Público
Público

Ingreso Mínimo Vital La derecha cuestiona la necesidad de una renta básica que sí defiende Guindos

Para los excompañeros de filas del ministro de economía este ingreso mínimo supone, sin embargo, el triunfo de "las tesis bolivarianas" de Pablo Iglesias en el Ejecutivo de coalición. Un argumento que comparten Vox y Ciudadanos.

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo, conversa con Pablo Casado en un acto del Fórum Europa. Luca Piergiovanni EFE
Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo, conversa con Pablo Casado en un acto del Fórum Europa. Luca Piergiovanni EFE

marta monforte

La crisis económica derivada del coronavirus ha tejido alianzas sorprendentes. El Gobierno de coalición ha dado el visto bueno definitivo al Ingreso Mínimo Vital (IMV) que se pondrá en marcha en el mes de mayo y del que se beneficiarán más de un millón de hogares, según han explicado fuentes del Palacio de la Moncloa. La decisión llega después de que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, estuviera peleando por aprobar una renta social con carácter de urgencia el consejo de ministros durante cuatro semanas.

Quien también defiende esta renda es el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, exministro de Economía durante la mayor parte del Gobierno de Mariano Rajoy, que defiende la necesidad de implantar una renta vital mínima, y de hacerlo de manera inmediata. Si bien es cierto que Guindos ha hecho hincapié en que esta medida ha de ser "claramente temporal" durante el tiempo que dure la crisis derivada del coronavirus y la medida planteada por el Gobierno será una prestación definitiva.

Iglesias insistió en la importancia de poner en marcha esta renta de inmediato para garantizar los ingresos de las personas más vulnerables ante la emergencia del coronavirus,  mientras otros ministros como el de Seguridad Social, José Luis Escrivá, abogaban por esperar "unos meses" para instaurar este ingreso mínimo universal de carácter estructural —que aparece recogido en el acuerdo de coalición— y no veían muy claro que se estableciera un ingreso "puente" para paliar los efectos de la crisis cuanto antes.

El exministro Luis de Guindos coincide con Iglesias: "Desde el punto de vista temporal nadie puede quedarse sin ingresos en este momento"

"Yo no entro en cuestiones políticas pero lo importante es que tendamos un puente para sobrepasar estas circunstancias", aseguró recientemente el exministro popular en una entrevista. Aunque Guindos dejó claro que una renta permanente de carácter estructural era una "cosa completamente distinta", señaló que "desde el punto de vista temporal" nadie podía quedarse "sin ingresos en este momento", coincidiendo, así, con la postura del líder de Unidas Podemos.

Para sus excompañeros de filas este ingreso mínimo supone, sin embargo, el triunfo de "las tesis bolivarianas" de Pablo Iglesias en el Ejecutivo de coalición. Desde el Partido Popular señalan que Casado está "dispuesto a dialogar" con Sánchez nuevas medidas económicas, siempre que deje de lado los postulados de Pablo Iglesias, incluido este ingreso mínimo vital. 

Durante la comparecencia de Escrivá ante la Comisión del ramo este miércoles en la que explicó algunos detalles de la medida —como que valorará la situación de los hogares, no la del individuo, y que será compatible con las ayudas de las comunidades autónomas—, la portavoz del PP en esta comisión, Pilar Marcos, acusó al Gobierno de lanzar "globos sonda" con el anuncio de estas ayudas. La diputada advirtió al ministro de que el lanzamiento de esta renta en próximas semanas puede llegar a "dificultar las negociaciones del Gobierno con la UE en su intento de mutualizar los costes" de la "destrucción" de España en esta crisis.

Vox se opone a la renta mínima  y la tilda de "comunista"

La formación ultraderechista ha trasladado oficialmente su oposición a la aplicación de la renta mínima y, al igual que el PP, ha  anticipado menos facilidad para emitir deuda y reticencias en la Unión Europea para negociar medidas como los llamados 'eurobonos', tras "la última victoria comunista", de Iglesias con el ingreso mínimo vital.

Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha criticado en una sucesión de mensajes de Twitter, el "clásico discurso bolivariano" de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y "cómo ha interiorizado el discurso 'podemita'" Por su parte, la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, también ha acusado  a Iglesias de imponer su "régimen totalitario".

Los ultraderechistas sostienen que los mercados confían menos en España tras la emergencia de la Covid y exponen en boca de su portavoz que "menos que van a confiar, inversores e instituciones", con esta renta, ya que "los progres" que, a su juicio, copan las instituciones internacionales son "socialdemócratas de salón con buenos sueldos y fotos de juventud vistiendo camisetas del Che Guevara", pero, abunda, "a la hora de la verdad, se han aclimatado a su nueva buena vida, y no quieren ver a los comunistas ni en pintura".

Arrimadas: "Con las ideas de Podemos no se va a ningún lado"

La 'receta' económica de la derecha para esta crisis es bajar o suprimir los impuestos, una propuesta "insostenible" según los expertos y que enfrenta el modelo liberal con el keynesiano. Ciudadanos se ha autoproclamado el partido 'liberal' por excelencia, pero ahora mismo evita posicionarse sobre la renta mínima. Su líder, Inés Arrimadas, al igual que PP y Vox, carga contra Iglesias y sostiene que "con las ideas de Podemos no se va a ningún lado".

"¿Cómo vas a aprobar una medida de tanto calado sin haberla explicado a nadie, con graves discrepancias dentro del Gobierno y sin haber hablado con los agentes sociales?", se pregunta la líder de Cs. Arrimadas sostiene que los acuerdos a los que se llegue con el Gobierno "no pueden servir" para que el líder de Unidas Podemos "de discursos castristas y bolivarianos". Sin embargo, preguntada por cuáles son las medidas propuestas por la formación morada que Cs no apoyaría, no concreta ninguna.

PP y Cs bloquearon hasta en 19 ocasiones la renta mínima

PP y Ciudadanos agotaron todos los mecanismos legales para que la renta mínima que proponían los sindicatos en 2017 se quedara en papel mojado al tener la mayoría en la Mesa del Cámara Baja. Después de prorrogar hasta 19 veces en un año el plazo de enmiendas de la proposición de ley aprobada en el Congreso, el el entonces partido de Gobierno, el PP, presentó una enmienda a la totalidad ante la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) —impulsada por CCOO y UGT y respaldada por 710.000 personas— de la que partía la proposición de ley.

La propuesta de los sindicatos era fijar una prestación de ingresos mínimos de 426 euros para personas sin empleo ni recursos. Los requisitos de los beneficiarios pasaban por tener entre 18 y 65 años, estar buscando trabajo, no percibir prestaciones por desempleo y no tener ingresos o ayudas que supongan una suma superior al 75% del salario mínimo establecido en cada momento.

La propuesta de Unidas Podemos son 500 euros, más 200 por persona mayor a cargo y 150 por hijo, aunque desde el Ejecutivo de coalición advierten de que todavía se tienen que acordar los pormenores. Lo que sí estiman que podrá haber algo más de un un millón de hogares beneficiarios, de los cuales aproximadamente un 10% serían familias monoparentales.

Más noticias de Política y Sociedad