Público
Público

Feijóo programó 2 millones más en ayudas a dedo a los medios cuando ya había anunciado su candidatura al PP nacional

La Xunta destinó este año todavía bajo mandato del presidente popular cincuenta veces más fondos públicos para los medios en español que para los escritos íntegramente en gallego y críticos con su acción de gobierno.

21/9/22 Feijóo, el pasado día 16 en Murcia.
Feijóo, el pasado día 16 en Murcia. Edu Botella / Europa Press

Alberto Núñez Feijóo dejó programado un gasto de 2 millones de euros en ayudas a los medios de comunicación de Galicia una semana después de anunciar que dejaría la Xunta y sólo dos antes de presentar su candidatura a presidir el PP nacional.

Así figura en una resolución de la Secretaría Xeral de Medios, que dependía directamente de él, firmada el pasado 7 de marzo y en la que se aprueban las bases para la concesión de ayudas a empresas periodísticas y de radiodifusión para el año 2022.

Feijóo anunció su intención de relevar a Pablo Casado el 2 de marzo, y formalizó su candidatura el 9 de ese mes. Fue elegido presidente del PP el 2 de abril y dejó la Xunta cuatro semanas después, aunque siguió en funciones al frente del Ejecutivo gallego hasta el pasado 14 de mayo.

Las ayudas están destinadas a empresas cuya "actividad informativa" esté "orientada a alentar la defensa de la identidad de Galicia, la promoción de sus valores, la normalización de la lengua y al defensa de su cultura". Se programaron 1.255.000 euros para diarios en papel, 455.377 euros para periódicos en formato digital y otros 266.400 euros para emisoras privadas de radio. En total, 1.976.777 euros.

Esas subvenciones contrastan con las concedidas a las publicaciones periódicas escritas íntegramente en gallego, la mayoría críticas con los Gobiernos de Feijóo y que para este año no pasarán de 40.000 euros en total, es decir casi cincuenta veces menos de lo que recibirán los medios que difunden información en español.

A pesar de que el gallego es la lengua oficial de la Xunta y de que el Estatuto de Galicia establece expresamente en su artículo 5 que compete al Ejecutivo autonómico "potenciar la utilización del gallego en todos los órdenes de la vida pública, cultural e informativa", a los medios en español sólo se les exige un uso del 10% de gallego en sus informaciones para acceder a esas ayudas millonarias en el caso de digitales y papel, y un 50% a las emisoras de radio, aunque el porcentaje sólo se aplica a las desconexiones territoriales cuando forman parte de cadenas de ámbito estatal.

En ediciones anteriores de estas mismas subvenciones, las mismas empresas que tiraban un periódico en papel cuyo contenido vuelcan también en la web pudieron beneficiarse de ambas líneas de ayuda, a la que, en su caso, sumaron la obtenida por su emisora de radio. Dado que el presupuesto a distribuir en las tres partidas (prensa escrita, digitales y radios) y los criterios de reparto son los mismos, es previsible que este ejercicio los beneficiarios lo sean también, y las cantidades, similares a las de 2021.

Más de 900.000 euros para "La Voz de Galicia"

Las empresas vinculadas a La Voz de Galicia, propiedad del editor coruñés Santiago Rey, se llevaron el año pasado el 45,6% del dinero a través del diario (584.723,50 euros); su web (298.320,24 euros) y su emisora, Radiovoz (19.520,24 euros). Mas de 902.000 euros.

20/6/22 Feijóo y Santiago Rey, editor de La Voz de Galicia, que se llevó 15,8 millones en ayudas a dedo de la Xunta cuando el primero era su presidente
Feijóo y Santiago Rey, editor de La Voz de Galicia, que se llevó 15,8 millones en ayudas a dedo de la Xunta cuando el primero era su presidente. Xunta

El grupo Prensa Ibérica, presidido por Javier Moll, se llevó el 17,6% (347.553,47 euros entre sus diarios Faro de Vigo y La Opinión de A Coruña y sus respectivas webs); Blanca García Montenegro, editora de El Progreso de Lugo y Diario de Pontevedra y sus páginas en Internet, el 13% (253.968,78 euros); y la familia Outeiriño, propietaria de las editoras de La Región de Ourense y Atlántico Diario de Vigo y sus versiones on line, el 9% (180.771 euros).

Del resto del dinero, la mayor beneficiada, con 91.978 euros, fue la cadena SER a través de sus cinco emisoras asociadas en Galicia, de las que Radio Coruña, propiedad de la familia Gómez Hervada, obtuvo 41.724,54 euros. A la SER le siguen Radio Popular SA, propietaria de las emisoras gallegas de COPE (72.093 euros) y Uniprex, dueña de Onda Cero, con 55.413,75 euros.

El constructor y empresario del juego José Collazo, propietario de Editoria La Capital, se llevó 32.939,93 euros a través de El Ideal Gallego (A Coruña), Diario de Ferrol y Diario de Arousa. Muy alejadas de esas cantidades quedaron Virtual Vedra Comunicación, que publica el digital Pontevedra Viva; Sermos Diario, empresa editora en papel de Nós Diario y que sólo obtuvo 4.567,76 euros por su versión on line, y Europa Press Delegaciones, con 2.014,85 euros. Otros digitales como Galicia Confidencial, Praza Pública y Galicia Press, también independientes y, como los dos anteriores, con líneas editoriales no afines a la acción política de Feijóo, no obtuvieron cantidad alguna.

