Público
Público

Venta de armas a Arabia Saudí Una delegación de Arabia Saudí visita las instalaciones de Navantia en Cádiz

El contrato con Arabia para la compra de cinco corbetas es el mayor de la empresa española para un cliente extranjero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un operario en las instalaciones de Navantia en Puerto Real (Cádiz). (ROMÁN RÍOS | EFE)

Navantia es una de las empresas españolas que más intereses comerciales tiene con Arabia Saudí gracias al contrato para la construcción de cinco corbetas, una operación que alcanza los 1.800 millones de euros y que representa la mayor de la historia de los astilleros públicos con un cliente extranjero.

Una delegación saudí está de visita en España precisamente para continuar la tramitación de la construcción de las cinco corbetas.

El contrato, que fue firmado con el Gobierno de Arabia Saudí el pasado mes de julio, se estuvo negociando desde el año 2015 y supondrá una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas para los astilleros de Bahía de Cádiz, Ría de Ferrol y Cartagena, y su industria auxiliar.

De hecho, la compañía ya señaló que este contrato es "clave" para garantizar la actividad de trabajo de Navantia, principalmente en sus astilleros de Bahía de Cádiz.

En concreto, se calcula que durante cinco años se generarán anualmente cerca de 6.000 puestos de trabajo directos e indirectos. De ellos, más de 1.100 serán empleos directos, más de 1.800 empleos de la Industria Auxiliar de Navantia y más de 3.000 indirectos generados por otros suministradores, según los datos de la compañía.

De acuerdo con el calendario previsto, el programa arrancaría a finales de 2018, de forma que el último buque se entregue en el año 2022. Además, en virtud del contrato, Navantia será responsable del apoyo al mantenimiento durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales.

Navantia sostiene que este contrato permitirá consolidar internacionalmente a la compañía y, en especial, a este producto con un sistema de combate propio, que puede satisfacer las necesidades de otros potenciales clientes en la región y en otros mercados de interés.

Más noticias en Política y Sociedad