Público
Público

Memoria Histórica: un pilar para Unidas Podemos y PSOE; un estorbo para PP y Vox 

Unidas Podemos es la única formación que incluye juzgar ante los tribunales a los responsables de la dictadura franquista que están vivos. Tanto PSOE como la candidatura de Iglesias recogen realizar un inventario del expolio franquista, aunque solo el segundo recoge su devolución. Vox y PP piden la derogación de la Ley de Memoria y niegan a las víctimas el derecho a la verdad, la justicia y la reparación. 

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Restos de cuerpos exhumados en la fosa común de Chillón (Ciudad Real) | ARMH

La ONU ha sido tajante en varias ocasiones respecto a cómo tiene que actuar España en materia de Memoria Histórica. A modo de resumen: juzgar a los responsables de la dictadura franquista o, en su defecto, extraditarlos a Argentina, donde se instruye la única causa penal que investiga los crímenes del franquismo; que el Estado asuma la responsabilidad de exhumar a las miles de personas que continúan en cunetas tras ser asesinadas por el régimen de Franco; un censo de víctimas de la represión franquista; resignificar el Valle de los Caídos; abrir los archivos; derogar las sentencias arbitrarias de la Justicia franquista; y aplicar un enfoque de género en la recuperación de la memoria. 

Las exigencias de la ONU han sido reiteradas y constantes. El actual Relator especial de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia y las garantías de no repetición, Fabián Salvioli, incidió en estos puntos en su reciente visita al Congreso de los Diputados: "España tiene que derogar la Ley de Amnistía, investigar, juzgar y condenar a los responsables franquistas", dijo nada más comenzar su intervención.

Pues bien. La pregunta ahora es pertinente. ¿Qué partidos recogen estas exigencias de la ONU para dar satisfacción al derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación y a las garantías de no repetición de las víctimas del franquismo?

- Unidas Podemos. Es el único partido a nivel estatal que incluye en su programa "llevar a los responsables [del franquismo] ante los tribunales" y "modificar la Ley de Amnistía para que se puedan juzgar los crímenes de lesa humanidad del fascismo". 

La candidatura liderada por Pablo Iglesias sigue la estela de lo exigido por la ONU e incluye también la anulación de los juicios del franquismo e, incluso, devolver "a sus legítimos titulares" los "bienes expoliados" por el franquismo. Eso sí, en el programa de Unidas Podemos no hay ninguna mención a un "enfoque de género", tal y como pidió Fabián Salvioli en el Congreso de los Diputados. 

- PSOE. Hace referencia a las mencionadas exigencias de la ONU y recoge un amplio catálogo de medidas para la recuperación de la memoria histórica y la reparación de las víctimas del franquismo. Así, los socialistas incluyen en su programa "una reforma integral de la Ley de Memoria Histórica" que hace referencia a "impulsar la búsqueda y exhumación de las personas desaparecidas"; "establecer un plan global de exhumación de fosas"; "crear un sistema de banco nacional de datos de ADN"; "declarar la nulidad de las sentencias dictadas por los tribunales de excepción franquistas"; "modificar el régimen legal del Valle de los Caídos"; "reconocer a las personas que sufrieron las incautaciones de bienes" y "garantizar el derecho de acceso a los archivos".

Los socialistas van, incluso, un poco más lejos y señalan en su programa su deseo de "declarar el 31 de octubre como día de recuerdo para todas las víctimas" y "declarar ilegales las asociaciones y fundaciones que públicamente inciten directa o indirectamente al odio o violencia contras las víctimas de la Guerra Civil Española y el franquismo". 

El PSOE, por tanto, dedica en su programa más espacio y medidas para la Memoria Histórica pero ignora de manera clara una de las exigencias de la ONU: derogar o modificar la Ley de Amnistía y juzgar a los criminales franquistas. En este sentido, los socialistas han rechazado modificar la Ley de Amnistía en varios ocasiones en el Congreso de los Diputados. Asimismo, tampoco hay ninguna referencia a un "enfoque de género" para analizar el pasado. 

Un estorbo para VOX y PP

Si para PSOE y Unidas Podemos la recuperación de la memoria histórica y la reparación de las víctimas de la represión franquista constituye un pilar para el asentamiento y desarrollo de la democracia que nació en 1978, para el Partido Popular y VOX la reparación de las víctimas del franquismo se muestra como un estorbo. De hecho, ambos partidos recogen una propuesta idéntica: derogar la Ley de Memoria Histórica. 

- PP. Propone sustituir la Ley de Memoria Histórica por una Ley de Concordia que permita "recuperar el espíritu de la Transición".

- VOX. El partido de Abascal, por su parte, simplemente pide su derogación. Lo hace con las siguientes palabras: "Ningún parlamento está legitimado para definir nuestro pasado, y menos excluyendo a los españoles que difieren de sus definiciones. No puede utilizarse el pasado para dividirnos, al contrario, hay que homenajear conjuntamente a todos los que, desde perspectivas históricas diferentes, lucharon por España". 

Ambos partidos muestran en su programa electoral su compromiso con "la memoria, verdad, dignidad y justicia de las víctimas del terrorismo" de ETA. Es decir, los partidos de Casado y Abascal niegan a las víctimas del franquismo los derechos que sí reconocen a las del terrorismo de ETA estableciendo una especie de víctimas de primera y víctimas de segunda: las que tienen derecho a la verdad y a la justicia y las que no. 

La incógnita de Cs

- Ciudadanos. El partido naranja sigue la misma línea que PP y Vox en la defensa de las víctimas de ETA y también se olvida de las víctimas del franquismo. Aunque ha sido toda una caja de sorpresas en cuanto a Memoria Histórica. En las elecciones de 2015 ni siquiera aparece la palabra "Memoria" en el programa electoral y su comportamiento en los diferentes parlamentos autonómicos y en el Congreso de los Diputados en este tiempo puede ser calificado de "veleta". Por ejemplo, votó a favor de la Proposición No de Ley de exhumar a Franco del Valle de los Caídos, pero después no apoyó la el proyecto de Pedro Sánchez para exhumar a Franco.

También votó a favor en la Comunidad de Madrid, junto a los socialistas y a Podemos, para que el Ejecutivo de la entonces presidenta Cristina Cifuentes desarrollara una Ley de Memoria autonómica. En Aragón, los naranjas apoyaron al Ejecutivo de Lambán (PSOE) para aprobar la Ley de Memoria autonómica junto a Podemos. Sin embargo, en Andalucía, forman parte del Ejecutivo del Partido Popular, que se comprometió con Vox a derogar la Ley de Memoria y sustituirla por una Ley de Concordia. 

En estas circunstancias, se hace difícil prever cuál será la línea que seguirá Ciudadanos en políticas de Memoria Histórica. El propio Albert Rivera se comprometió en El Intermedio (La Sexta) a que las víctimas del franquismo "tengan acceso a sus muertos". Sin embargo, cuando Rajoy era presidente, Ciudadanos votó en contra en la Mesa del Congreso a la toma en consideración de la propuesta del PSOE, que quería reformar la Ley de Memoria Histórica para que el Estado asumiera la responsabilidad de exhumar las fosas comunes.  

Más noticias en Política y Sociedad