Público
Público

PP Agenda económica de Casado: fuera impuestos

En su primera entrevista publicada como presidente del PP, Pablo Casado asegura que bajará los impuestos y aligerará el peso fiscal a las empresas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente del PP, Pablo Casado.
Archivo/EFE

La victoria de Pablo Casado en las inéditas primarias del PP ha situado al partido un paso más hacia la derecha. La nueva era que se abre en la formación popular  deja atrás el marianismo y consolida la incertidumbre ante una posible división interna. No obstante, lo único que se puede saber con certeza es que Casado va apostar por una vuelta a las esencias y a los viejos "valores". Así lo dejó ver en su discurso de candidatura y así lo ha plasmado en su primera entrevista publicada tras haber sido elegido nuevo líder del Partido Popular.

En una entrevista para La Información, Casado deja claro que su intención es virar el partido aún más hacia la derecha neoliberal. Rebajar impuestos, aligerar el peso fiscal de las empresas y eliminar algunos tributos, son las propuestas del nuevo presidente del PP.

Bajar los impuestos

"La economía se estimula con el dinero de los ciudadanos en su bolsillo, no con subvenciones"

En sus planes está tratar garantizar el sistema de pensiones, pero asegura que "está en contra de que sea a costa de subir los impuestos". 

"Ni subiría impuestos, ni pondría nuevos como pretende el actual Gobierno de Sánchez", apostilla. Además, propone una bajada de las cargas fiscales. "La economía se estimula con el dinero de los ciudadanos en su bolsillo, no con subvenciones", zanja.

Así mismo, el nuevo adalid de la derecha española desarrolla su idea de "revolución fiscal" en la que el IRPF y los impuestos de Sociedades se reducirían, mientras que los de Sucesiones y Donaciones quedarían suprimidos.

No a los complementos salariales

"Las políticas públicas deben impulsarse basándose en evidencias y no con ocurrencias por muy populistas que puedan sonar"

Casado también ha querido hablar de su hipotética política de empleo. Aunque no ha dejado nada claro si se atrevería a tocar la reforma laboral de Rajoy, si que ha rechazado por completo la idea de impulsar una Renta Básica o un complemento salarial para las clases trabajadoras.

"Las políticas públicas deben impulsarse basándose en evidencias y no con ocurrencias por muy populistas que puedan sonar", ha señalado.

En la entrevista, el nuevo líder popular también se ha mostrado abierto a tener una relación cercana con los grandes empresarios y con el resto de "agentes sociales", como sindicatos y "emprendedores".