Excluido el único diario en gallego

Uno de los medios más críticos con el reparto de las ayudas es Nós Diario, el único de Galicia en gallego y que ha presentado dos recursos contencioso-administrativos ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia tras ser excluido durante dos años seguidos de las subvenciones a periódicos de papel.

Nós Diario está registrado como periódico en la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), la empresa encargada del control de la tirada y difusión de los medios escritos en el Estado, y en cuyo registro debe figurar cualquier diario que quiera acceder a las ayudas de la Xunta.

Para considerar que una publicación es un periódico, la OJD exige que se publique al menos cuatro días a la semana, y Nós Diario se distribuye cinco días, de martes a sábado. Pero la Xunta le ha denegado las ayudas alegando que no lo es, a pesar de que la convocatoria no contiene ninguna indicación al respecto y sólo exige, expresamente, que los medios estén incluidos "en el Estudio General de Medios elaborado por la Asociación para Investigación de Medios de Comunicación (AIM) o en el informe de la OJD". 

"Estamos en ambos", recuerda María Obelleiro, su directora, quien explica que el sisema de ayudas de la Xunta pretende "comprar y amansar a los medios gallegos" y que "explica en buena medida las mayorías absolutas de Feijóo" en la comunidad.

"La decisión de excluirnos es una decisión ideológica", afirma la directora de Nós Diario, quien recuerda además que, frente al enorme gasto en publicidad institucional que hace la Xunta en los medios afines a través de agencias de publicidad, su medio sólo recibe dos inserciones al año: el 17 de mayo, Día das Letras Galegas, y el 25 de julio, Día Nacional de Galicia.

19/5/22  Feijóo, en el Parlamento de Galicia entre Mar Sánchez Sierra, directora de Comunicación del PP y ex secretaria de Medios de la Xunta; y Álvaro Pérez López, ex secretario xeral de Presidencia.
Feijóo, en el Parlamento de Galicia entre Mar Sánchez Sierra, directora de Comunicación del PP y ex secretaria de Medios de la Xunta; y Álvaro Pérez López, ex secretario xeral de Presidencia, en una foto de archivo. Álvaro Ballesteros / Europa Press

La secretaria xeral de Medios que firmó la convocatoria de las subvenciones de la Xunta para 2022 el pasado mes de marzo es Mar Sánchez Sierra, actual secretaria de Comunicación de la ejecutiva del líder popular. Feijóo decretó su cese menos de dos meses después de firmar las ayudas, para llevársela con parte de su equipo a Madrid tras ser elegido presidente del PP.

Las subvenciones directas son uno de los instrumentos mediante los que la Xunta financia a los medios de comunicación gallegos y del resto del Estado, que se suman a lo que estas empresas obtienen también de la Administración autonómica mediante inserciones de publicidad institucional, programas para el fomento del gallego, compras de ejemplares para apoyar la lectura de prensa en los centros escolares, convenios a dedo suscritos por consellerías y entidades descentralizadas dependientes del Gobierno autonómico, así como ayudas a la promoción empresarial y exenciones fiscales a las que pueden optar las empresas periodísticas como cualquier otra sociedad mercantil.

Las ayudas directas de la Xunta  han sido denunciadas por la oposición como una herramienta para poner su línea editorial al servicio de los intereses del PP y de Feijóo, y de hecho sus críticas a su elevada cuantía y a los criterios de reparto son habituales en el Parlamento de Galicia.

Sólo entre ayudas a dedo y convenios opacos, no sometidos a las reglas de publicidad, transparencia, concurrencia y control que establece la normativa estatal de contratación pública, Feijóo repartió durante sus trece años de mandato cerca de 45 millones de euros entre los medios de comunicación gallegos.

El año pasado, La Voz de Galicia se llevó en ayudas directas cinco veces más que todo el presupuesto destinado en 2022 al sector editorial gallego para gastos de edición, distribución y comercialización de libros. El grupo Moll (Faro de Vigo y La Opinión) obtuvo una cantidad equivalente al presupuesto de subvenciones de la Axencia Galega de Industrias Culturais para financiar la programación de festivales de música clásica durante todo este año.

Además de esas ayudas directas programadas el pasado 7 de marzo, Feijóo aprobó más subvenciones a los medios cuando ya sabía que iba a dejar la Xunta para presidir el PP. Entre el 8 y el 10 de marzo repartió otros 315.000 euros entre los editores de los cinco grandes grupos que operan en la comunidad para comprar ejemplares de sus diarios y repartirlos en los centros escolares públicos y concertados. Entre el 2 y el y el 9 de mayo, cuando ya ejercía su cargo en funciones tras dimitir como presidente de la Xunta, asignó una partida de 1,25 millones repartida entre El País, El Mundo, ABC, La Razón, SER, COPE, Onda Cero, Antena 3 y 13TV.

Más noticias