Público
Público

Crisis Madrid covid-19 Los desencuentros en Madrid preocupan a PP y Cs de cara a sus otros pactos territoriales

Para Cs todo mejoraría en Madrid si Ayuso intentara "controlar sus salidas de tono" y dejara a un lado sus "aspiraciones nacionales", mientras que para el PP el problema radica en que Aguado "es poco fiable" y "maniquea por detrás".

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, conversa con el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado. - EFE
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, conversa con el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado. - EFE

marta monforte

La desconfianza mutua entre la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso (PP) y su vicepresidente Ignacio Aguado (Cs) está haciendo mella en la dirección de ambas formaciones, que temen que la imagen de inestabilidad se traslade al resto de gobiernos compartidos. "El problema es Ayuso y su entorno", resume un miembro de la dirección de Cs a Público. Y prosigue: "PP y Cs debemos ser imagen de solvencia y entendimiento, en contraposición al Gobierno de Sánchez e Iglesias, y no lo estamos siendo", lamenta.

En Génova 13 tampoco gustan los enfrentamientos con su "socio preferente", tal y como Pablo Casado se ha referido a la formación de Inés Arrimadas en varias ocasiones, pero creen que lo prioritario es defender a la presidenta madrileña. "El PP apoya sin fisuras a la Comunidad de Madrid y a Isabel Díaz Ayuso", ha dicho este lunes el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Esto ocurre después de que varias voces del partido hayan cuestionado la idoneidad de la dirigente conservadora, como ya adelantó Público.

Fuentes de las dos formaciones destacan que estos choques en la Comunidad de Madrid contrastan con la "buena sintonía" que sí mantienen sus dirigentes en otros territorios como Andalucía, Castilla y León o el propio Ayuntamiento de la capital. "Al final esto crea un 'efecto arrastre' que evidentemente nos perjudica", señala una voz de la dirección del grupo popular en el Congreso. "Estamos quejándonos todo el día de que el Gobierno no para de pelearse y vamos nosotros y lo hacemos de forma pública y evidente", señala un diputado naranja.

Eso sí, cada uno señala un culpable: si bien para Cs todo mejoraría si la presidenta madrileña intentara "controlar sus salidas de tono" y dejara a un lado sus "aspiraciones nacionales" -en referencia a un posible salto de Ayuso a la política nacional en el futuro-, para el PP el problema radica en que Aguado "es poco fiable" y "maniquea por detrás". Es más, los conservadores insisten en  la idea de la moción de censura junto al PSOE para desbancar al PP del gobierno madrileño, un extremo que niegan completamente los naranjas. 

Madrid, a la cabeza de Europa en número de contagios

Ayuso y Aguado mantienen una tensa relación desde los inicios de la coalición y han protagonizado sonados choques durante los meses más duros de la pandemia. Un escenario que ahora se repite con la Comunidad de Madrid a la cabeza de Europa en número de contagios, y cuyo gobierno regional ha tenido que recurrir a la ayuda del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Ese está siendo el principal desencuentro entre presidenta y vicepresidente: mientras que la estrategia de Ayuso -y, por tanto, del PP- se basa en confrontar frontalmente con el Gobierno, Aguado apela a la colaboración y busca soluciones conjuntas.

El vicepresidente madrileño ha mostrado en varias ocasiones su malestar con Ayuso este fin de semana, a la que pidió que dejase de "pelearse" en "ruedas de prensa y en los tribunales" con el Gobierno y se dedicase a salvar vidas. Esto sucedía después de que la presidenta recurriera ante la Audiencia Nacional las restricciones planteadas por el Gobierno -y ratificadas ante el Consejo Interterritorial-, una decisión que se tomó sin el visto bueno de Ciudadanos.

Este lunes la portavoz nacional de Cs, Melisa Rodríguez, ha citado como ejemplo la decisión del gobierno de Castilla y León de restringir la movilidad de las ciudades de Palencia y León ante el aumento de casos de coronavirus. Para Rodríguez es inexplicable que el PP apoye esa decisión en la autonomía castellanoleonesa pero recurra a la Audiencia Nacional las restricciones en Madrid. "Tendrá que ser el propio Partido Popular el que explique la diferencia de criterio y cómo se entienden ellos, yo lo que le puedo asegurar es que desde Ciudadanos actuamos de la misma manera en toda España", ha dicho.

La dimisión de Reyero acentúa la división

En la noche del viernes el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, anunciaba su dimisión. El diputado de Cs protagonizó el pasado mes de junio un enfrentamiento con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), a cuenta de unos protocolos de derivación de pacientes de las residencias de mayores, en los que se rechazaba el traslado de ancianos a los hospitales durante la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, y que según Escudero se trataba de un "borrador" enviado por "error".

Unas horas después, ambos partidos entraban de nuevo en polémicas a raíz del acto que está preparando la presidenta madrileña con empresarios y del que, según la formación naranja, no se avisó al consejero de Economía, de Cs.

Pese a las discrepancias, dimisiones y desencuentros en Madrid, las direcciones de ambos partidos insisten una y otra vez en que gobierno no se rompe. "Somos socios de coalición, eso no implica que pensemos 100% lo mismo", ha justificado Rodríguez.

Más noticias de Política y Sociedad