Público
Público
Únete a nosotros

PSOE y Podemos En Unidas Podemos hay diferentes posturas sobre la investidura, pero prevalecerá la unidad de voto

En el grupo confederal está clara la primera estrategia: intentar negociar el Gobierno de coalición. Pero, si esto no se consigue, hay diputados que están a favor de apoyar una investidura "gratis".

Publicidad
Media: 4
Votos: 8

Reunión del grupo confederal de Unidas Podemos en el Congreso / EFE/Emilio Naranjo

Unidas Podemos es un grupo con diferentes sensibilidades políticas y que en muchas ocasiones ha mostrado las diferencias que hay en él. Ahora también hay distintas opiniones sobre lo que deben hacer si no consiguen negociar una coalición con el PSOE para formar Gobierno.

Hay diputados de las organizaciones aliadas de Podemos que creen que se debería apoyar "gratis" una investidura de Pedro Sánchez. Sin embargo, prevalecerá la unidad de voto y en este debate, a día de hoy, ganan los que sólo quieren apoyar al candidato socialista si se negocia el Ejecutivo conjunto.

Todos los partidos del grupo coinciden en que si hay que ir a una repetición electoral no se puede ir después de haber roto  la unidad de voto. "El PSOE lo aprovecharía para ir contra nosotras en una campaña electoral", apunta una diputada a Público. "Tenemos que mostrar unidad porque sin un Gobierno de coalición no se garantiza estabilidad y no se puede ir a elecciones con el grupo dividido", indica otro parlamentario. 

Los dirigentes consultados también tienen claro que si vuelven a ir a elecciones lo harán otra vez bajo la fórmula de Unidas Podemos y se esperarían pocos cambios en las listas al Congreso y al Senado. Por esto no quieren mostrar un grupo roto aunque insisten en que, pese a que son conscientes de que hay muchas probabilidades de que se vuelva a votar el próximo 10-N, quieren intentar negociar hasta el último momento y evitar la repetición electoral. 

Yolanda Díaz: "Estamos de acuerdo en la estrategia. Fuimos con una única voz a la negociación"

Sobre esta unidad del grupo insistió la diputada de Galicia En Común Yolanda Díaz este mismo lunes: "Estamos de acuerdo en la estrategia que estamos llevando. Fuimos con una única voz a la negociación con el PSOE", explicó. También garantizó que continuaría la "unidad de acción". 

Esto mismo defendió En Comú Podem. El portavoz de los comuns en el Congreso, Jaume Asens, y la presidenta de CatECP en el Parlament, Jéssica Albiach, aseguraron que no se va a "tirar la toalla" y que intentarán negociar el Gobierno de coalición hasta el final. 

Asens hizo estas declaraciones después de que la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, dijera que el portavoz apostó por un gobierno de concentración en Catalunya. "Ha faltado a la verdad de forma ostensible", criticó.

"Si hubiera un cambio, sería conjunto"

Estas declaraciones tienen el objetivo de acallar "las presiones" que algunos diputados denuncian que hay sobre el grupo para que se abra una brecha y acaben apoyando la investidura sin coalición. De hecho, en el partido morado creen que esto fue lo que intentó el PSOE cuando contactó en la pasada investidura con Alberto Garzón para ofrecer el ministerio de Igualdad aunque el Coordinador General de IU no estuviera en el equipo negociador. 

Diputados de Podemos reconocen que hay cierto temor a que se repita lo que ocurrió en julio

Diputados cercanos a Iglesias reconocen que hay cierto temor a que se repita lo que ocurrió en julio. Ahora tienen más clara la necesidad de mostrar unión pero entonces En Comú Podem se planteó el pacto a la portuguesa e IU pidió a Podemos que aceptara investir a Sánchez sólo con un acuerdo programático. La relación entonces entre Garzón e Iglesias se tensó y el PCE, con Enrique Santiago al frente, medió entre los dos partidos. Ahora el entorno de Garzón apuesta públicamente de forma más clara por la coalición, aunque internamente continúa el debate. 

Según recoge Europa Press, una corriente del partido, la Coordinadora de militantes independientes de IU, pidió este lunes a  Garzón que no fuera "cómplice" de una repetición electoral y le acusó de ""mantener a la organización secuestrada y en silencio" ante el escenario de previsibles elecciones anticipadas, lo que es "una irresponsabilidad y un desprecio a la militancia".

Entre los diputados de IU no se comparte esta crítica tan dura con Garzón, pero sí hay varios parlamentarios de las organizaciones aliadas de Podemos que explican que, si por ellos fuera, aceptarían otras posibilidades. El argumento general de las fuentes consultadas es que sería mejor esta opción, aunque no sea la preferible, y que así evitarían que se les culpara de la responsabilidad de la repetición electoral. Pero esto lo explican insistiendo en que es más importante la unidad de voto. Si hubiera un cambio en el grupo confederal, sería "conjunto". "La unidad de acción ahora es negociar una coalición. Todos los pasos los haremos siguiendo la unidad del grupo", insiste otra de las diputadas.

Más noticias en Política y Sociedad