Público
Público

PP Feminismo, Vox, Memoria Histórica, RTVE... las otras perlas de la senadora del PP Esther Muñoz

Este martes reprochó al Gobierno los quince millones de euros que destinará de su presupuesto a la Memoria Histórica para que se "desentierren unos huesos". No son las únicas palabras polémicas que quedan registradas durante sus intervenciones. 

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4

Esther Muñoz, durante la sesión en el Senado.-EFE

Para la senadora del PP por León, Esther Muñoz, que el Gobierno destine fondos para la Memoria Histórica es asignar dinero para "desenterrar unos huesos". Unas palabras que le costaron este martes abucheos por parte de los socialistas en el pleno de la Cámara Alta al Ministerio de Justicia y en las redes sociales.

En cuestiones de Memoria Histórica también ha mostrado el hartazgo que sentía al tratar esta cuestión “comisión tras comisión” y pedía “trabajar por los problemas reales de hoy en día”. Comparaba, además, la petición de una reparación a las víctimas de la Guerra Civil y la época franquista con la invasión napoleónica e instaba a reclamar lo mismo a otros países que estuvieron ocupando España durante siglos haciendo uso de la historia.

Sin embargo, la portavoz de la Comisión de Justicia del PP desde 2016 acumula otras polémicas en distintas intervenciones. El verano pasado Muñoz acusaba a la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, de manipulación y de “hacer un mitin político” usando la entidad pública y la calificaba de “irrespetuosa”.

El feminismo también ha sido sido un tema que ha tratado en más de una ocasión. Muñoz, que se declara feminista, considera que se están "criminalizando todo tipo de relaciones" y asegura que "no se defiende a las mujeres quitando  derechos a la mitad de la población". En una de sus intervenciones trató con frialdad el tema de la revocación de consentimiento en las relaciones sexuales: "Yo estoy con mi chico, empezamos a besarnos (le he dicho que sí expresamente y le he firmado un papel y hemos ido al notario)". ¿Qué pasa si le digo que no?", preguntaba. "¿Cómo tiene que ser esa revocación? Por escrito, notarial.."

A finales de 2018 durante una entrevista con Periodista Digital, aseguraba que Vox no era “un partido de extrema derecha ni fascista” y sin pelos en la lengua comparaba “el fascismo con lo que pasa en Catalunya”. La senadora del PP, en esa misma entrevista, mostraba su sorpresa al ver que sus intervenciones de “hacían virales” sin entender la causa exacta.

Las palabras de su última declaración en el pleno del Senado la ha llevado a pedir disculpas por no haberse "expresado bien" pero no por haber insultado a las víctimas como otros pedían. Reiteraba que su intención era reclamar al Gobierno que parara la exhumación de Franco.

Más noticias en Política y Sociedad