva de Rajoy y la vicepresidenta del gobierno de Rajoy, es decir, tenían que elegir entre continuismo o continuismo, entre pasado o pasado, y han elegido pasado lógicamente", criticó. Una baza que explotarán hasta el máximo posible.