Público
Público

¿Cómo quedan Ceuta y Melilla en la nueva estrategia de la OTAN aprobada en Madrid?

Moncloa defiende que ha conseguido introducir un matiz en el concepto estratégico que despeja las posibles dudas sobre la protección de las ciudades autónomas. El Tratado de Washington no se modifica pero el documento introduce un posicionamiento que satisface al Gobierno de Pedro Sánchez.

Imagen tomada durante la primera jornada de la cumbre de la OTAN que ha comenzado este miércoles en el recinto de Ifema, en Madrid.
Imagen tomada durante la primera jornada de la cumbre de la OTAN que ha comenzado este miércoles en el recinto de Ifema, en Madrid. Rodrigo Jiménez / EFE

Uno de los objetivos del Gobierno de Pedro Sánchez en la cumbre de la OTAN que ha comenzado este miércoles en Madrid era incluir de alguna manera en la agenda a Ceuta y Melilla. Más allá de la relevancia que Moncloa quería darle al "flanco sur"  y a consagrar la instrumentalización de la migración como amenaza, la modificación del concepto de integridad territorial era una de las metas marcadas por el Ejecutivo. Ambos asuntos han satisfecho los intereses de España, según transmiten desde el entorno del presidente. No hay referencias concretas a las dos ciudades autónomas en ningún lado. Pero tampoco se esperaba que las hubiera. ¿Cuál es entonces la situación de ambos territorios tras esta cumbre?

Durante los días previos a la cumbre se favoreció un debate público, del que Moncloa dijo estar "sorprendido", respecto a la relación de la OTAN con Ceuta y Melilla. A ese debate contribuyó incluso el propio PSOE, cuyo portavoz Felipe Sicilia dijo en la sede de Ferraz que se iba a incluir por primera vez a Ceuta y Melilla bajo el paraguas de protección de la Alianza Atlántica. 

En el artículo 5 del acta fundacional de la OTAN, el Tratado de Washington, se establece la llamada cláusula de defensa colectiva. Este instrumento establece que si un país es atacado, lo es toda la alianza. Pero solo fue activado con los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU. 

Ceuta y Melilla no se encuentran amparadas de forma oficial por este escudo ya que el Tratado de Washington menciona solo a los territorios de Europa, América del Norte o zonas insulares que cubran del Atlántico al norte del Trópico de Cáncer, como es el caso de las Islas Canarias.

Fuentes aliadas aseguraban poco antes del inicio de la cumbre de Madrid que la inclusión de las dos ciudades autónomas en los territorios arropados por la cláusula de defensa colectiva no estaría sobre la mesa. Supondría abrir el mencionado Tratado de Washington un movimiento que se considera inconcebible en estos momentos. 

Pero desde el Gobierno de Sánchez han conseguido arrancar en el concepto estratégico un cambio de definición sobre la llamada integridad territorial. Según Moncloa así se despejan las posibles dudas jurídicas que hubiera. En uno de los párrafos, el texto señala que la OTAN tiene el propósito de "defender cada centímetro del territorio aliado, preservar la soberanía y la integridad territorial de todos los aliados".

El matiz, ya que antes se hablaba de "integridad territorial aliada", es importante para Moncloa. Porque así se deja claro que los aliados definen su integridad dentro de sus ordenamientos constitucionales. "Y Ceuta y Melilla forman claramente parte de España", apuntan. "Este matiz era relevante porque lo otro quedaba difuso", apuntan las fuentes consultadas.

El Gobierno de Sánchez está convencido de que si había dudas antes, aunque sostienen que no las tenían, ahora ya no las hay. Y ponen como ejemplo a la isla de Hawai, que tampoco entraría en las zonas que menciona el Tratado de Washington pero "nadie duda de que tienen la protección de la OTAN por ser parte de EEUU". 

El propio ministro de Exteriores, José Manuel Albares, lo explicó públicamente en declaraciones a los medios. "Lo que deja claro este concepto es que la OTAN defiende cada centímetro de todos los países sin excepción", dijo. "Nunca aparecen ciudades concretas en los documentos pero así se clarifica un debate que surgió un poco de la nada", añadió. 

Ceuta y Melilla han estado en el foco político durante los últimos meses, especialmente tras el "nuevo marco" de relaciones con Marruecos a raíz del giro de Sánchez sobre el Sáhara Occidental. El reino alauí ha tenido históricamente aspiraciones anexionistas sobre las dos ciudades y desde diferentes ámbitos políticos y mediáticos las denominan como "ciudades ocupadas".

En el documento conjunto firmado tras la reunión del presidente con el rey Mohamed VI no se mencionan explícitamente las ciudades españolas pero el Gobierno ha hecho mucho hincapié en que el acuerdo destaca el respeto a la "integridad territorial". Y esa protección sobre los dos territorios fue también visibilizada por el propio Sánchez en su visita a Ceuta, pocos días después de que se hiciera pública su carta al monarca marroquí. 

Más noticias