Público
Público

Transporte público Críticas a la Comunidad por las aglomeraciones en el Metro de Madrid

Imágenes de andenes y vagones llenos en los que no es posible mantener la distancia de seguridad inundan las redes sociales.

Aglomeraciones en el Metro de Madrid | EFE
Aglomeraciones en el Metro de Madrid | Twitter

público

Vagones y andenes llenos en los que no es posible respetar la distancia de seguridad. Es la principal queja de los usuarios del Metro de Madrid y que han avivado de nuevo las críticas contra el Gobierno de la Comunidad presidido por Isabel Díaz Ayuso.

Las imágenes en las que se repite la misma escena de pasajeros prácticamente amontonados en los trenes copan las redes sociales en estos primeros días del mes de agosto en el que continúan creciendo los casos de coronavirus y los rebrotes de la enfermedad en la región.

Este jueves, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, aseguró que la epidemia en Madrid "está en fase de ascenso". La Comunidad de Madrid está teniendo un "ritmo creciente de notificaciones" de casos de la covid-19 en los últimos días, convirtiéndose en "una de las comunidades autónomas" que más casos está registrando, puntualizó.

A pesar de las aglomeraciones en el suburbano, el Consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, insistió este miércoles en la Cadena Ser en que no hay constancia de "ningún brote" en el metro de Madrid.

Los viajeros que han volcado sus críticas en internet, denuncian que las frecuencias demasiado altas (entre ocho y 12 minutos en algunas líneas, según revelan), no ayudan a que las aglomeraciones se disipen. Estos hechos hacen que los usuarios pongan en cuestión la gestión del Ejecutivo madrileño. 

Así, muchos de los pasajeros han afeado al Gobierno su preocupación por los casos importados a través de Barajas y su caso omiso a la situación del suburbano. 

Mientras, La Comunidad de Madrid ha reconocido que ha tenido "dificultad" para "cubrir los puestos ofertados" de rastreadores y por ello solo ha contratado a 11 médicos especialistas en Medicina preventiva y Salud Pública, y a 21 profesionales de enfermería, lo que es menos de la mitad del número de puestos ofertados.

Más noticias de Política y Sociedad