Público
Público
Únete a nosotros

Cumbre del clima (COP24) de Katowice Las negociaciones en la cumbre del clima se alargan por la falta de acuerdo

Los principales escollos hacia el consenso tienen que ver con el grado de ambición que recoja finalmente el texto, la financiación y el Libro de reglas que comprometa a los países en función de sus capacidades y emisiones históricas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jóvenes participantes del movimiento "Climate strike", creado la activista sueca de 15 años Greta Thunberg, posan durante la cumbre del clima (COP24) de Katowice (Polonia). EFE/Andrzej Grygiel

Las negociaciones continuaron esta madrugada en la cumbre del clima (COP24) de Katowice (Polonia), un día después de que estuviera previsto su cierre oficial, que ha tenido que demorarse ante la imposibilidad de los países de sellar un texto que cierre la letra pequeña del Acuerdo de París y permita su puesta en marcha en 2020.

El pleno de la conferencia se reanudó a las 19.30 hora local (18.30 GMT) del viernes y tuvo que ser suspendido debido a las diferencias persistentes en torno a varios puntos del documento. Ni siquiera hubo consenso en fijar una hora de reapertura de las negociaciones, que se retrasó hasta la noche del sábado. Ya antes de la reapertura del pleno, el presidente de la COP24, Michal Kurtyka, había asegurado que se están haciendo todos los "esfuerzos" para lograr un acuerdo definitivo, un trabajo que calificó de "duro".

Tras doce días de negociaciones, la presidencia polaca difundió un borrador de 144 páginas en la madrugada del jueves al viernes que se recibió con cauto optimismo por las delegaciones. No obstante, 24 horas después se mantienen las tensiones entre el bloque que aspira a avanzar más rápidamente en la lucha contra el cambio climático —con la UE, China y muchos países menos desarrollados y vulnerables—y quienes arrastran los pies en este ámbito, entre los que destaca EEUU, cuyo presidente, Donald Trump, se salió del Acuerdo de París nada más llegar al poder.

Los principales escollos hacia el acuerdo tienen que ver con el grado de ambición que recoja finalmente el texto, la financiación de los países desarrollados a los menos desarrollados y vulnerables, y el Libro de reglas que, pese a ser común a todos, comprometa a los países en función de sus capacidades y emisiones históricas.

Otro de los problemas clave, ligado a la ambición, es cómo recoja el acuerdo el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), que insta a un cambio "urgente y sin precedentes" para frenar el aumento de la temperatura en 1,5 grados con respecto a niveles preindustriales.

Cómo se mencione este documento en el texto final es relevante —y ha sido objeto de controversia durante días—porque no es lo mismo que se asuma—implicaría aceptarlo como base científica del proceso—a que simplemente se tome nota de su publicación, como quiere EEUU, Rusia, Kuwait y Arabia Saudí.

El texto final de la COP24, la más importante desde la de París en 2015, debe servir para hacer operativo a partir de 2020 el Acuerdo de París, donde la comunidad internacional se comprometió a frenar el aumento de las temperaturas por debajo de los 2 grados.

Más noticias en Política y Sociedad