Público
Público

Comunidad de Madrid Ferraz decide dar la batalla a Ayuso en Madrid y endurecer la oposición

Designa a José Cepeda como "dos" de Ángel Gabilondo, para buscar una oposición más contundente, y diseña una estrategia de comunicación y de seguimiento a toda la gestión de la presidenta madrileña. La moción de censura sigue guardada en el cajón, pero no se descarta presentarla en un futuro en función de cómo evolucionen los acontecimientos.

José Manuel Franco anuncia el 'Plan Verano' de seguridad
Imagen del delegado del Gobierno en Madrid y secretario general del PSOE de Madrid,, José Manuel Franco. EFE

La dirección federal del PSOE ha decidido reaccionar con nuevos nombramientos, el reforzamiento de equipos y el diseño de una nueva estrategia, al clamor existente en el partido y, en especial, en el PSOE de Madrid, por la labor de oposición que se estaba haciendo a la presidenta de Comunidad madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Desde hace semanas, los distintos sectores del PSOE madrileño clamaban por una oposición más contundente ante la gestión hecha por Ayuso de la crisis del coronavirus, que los socialistas consideran “nefasta”, y hasta llegaron a plantearse presentar una moción de censura.

Y, finalmente, Ferraz ha tomado cartas en el asunto en primer lugar con el nombramiento del senador y también diputado en la Asamblea de Madrid, José Cepeda, como nuevo portavoz adjunto a Ángel Gabilondo, para que desarrolle toda una nueva estrategia en la oposición.

Cepeda, líder del sector guerrista del PSOE madrileño en su día y que llegó a presentarse a unas primarias para ser secretario general del partido en Madrid que perdió frente a Tomás Gómez, es quien ha contado con la bendición del propio Pedro Sánchez para esta tarea.

Las relaciones entre Sánchez y Cepeda, que se conocen muy bien, han pasado por diferentes fases en los últimos años. Cuando el líder socialista se presentó por primera vez a las primarias en 2014, Cepeda fue el que organizó sus primeros actos en Madrid y buscó todos los votos posibles en su federación para Sánchez. Sin embargo, en las primarias de 2017, el dirigente madrileño cambió de bando y dio su apoyo a Susana Díaz. Lógicamente, esto enfrió y distanció la relación entre ambos, pero Cepeda se mantuvo en primera línea política en Madrid, fundamentalmente, por el apoyo orgánico que tiene en la federación.

Las relaciones entre Sánchez y Cepeda han pasado por diferentes fases en los últimos años

Elegido senador por designación autonómica, el dirigente madrileño estaba ya dedicado a sus tareas en la Cámara Alta, centradas fundamentalmente en Europa, y había dejado de tener protagonismo tanto en el partido como a nivel mediático, hasta que recibió hace unos días una llamada del secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, para ofrecerle el puesto de portavoz adjunto y convertirse de hecho en el "número dos" de Ángel Gabilondo. Y Cepeda dijo “sí”.

El trabajo de Cepeda, según fuentes consultadas, pasa fundamentalmente por dar un impulso a la oposición a Díaz Ayuso, que pasará por buscar más eco mediático, presentar nuevas iniciativas y llevar el debate de las actuaciones de la presidenta madrileña al ámbito nacional.

Por ello, se intensificarán las acciones también en el Congreso y en el Senado con distintas iniciativas parlamentarias, y el seguimiento minucioso de todas la actuaciones del Gobierno de Madrid, donde se empiezan a conocer algunas decisiones polémicas, como los contratos adjudicados al reportero Cake Minuesa. El objetivo es el seguir minuciosamente cada decisión que adopte el Gobierno madrileño.

Romper la "barrera mediática" de la política madrileña

Cepeda, además, tratará de potenciar a los portavoces de las áreas sectoriales en la Asamblea de Madrid y darles más protagonismo, todo acompañado de una mayor proyección en medios y romper lo que denominan la “barrera mediática” de la política en Madrid.

Por ello, además, se ha reforzado el equipo de comunicación del Grupo Socialista en la Asamblea con nuevos nombramientos, y se han multiplicado en los últimos días los comunicados, las iniciativas y las declaraciones de los dirigentes madrileños.

Detrás de esta decisión es evidente que se esconde un reproche a la forma de hacer oposición de Ángel Gabilondo, pero en modo alguno está cuestionado el candidato socialista. En Ferraz se asume que Gabilondo tiene su forma de entender la política y le reconocen que también concita muchos apoyos, pero se consideraba imprescindible buscar un perfil más duro frente al Gobierno madrileño.

De momento, no está en el horizonte la presentación de una moción de censura contra la presidenta, pero la posibilidad seguirá estando encima de la mesa y se utilizará o no en función de cómo se desarrollen los acontecimientos en los últimos meses, según aseguran desde el PSOE.

En Ferraz y en el PSOE de Madrid se sabe que el Gobierno de la Comunidad está muy dividido, pero se siguen viendo difícil que Ciudadanos y, sobre todo, el vicepresidente Ignacio Aguado, quiera dar el paso de sacar al PP del Gobierno... salvo una negociación en las altas esferas entre ambos partidos.

Más noticias de Política y Sociedad