Público
Público

Protesta contra la monarquía La Fiscalía duda si hay delito en la pancarta contra el rey desplegada el 17-A

Activistas colgaron un gran cartel en el que se podía leer en inglés "el rey español no es bienvenido en los países catalanes".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

"The spanish king is not welcome in the Catalan Countries" ("el rey español no es bienvenido en los países catalanes")

La Fiscalía de la Audiencia Nacional estudia el alcance penal de la colocación de la pancarta contra el rey Felipe VI durante el aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), pero por el momento duda de que pueda ser constitutivo de un delito de odio.

El ministerio público tiene en su poder una serie de diligencias informativas remitidas por los Mossos d'Esquadra sobre la colocación de la pancarta el aniversario del 17A con el lema "The spanish king is not welcome in the Catalan Countries" ("el rey español no es bienvenido en los países catalanes"), según fuentes fiscales y de la Policía autonómica.

Aunque la Fiscalía está evaluando si puede existir algún tipo de infracción penal en esta actuación, las fuentes no se muestran convencidas de que pueda ser perseguida penalmente y en cualquier caso afirman que si fuese constitutivo de un delito de odio, la Audiencia Nacional no sería competente para investigarlo.

Aparte de a la Fiscalía, los Mossos también remitieron un oficio al Ayuntamiento de Barcelona para comunicarles los hechos.

Según ha adelantado este jueves el diario ABC, el jefe operativo de los Mossos esa madrugada ordenó retirar la pancarta, ubicada en la plaza de Catalunya de Barcelona, si bien el consejero de Interior, Miquel Buch, instó a los agentes a que la dejaran en el mismo sitio.

Minutos antes de que se iniciaran los actos de homenaje a las víctimas del 17A, los Mossos d'Esquadra alegaron en un comunicado que la competencia para instar a la retirada de la pancarta colgada por unos independentistas era del Ayuntamiento de Barcelona, ya que no suponía ningún riesgo para bienes ni personas.

Y recordaron que la instalación de una pancarta en un edificio está condicionada a la obtención del correspondiente permiso por parte del Ayuntamiento de Barcelona.

Ese mismo día por la tarde, horas después de que se hubiera llevado a cabo el homenaje a las víctimas, un grupo de independentistas descolgó la pancarta.