Público
Público

RTVE El Congreso aprueba a Rosa María Mateo como administradora única de RTVE

Tras la votación fallida del pasado miércoles, la Cámara Baja ha aprobado el nombramiento de Mateo con 180 votos a favor. Así se cierra el caótico proceso de renovación de RTVE hasta que se elija la nueva dirección por concurso público.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 8

Rosa María Mateo, en una imagen de archivo de 2008. EFE

El Congreso ha aprobado el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora única de RTVE. Tras la votación fallida del pasado miércoles, el Gobierno ha conseguido contar con 180 votos. Así se cierra el caótico proceso de renovación de la dirección del ente público hasta que comience la nueva elección que se realizará por concurso público.

Aunque todos los partidos que llevaron a Pedro Sánchez a la Moncloa habían anunciado que votarían a favor de Mateo, se albergaban dudas sobre los votos después de que la dirección liderada por Tomás Fernando Flores no contara con los apoyos suficientes. Sin embargo, esta vez sí ha salido adelante el nombramiento. El Congreso ha emitido 312 votos: 180 a favor, 131 en contra y un voto en nulo. Para su nombramiento, necesitaba contar con 176 votos. 

Se prevé que el mandato de Mateo como administradora única sólo dure dos o tres meses, ya que el concurso público para elegir a la nueva dirección está en marcha. El pasado 21 de julio se publicó la norma en el Boletín Oficial de las Cortes Generales. Hasta el próximo lunes, está abierto el plazo para que los candidatos a dirigir el ente público presenten sus solicitudes en el Registro del Congreso de los Diputados o del Senado.

El nombramiento de Mateo es provisional, hasta que se elija la nueva dirección por concurso público

Mateo fue la propuesta del Gobierno como administradora única después de que Podemos rechazara apoyar como candidato a este cargo a Fernando Flores. Mateo es una veterana presentadora de RTVE, un rostro informativo de la etapa de la Transición y que estuvo frente a las cámaras de televisión hasta bien entrada la década de los 90.

Según el decreto del Gobierno aprobado en junio, la administradora provisional única ostentará las funciones del Consejo y del presidente de la corporación y se encargará de su administración y representación hasta que se produzcan los nombramientos de los consejeros mediante concurso público.

En la primera votación no dieron los números. Necesitaban contar con dos tercios de votos a favor y sólo consiguió 168 votos. Menos, incluso, de los que se esperaban para hoy. El pleno de este viernes se convocó como segunda votación, y esta vez necesitaban la mayoría absoluta para que se aprobara su nombramiento. 

Los socialistas, desde el momento en el que anunciaron su propuesta, aseguraron a los medios de comunicación que Mateo contaba con el apoyo suficiente para salir nombrada.