Público
Público

Escuchar el himno de España en los colegios murcianos: otro brindis al sol de la ultraderecha

La moción aprobada en el Ayuntamiento de Murcia, con los votos de Vox, PP y Cs, no tiene ninguna base legal para llevarse a la práctica porque son las Comunidades las competentes en materia educativa. Martínez-Almeida, alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, cree "adecuado y correcto" el uso del himno.

El concejal de Vox, José Palma, en su visita el pasado 23 de mayo a un colegio donde ya cuelga la bandera de España.
El concejal de Vox, José Palma, en su visita el pasado 23 de mayo a un colegio donde ya cuelga la bandera de España. TWITTER DE VOX MURCIA CIUDAD

El partido de ultraderecha Vox, en su patriotismo de bandera y pulsera, arrancó el pasado jueves la aprobación de una moción en el Ayuntamiento de Murcia para "la defensa y protección de los símbolos nacionales". Gracias a los necesarios votos del Partido Popular y de Ciudadanos, salió adelante una propuesta para que en todos los centros escolares del municipio "pueda escucharse el himno nacional en aquellos actos solemnes que la comunidad educativa considere, con el objetivo de darle la relevancia que merece". 

El texto inicial de Vox, que fue modificado, era más radical y pedía que se escuchara el himno español todos los días a la entrada de los alumnos a las aulas. Además, en la moción también se contempla que se garantice que en cada colegio del municipio murciano se coloque una bandera de España en un lugar visible de la fachada o del edificio y el retrato del rey Felipe VI en las clases. Tras su aprobación, el portavoz de Vox en la moción, José Ángel Antelo, se vanaglorió de que "hoy Murcia da un ejemplo al conjunto de España al convertirse en un modelo de respeto hacia los símbolos que nos representan y nos unen a todos".

Mario Gómez, vicealcalde de Cs en el gobierno local de Murcia, consideró que la moción es una mera "declaración de intenciones"

El texto recibió los votos en contra de PSOE y Unidas Podemos. Ciudadanos, sin embargo, votó a favor pese a que gobierna en coalición la ciudad junto a los socialistas tras la moción de censura en la que desbancaron al alcalde popular José Ballesta el pasado 25 de marzo. Mario Gómez, vicealcalde de Cs en el gobierno local de Murcia, consideró que la moción es una mera "declaración de intenciones".

Este lunes, esta moción ha recibido el aval del alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, que ha señalado que le parece "adecuado y correcto" que pueda sonar el himno nacional en las escuelas murcianas porque es un "símbolo constitucional" y no ha cerrado la puerta a que una moción similar se pueda debatir en el Ayuntamiento de la capital.  "¿Un símbolo constitucional recogido en la Constitución Española de 1978 es intervenir en la vida de los ciudadanos?", se ha preguntado de forma irónica Almeida.

Pero la verdadera cuestión es, ¿qué hay de factible en la moción aprobada en Murcia?, ¿es una propuesta capaz de hacerse realidad en el día a día de los centros educativos de la ciudad? Pues como diría el dicho: mucho ruido y pocas nueces.  

Para empezar, hay un hecho jurídico ineludible que despoja de toda competencia en materia de educación a las corporaciones locales, ya que son las Comunidades Autónomas las que poseen esa responsabilidad. Los Ayuntamientos no tienen nada que decir en cuanto a la organización académica, material y profesional de los centros educativos, siendo la Consejería de Educación la competente en la materia. Así se recoge en el título II de la Ley Orgánica 9/1992, de 23 de diciembre, de transferencia de competencias a Comunidades Autónomas que accedieron a la autonomía por la vía del artículo 143 de la Constitución. Sería en todo caso, dicha Consejería la que debe adaptar la normativa estatal al respecto.

En este punto, fuentes del Ministerio de Educación han afirmado a Público que "Educación no tendría que aprobar" nada al respecto ni en el caso de la primera propuesta de Vox de poner el himno todos los días ni en el caso del texto final en el que se deja solo el himno en los actos solemnes. Es decir, la decisión final recaería o bien en la comunidad educativa o bien en la Consejería de Educación. 

La moción que se aprobó excede por completo las competencias del Pleno municipal de Murcia

Por todo esto, la moción que se aprobó excede por completo las competencias del Pleno municipal de Murcia, por lo que no sería vinculante en ningún caso. Es más, la propuesta conllevaría un gasto económico importante que debería haberse reflejado en una memoria económica anexa, hecho que no se ha producido.

Acudiendo directamente a la ordenamiento jurídico sobre el himno nacional, su uso, regulación e interpretación está recogido en el Real Decreto 1560/1997, de 10 de octubre. Concretamente, el Artículo 2 establece las características técnicas y musicales, así como el tiempo de duración, 52 segundos para la versión completa y 27 para la breve. Mientras que es en el Artículo 3 donde se desarrolla cuándo procede interpretar el himno en cada una de las versiones.

En ningún caso hace mención a su reproducción en el ámbito educativo ni se contempla que el himno suene diariamente, ni con ocasión de ningún acto solemne en el centros escolares. Tan solo se contempla en el caso de que concurra algún hecho contemplado en el articulado como por ejemplo podría ser la presencia que el rey, la reina o el presidente del Gobierno acudieran a un centro educativo con motivo de la inauguración del curso académico o por algún otro motivo en acto oficial.

Aparcando el himno, otro de los puntos de la moción pedía que "en las escuelas públicas de la capital luzca la bandera nacional, preferiblemente en la entrada a dichas instalaciones o en un lugar visible". Una petición que Vox lanza cuando la realidad ya le da la razón y es que la bandera de España ya figura en muchos centros educativos de la Región junto a la de la Comunidad Autónoma y a la de la UE. Así se puede observar, por ejemplo, en una fotografía que se hizo el concejal de Vox, José Palma, en un colegio público de la ciudad el día de antes de reflejar la moción.

La FAPA: "Es un debate hueco"

Carmen Morillas, presidenta de la FAPA Giner de los Ríos: "Hay que legislar con una mirada puesta en la infancia y los partidos deberían apartar las políticas partidistas en educación"

La comunidad educativa prefiere ni entrar a valorar el fondo del asunto. "Es un debate hueco, un sinsentido", sostiene Carmen Morillas, presidenta de la FAPA Francisco Giner de los Ríos, que recuerda que las competencias municipales están muy claras en la legislación vigente. En conversación con Público, Morillas  considera que "de lo que se debe hablar y lo que se necesita es trabajar por el bien superior de los menores. Hay que legislar con una mirada puesta en la infancia y los partidos deberían apartar las políticas partidistas en educación".

"Hay multitud de temas en los que trabajar como reforzar los equipos de orientación, mejorar las infraestructuras educativas, hacer frente a la falta de rehabilitación de los centros educativos, trabajar por mejorar la nutrición en los centros... Incluso, hay centros en los que se está vulnerando el mismo derecho a la educación de los niños, algo que es gravísimo", denuncia Morillas.

Recuerda, además, que en muchos colegios ya se ponen diferentes canciones a la entrada de los niños, como puede ser la 5ª sinfonía de Beethoven o alguna otra canción que se esté trabajando en el centro en un momento determinado del curso. Por tanto, no entiende el objetivo de polemizar con este asunto, ya que "lo que hace es diluir el debate sobre otros temas mucho más importantes". "Esto se queda en otra ocurrencia más que solo quiere trascender en los medios de comunicación", finaliza. 

Así pues, la moción de Vox se queda en papel mojado, a no ser que el gobierno regional de Murcia, presidido por el popular Fernando López Miras, le haga el juego a la ultraderecha una vez más y entre a legislar en la materia.

Más noticias