Público
Público

Elección del Gobierno PSOE y Podemos ahondan en sus diferencias y se acusan mutuamente de "tacticistas"

Diversos responsables de estas formaciones se están encargando de mantener la tensión entre ambos partidos, y los roces en público parecen alejar cualquier tipo de acuerdo para septiembre. Las repetición electoral está pues un poco más cerca.

Publicidad
Media: 2
Votos: 3

El secretario de Organización, Pablo Echenique, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero / EUROPA PRESS

Continúa la bronca entre el PSOE y Unidas Podemos a cuenta de la investidura fallida de Pedro Sánchez del pasado día 25 de julio. Diversos responsables de estas formaciones se están encargando de mantener la tensión entre ambos partidos, y los roces en público parecen alejar cualquier tipo de acuerdo para septiembre. Las repetición electoral está pues un poco más cerca.

El ministro de fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, dejaba entrever la posibilidad de un acuerdo con la formación morada "en el último minuto"; a continuación, el secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, calificó de poco responsable esa estrategia negociadora y el "tacticismo" del PSOE en las negociaciones para la formación de un nuevo gobierno; y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha respondido que para "tacticismo", el de Unidas Podemos al rechazar la última y "magnífica" propuesta de los socialistas para formar Gobierno.

En respuesta a las declaraciones de Ábalos, Echenique dijo en una entrevista en la Cadena Ser que le parece "una actitud poco responsable llevar una negociación al pitido final". Para Echenique, su formación siempre ha estado dispuesta a a sentarse "a negociar un acuerdo integral de gobierno", por lo que llevar las negociaciones al último minuto "no es la mejor de las ideas". En su opinión, eso puede responder a algún tipo de táctica del PSOE pero yo "creo que con las cosas de comer y con la vida de la gente, con un país entero no se deben hacer tácticas de partido".

Tras asegurar que no hay nuevos contactos con los socialistas, Echenique se ha mostrado convencido de que el PSOE está pensando en nuevas elecciones. Concretamente, el dirigente de Podemos cree el PSOE trabaja centrándose en tres opciones: un acuerdo para que la derecha se abstenga y facilite su investidura, un gobierno en solitario "de ordeno y mando" y la repetición electoral.

"Las tres serían malas", a juicio de Echenique, quien no se plantea que Podemos tome la alternativa y llame a los socialistas para marcar cuanto antes una reunión. "No tenemos que convertir la política en una novela para adolescentes (...) no debemos entrar en este juego de quien llama, eso no cambia nada", ha precisado.

"Tacticistas" vosotros

No tardó en reaccionar la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, que aseguró que el "tacticismo" fue lo que hizo a Unidos Podemos rechazar la última y "magnífica" propuesta de los socialistas para formar Gobierno y ha dicho que le parece un "despropósito" que se le siga considerando como "decorativa".

Además, Montero señaló en una entrevista en la Cadena SER que Unidas Podemos "no quiere sentarse a hablar del acuerdo programático" ahora y no quiso tampoco en julio, antes de la investidura fallida de Sánchez, en aquel momento porque quería que previamente se garantizase la presencia de Pablo Iglesias en el Ejecutivo y ahora porque condiciona el inicio de esos contactos a que se conforme un gobierno de coalición.

"Nosotros hemos propuesto a Podemos que se siente para hablar del programa y ha dicho que solo se sienta a partir de la propuesta del Gobierno de coalición", afirmó la ministra, y agregó que ya cometieron anteriormente el "error" de "priorizar el reparto de las carteras antes que hablar de los problemas cotidianos de la gente".

Además, tachó de "injustificadas" las criticas al presidente en funciones por irse de vacaciones, porque "no ha habido un presidente con tanta actividad en agosto". "Ha sido una actividad frenética, con intensísimas reuniones, pulsando a la sociedad para que no se produzca el síndrome de la Moncloa", concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad